ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Un Martes Con Mi Viejo Profesor


Enviado por   •  25 de Febrero de 2013  •  2.977 Palabras (12 Páginas)  •  516 Visitas

Página 1 de 12

EL PLAN DE ESTUDIOS

Mi viejo profesor dice Mitch impartió la última asignatura de su vida dando una clase semanal en su casa, junto a una ventana de su despacho, desde un lugar en donde podía contemplar cómo se despojaba de sus hojas rosadas un pequeño hibisco. Su clase era los martes, comenzaba despues del desayuno que compartían ambos la asignatura era el sentido de la vida, la impartía a partir de su propia experiencia

No se daban calificaciones, pero habíaexámenes orales cada semana. El alumno debía responder a varias preguntas y debía formularotras por su cuenta, tambiéndebía realizar tareas físicas de vez en cuando, tales como levantar la cabeza del catedrático para dejarlas en unapostura cómoda sobre la almohada, o calarle bien los lentes en la nariz. Si le daba un beso de despedida, ganaba puntos adicionales

No se necesitaba ningún libro, pero se cubrían muchos temas, entre ellos el amor, el trabajo, la comunidad, la familia, la vejez, el perdón y por último la muerte, la últimalección fue breve, apenas unas pocas palabras, en lugar de ceremonia de graduación se celebraron un funeral.

Aunque no hubo examen final, el alumno deberíapreparar un largo trabajo sobre lo que había aprendido.

En las clases de la última asignatura de la vida de mi viejo profesor solo había un alumno.

A finales de la primavera de 1979 una húmeda tarde de sábado, somos centenares y sentados uno junto lado al lado, en filas de sillas plegables de madera en el prado principal del campus.

El profesor hombre pequeño que camina a pasitos, como si en cualquier momento la ráfaga de un fuerte viento pudiera arrastrarlo hasta las nubes. Tiene los ojos de un color azul verdoso,chispeantes, el cabello, plateado , le cae sobre la frente; tiene orejas grandes , nariz triangular y unas matas de canosas cejas , aunque tiene ya los dientes torcidos y los inferiores están inclinados hacia atrás.

EL PROGRAMA DE LA SIGNATURA

Le llego su sentencia de muerte en el verano de 1994. Morrie supo mucho antes que algo malo se le venía encima. Lo supo el día en que dejo de bailar. El viejo profesor había sido siempre bailarín, solía ir todos los miércoles por la noche a una iglesia que está en la plaza Harvard para asistir al año que llaman “ baile gratis”. Seretorcía y giraba agitando los brazos como un director de orquesta.

Cuandotenía sesenta y tantos años empezó a sufrir asma,respiraba con dificultad, un día caminando por la orilla del rio charles, una ráfaga de aire friolo dejo sin respiración n. lo llevaron de urgencia al hospital y le inyectaron cortisona.

Añosmás tarde empezó a costarle trabajo caminar, en la fiesta de cumpleaños de un amigo tropezó sin razón aparente.

Empezó a consultar médicos a muchos, le hicieron análisis de sangre, el informe de laboratorio indicaba la existencia de un problema neurológico, y sometieron a Morrie a una nueva serie de pruebas.

Por fin un caluroso y húmedo día de agosto de 1994 Morrie y su esposa Charlotte, fueron al consultorio del neurológico, Morrietenía esclereosis lateral amiotrofica (ELA)

Sepasó casi dos horas con Morrie y con Charlotte contestando con paciencia a sus preguntas.

La enfermedad se iba apoderando de eldía a día, semana a semana. Una mañana intento sacar el coche del garaje y apenas logro pisar los frenos, así dejo de conducir, tropezaba constantemente por lo que se tuvo que comprar un bastón.

En otoño de 1994 regreso a dar clases, entro cojeando al aula que había sido su hogar durante más de 30 años.

Amigos sé que todos están aquí para la clase de psicología social, esta vez puedo decir que corren un riesgo al cursar esta materia, pues padezco una enfermedad mortal “quizá no viva al final del semestre” y si desean anular su matrícula en esta asignatura lo comprenderé” sonrió y así dejo de guardar su secreto

La ELA es como una vela encendida te funde los nervios y te deja el cuerpo como un montón de cera, suele empezar por las piernas y va subiendo pierdes el control de los músculos y después de los muslos, de manera que ya no eres capaz de mantenerte en pie, pierdes el control de los músculos del tronco de modo que ya no eres capaz de mantenerte sentado y erguido.

Al final si sigues vivo respiras por un tuvo que te pasa por un agujero en la garganta, mientras tu alma, despierta por completo, vive presa en una flácida cascara, capaz quizá de pestañear o de chascar la lengua como en una película de ciencia ficción, el hombre congelado dentro de su propia carne .Esto no tarda más de cinco años en llegar a partir del día en que se contrae la enfermedad, los médicos solo le calcularon a Morrie dos años.

Pero el profesor ya había tomado una decisión “voy aconsumirme y a desaparecer, o voy a sacar el mejor provecho posible del tiempo que me queda”. Él no estaba dispuesto a dejarse morir no estaba dispuesto a avergonzarse de morir. Pensó que el podía ser materia de investigación, un libro de texto humano, estúdienme en mi lento y paciente fallecimiento observen lo que pasa aprendan conmigo. El semestre transcurrió con rapidez el número de pastillas aumento y la terapia ya era una rutina. A la casa de Morrie acudían enfermeros todo el tiempo para aliviar su rigidez.

Un día caminando con su bastón resbalo y cayó, el bastón tuvo que ser sustituido por una andadera, sus amigos lo visitaban, le llamaban por teléfono, le compartían sus problemas pues Morrie había sabido siempre escuchar.

Un domingo por la tarde se reunióncon amigos y familiares para celebrar un funeral en vida, todos tomaron la palabra y rindieron homenaje al viejo profesor, el rio y lloro con ellos.

EL ALUMNO

Un alumno, del viejo profesor quien estudio periodismo y su primer trabajo fue de periodista deportivo trabajo en diversos lugares desde nueva york hasta florida , y también escribía libros de deportes, hacia programas de radio y de vez en cuando salía en televisión era un hombre totalmente exitoso hasta que un día por descuido vio a su antiguo profesor en la televisión pues gravaban un programa fuera de su casa, el ya usaba silla de ruedas permanente, había empezado a toser cuando comía y masticar para él era una penosa tarea, ya tenía muertas las piernas.

Morrie se había convertido en un pararrayos de ideas escribía pensamientos filosóficos:

”Acepta lo que eres capaz de hacer y lo que no eres capaz de hacer”

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (16.8 Kb)  
Leer 11 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com