ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ANALISIS DEL GASTO PÚBLICO


Enviado por   •  8 de Marzo de 2012  •  3.231 Palabras (13 Páginas)  •  771 Visitas

Página 1 de 13

BENEMERITA UNIVERSIDAD AUTONOMA DE PUEBLA

MATERIA: GASTO PÚBLICO

ANALISIS DEL GASTO PÚBLICO

12 DE MAYO DE 2010

INTRODUCCION:

Con el fin de simplificar el análisis, las autoridades deciden la forma en que se distribuirán los recursos financieros en dos grandes apartados, Gasto Corriente y Obra Pública. En promedio, durante el periodo de 1989 al año 2008, el Estado de Puebla destina entre 94% y 78% del total de sus recursos hacia estos dos grandes apartados.

El Gasto Corriente considera los rubros siguientes: el pago por servicios personales (sueldos y salarios, honorario, etc.); gasto por consumo de materiales y suministros (papelería, equipo de cómputo, etc.), y; gasto por servicios generales o servicios prestados por terceros.

Lo que se denomina como Obra Pública considera lo siguientes aspectos: adquisición de bienes muebles e inmuebles; obras públicas y acciones sociales, y; transferencias del Ayuntamiento hacia Juntas Auxiliares.

Ahora bien, el Gasto Corriente se considera como un gasto que directamente no contribuye a proveer el bien Obra Pública. Aunque parte del Gasto Corriente permite solventar costos generados por ofertar cierta cantidad de servicios públicos, piense en el servicio de recolección de desechos sólidos y mantenimiento del alumbrado público, que para su funcionamiento debe contratarse factor humano. Esas consideraciones no son argumento suficiente para justificar los elevados salarios percibidos, tanto por funcionarios como autoridades estatales.

En este sentido, el objetivo del siguiente trabajo consiste en aproximarnos a un análisis de cuáles han sido las respuestas institucionales que se le han dado a las funciones del gasto público, Gasto corriente y gasto de capital.

Los últimos meses han sido de mucha turbulencia para la economía mundial, y específicamente lo ha sido también para nuestro país; pues se ha ido desde la discusión por llegar a consensos con relación a los costos de la crisis y su duración, hasta las constantes declaraciones de nuestras autoridades económicas encaminadas a tratar de justificar los mecanismos aplicados para superar esta fase recesiva.

SITUACION ECONOMICA:

Deuda Pública

El prudente manejo de la deuda es otra de las fortalezas crediticias del estado. A diciembre de 2008, el saldo de su deuda directa ascendió a 3,350 millones (mdp) o un moderado 22% de los ingresos discrecionales, en tanto que su servicio de deuda –pago de capital e intereses- equivalió al 3.3% de dichos ingresos. Este relativamente bajo servicio de deuda refleja las condiciones de pago más favorables, producto del refinanciamiento llevado a cabo en el segundo semestre de 2008, que incluyó la extensión del periodo de gracia para el pago del capital de 2008 a 2011 y que también amplió el plazo de vencimiento de 2011 a 2033 para la mayor parte de su deuda. El crédito está garantizado a través de un fideicomiso al que se afectan el 6.5% de las participaciones federales que recibe el estado. Durante los próximos dos años, Puebla podría contratar deuda adicional para inversión en infraestructura, aunque a la fecha la administración no ha definido el monto.

Como en años anteriores, el estado garantizó deuda a algunos de sus municipios y organismos descentralizados por un monto de 2,293.4 millones (mdp) a diciembre de 2008. De este monto, el 73% corresponde a la deuda garantizada al Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Puebla (SOAPAP). Si bien el estado transfiere cada año recursos por aproximadamente 120 millones (mdp) al organismo, este último es quien, directamente, hace frente a sus obligaciones financieras, sin que a la fecha haya sido necesario que el estado desembolse recursos para cubrir la deuda del organismo. No esperamos que esta situación cambie en el mediano plazo.

Las prácticas financieras de Puebla continúan siendo un factor positivo. La administración estatal ( 2004-2010) logró en 2008 un refinanciamiento de la deuda estatal que le otorgó mejores términos de pago, bajo el que se extendió el periodo de gracia para el pago del capital al 2011.

A pesar de que la economía del estado ha crecido por arriba del promedio nacional en los últimos años, los ingresos propios del estado son limitados con respecto a sus pares nacionales. A diciembre de 2008, los ingresos propios del estado, entre los cuales destaca el Impuesto Sobre Nómina (ISN) con 43% del total, representaron 5.5% de sus ingresos operativos, cifra que se compara desfavorablemente con el promedio de 7.7% de la media Nacional. Dada la estructura económica del estado, consideramos que el estado no logrará alcanzar el promedio nacional en el mediano plazo, lo cual continuará limitando su flexibilidad por el lado del ingreso.

Por el lado del gasto, la flexibilidad también es limitada, ya que Puebla enfrenta presiones permanentes de inversión en infraestructura, debido a que sus niveles de cobertura de servicio básicos son inferiores a la media nacional. Consideramos, sin embargo, que los actuales niveles de gasto de inversión del estado contribuirán a reducir paulatinamente las desigualdades regionales. En 2008, el gasto de inversión de Puebla fue equivalente al 18.6% de los gastos totales, lo cual se compara positivamente con el promedio de los estados en México que fue de 14.2% en el mismo año. Para 2009, esperamos que el estado registre un nivel de gasto de inversión en línea con el promedio nacional.

Economía

La economía del estado (5.3 millones de habitantes) ha mostrado un ritmo de crecimiento sostenido en los últimos años, reflejado en incrementos del Producto Interno Bruto (PIB) estatal por arriba del promedio nacional, así como en flujos importantes de inversión extranjera. En 2006, su aportación al PIB nacional fue de 3.56%, lo que lo ubicó en el séptimo lugar entre las 31 entidades federativas. La economía de Puebla gira alrededor de un sólido sector manufacturero (cerca de 25% del PIB), en el que la planta de ensamble de Volkswagen es una de las más representativas e importantes, y un sector comercial y de servicios también importante (30% combinados). Ambos sectores están altamente concentrados en la capital del Estado. Esta distribución de riqueza desigual limita el crecimiento potencial de los ingresos propios del estado y genera retos importantes en la provisión de servicios a las zonas menos pobladas fuera de la capital. El PIB del estado ha crecido en los últimos años, aunque

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (21.3 Kb)  
Leer 12 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com