ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Estrategias Para Solucionar Los Problemas De Aprendizaje


Enviado por   •  11 de Mayo de 2012  •  2.668 Palabras (11 Páginas)  •  2.539 Visitas

Página 1 de 11

Nadie está condenado a repetir

los errores de una educación

defectuosa.

F. Savater

ESTRATEGIAS PARA SOLUCIONAR PROBLEMAS EN EL APRENDIZAJE.

APROXIMACIONES TEÓRICAS

Los problemas en el aprendizaje son mucho más frecuentes de lo que suponemos, pues toda construcción teórica que elaboremos, en ningún caso sustituirán los hechos. Lo único que podemos hacer es mejorar su calidad para poder tener una mejor comprensión de los hechos, objetos, fenómenos y acontecimientos con los cuales nos relacionamos.

En ese contexto, resulta hasta cierto punto utópico poder solucionar dichos problemas, ya que involucran y nos remiten a un tema mucho más profundo: el problema del conocimiento. Como este asunto ya excede los linderos de las Intervenciones Psicopedagógicas como se plantea en esta convocatoria, me limitaré a abordar los Problemas en el aprendizaje que confrontamos a diario en nuestras instituciones. Ya que no podemos solucionarlos en su complejidad, lo que sí podemos hacer es atenderlos, con la esperanza de revertir su tendencia negativa y orientarlos adecuadamente para que nuestros alumnos logren un desarrollo académico y personal deseable (Martel, 2007).

Entendemos que nos encontramos frente a un problema en el aprendizaje cada vez que alguno de nuestros alumnos no logra alcanzar los objetivos o las competencias que nos hemos propuesto en una determinada asignatura. Cuando esto se produce, deseamos atender esta falencia de inmediato; y para esto, deseamos conocer su naturaleza y los factores que intervienen con la finalidad de modificarlas de modo que no afecten el proceso educativo del niño y no limiten su desarrollo personal.

LOS PROBLEMAS EN EL APRENDIZAJE.

Los factores que intervienen son diversos, unos relacionados con el propio organismo del niño, y otros asociados a la influencia medioambiental. Esto no quiere decir que ambos factores actúen autónomamente; más bien, entre ambos existe una relación de interdependencia recíproca. En muy pocos casos, aproximadamente el 15% de ellos, los factores biológicos se presentan como determinantes de los problemas en el aprendizaje, los mismos que se encuentran asociados a disfunciones orgánicas, neuronales, severas carencias nutricionales, etc. La atención de estos casos severos, cuyo compromiso orgánico impide su recuperación académica, existe a través de la Educación Especial, con adaptaciones curriculares y una atención a la diversidad mayores que aquellas necesarias para los alumnos dentro de los supuestos normales. Por lo tanto, en adelante, nos referiremos a estos últimos (Condemarín, 1984).

LA FALTA DE ATENCIÓN

Este es uno de los primeros indicadores que anuncia la presencia de algún problema en el aprendizaje. Es un error suponer que tal falta de atención se deba únicamente a la presencia de algún factor específico; en realidad, se trata de casos multivariados, ya que las causas que la originan no se presentan aisladas, más bien, se encuentran asociadas a otras más, por lo que se presentan en conjunto. Sin embargo, podemos identificarlas con la finalidad de mejorar la comprensión de los problemas en el aprendizaje.

NIÑOS PREMATUROS

Una de las primeras causas de la falta de atención se debe al prematuro inicio de la escolaridad. Según Mabel Condemarín (1984), muchos de los niños con problemas en el aprendizaje han iniciado sus estudios prematuramente. Esto no significa que cronológicamente se les admita antes que cumplan la edad requerida. En muchos casos, sobre todo por las drásticas limitaciones en sus condiciones de vida, no han alcanzado la madurez necesaria para el inicio de la lectura y, sobre todo, de la escritura, la lógica, el cálculo matemático, etc.

Esto significa que sus saberes previos resultan totalmente insuficientes como para reconocer la pertinencia de los aprendizajes que la escuela les propone. En tales condiciones, al imponérseles exigencias para las que carecen de capacidad y disposición, resultan siendo excluidos en el contexto educativo a una situación cada vez más marginal.

Estos niños, que por falta de experiencias orientadas a la adquisición de habilidades en la percepción, cognitivas e intelectuales, tienen limitaciones para procesar información que requiere de un mayor desarrollo de sus procesos psíquicos superiores. Este hecho ya había sido advertido por José Antonio Encinas, quien cuestiona la “decisión administrativa” de matricular a todo niño que haya cumplido seis años de edad (Encinas, 1975).

LA DINÁMICA FAMILIAR

La falta de atención se encuentra asociada, por lo general, a una dinámica familiar no grata para sus miembros. A este fenómeno se le ha denominado como “disfuncionales”. Una de las características de tales familias es la escasa tolerancia entre sus miembros; en ese contexto, las riñas y disputas son frecuentes; las exigencias y la falta de atención entre los adultos sitúan a los niños a una condición de marginalidad.

En un ambiente enrarecido, el niño crece furtivamente; su autoconcepto es defectuoso y su autoestima será baja. En estas condiciones, es probable que adopte la fabulación que los medios de comunicación le ofertan como un medio de atender sus necesidades que, de otro modo, no podrá satisfacerlas.

Cabe destacar que los padres intolerantes también en su momento se criaron en ambientes similares, por lo que nuestros actuales alumnos se insertan en un continuo de problemas en el aprendizaje que se inició algunas generaciones atrás y que, probablemente, continuarán si es que no son atendidos adecuadamente, por ejemplo, al reducir gradualmente su impacto y al lograr recuperar un desarrollo personal deseable para sus miembros.

FALTA DE AUTONOMÍA

En las condiciones que se han descrito, el niño que no ha podido desarrollar una autoestima que le permita ser autónomo, se refugiará en la dependencia hacia alguno de sus padres, sus abuelos, otros adultos, los grupos de riesgo, los deportes competitivos, el consumo de alucinógenos, etc.

Todo organismo superior y, sobre todo el hombre, experimenta la necesidad de seguridad. En los animales superiores, esta seguridad es proporcionada por la atención a sus necesidades básicas. En el hombre, debido a su capacidad de abstracción, la sola atención de sus necesidades básicas no es suficiente; surgen otras relacionadas con su proyecto de vida, además que toda actividad voluntaria genera expectativas

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (16.9 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com