ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Historia Enfoques En Psicoterapia


Enviado por   •  28 de Julio de 2011  •  1.549 Palabras (7 Páginas)  •  589 Visitas

Página 1 de 7

A largo de la historia de la psicología, se han desarrollado diversas teorías, en las cuales se derivan técnicas, planteamientos, filosofía y fundamentos del ser, a continuación iniciaremos, por una de las técnicas más importantes, para el desarrollo de la psicología, iniciaremos por el psicoanálisis que su máximo representante es Sigmund Freud (médico que se dedicó a estudiar el área de la neurología), quién en un principio se preocupa por estudiar la histeria. Comienza con técnicas hipnóticas para aliviar estos síntomas. El psicoanálisis es inicialmente un instrumento para tratar personas que padecen de esta patología. Si bien en sus inicios se aboca exclusivamente a la cura de las parálisis histéricas, luego abarca otro tipo de neurosis, como la paranoia, la neurosis obsesiva o las fobias. Para Freud se deberá pensar en el aparato psíquico como un instrumento compuesto por sistemas o instancias. Distingue tres sistemas: el “inconsciente”, que se utiliza para connotar el conjunto de los contenidos no presentes en la conciencia y está constituido por contenidos reprimidos que buscan regresar a la conciencia o bien que nunca fueron conscientes; el “preconciente”, que designa una cualidad de la psique que califica los contenidos que no están presentes en el campo de la conciencia pero pueden devenir en conscientes; y la conciencia, que es la cualidad momentánea que caracteriza las percepciones externas e internas dentro del conjunto de los fenómenos psíquicos.

Se establece que hay mecanismos de defensa, tal como lo es la represión que se origina en el conflicto psíquico que se produce por el enfrentamiento de exigencias internas contrarias entre un deseo que reclama imperativamente su satisfacción y las prohibiciones morales. Para el psicoanálisis, los conflictos tienen un origen en el inconsciente que no es observable por el paciente. El objetivo de la terapia es romper las resistencias (obstáculos para la recuperación de los recuerdos) para que el paciente acepte las motivaciones inconscientes del problema, logrando la abreacción que lleva a la cura. El psicoanalista utiliza para esto la asociación libre, que es un método en el cual el paciente debe expresar, durante la cura, todo lo que se le ocurre sin ninguna discriminación, más allá que le parezca inadecuado o inapropiado; la transferencia que es a lo que comúnmente los psicoanalistas llaman la transferencia en la cura; y la interpretación del discurso del paciente, poniendo especial énfasis en los sueños y los actos fallidos. Estos actos son acciones en las que lo que se destaca, es la modificación de la intencionalidad o propósito manifestante perseguido por un sujeto, siendo dicho propósito sustituido por otro imprevisto y extraño para el mismo. Ese sentimiento de que algo ajeno se le impone al sujeto más allá de su racionalidad, su voluntad consiente, también lo encontramos en los sueños y los síntomas.

Para Freud la sexualidad abarca un papel importante en la causación de los síntomas. Para él la pulsión (impulso que tiende a la satisfacción) se diferencia taxativamente del instinto (conducta preformada y heredada. Él señala que en su época hay una opinión vulgar acerca de la sexualidad que es errónea, en la cual se establece que surge en la pubertad, su objeto es el sexo opuesto y su meta la unión sexual. Para él esto no es así, ya que existen numerosas conductas que se apartan tanto del objeto hacia el cual supuestamente se dirige la tendencia sexual, como de su fin o meta.

En la sexualidad infantil la principal fuente de placer es la excitación de ciertos lugares del cuerpo particularmente estimulantes, los genitales, la boca, el ano y la uretra, la piel y otras superficies sensibles. Esta etapa se denomina “auto erótica”.

Freud distingue tres fases: oral, anal y fálica. En esta última adquieren importancia los genitales y también las investigaciones sexuales del niño. Luego de la etapa fálica aparece la etapa de latencia, caracterizada por la declinación de la actividad y el interés sexual propios de la infancia, hasta el momento en que surge la pubertad. Con esta última se alcanza una cuarta fase denominada genital, en la que se producirá la subordinación de las distintas pulsiones parciales bajo el primado de los genitales posibilitando la unión sexual y con ella la reproducción.

al pasar de los años el psicoanálisis, se ha desarrollado una gran variedad de concepciones teóricas, es por ello que se enfrenta ul problema de que el mundo, las sociedades y sus necesidades han ido cambiando, con ello el individuo cambia al igual, es por ello que en el psicoanálisis

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.3 Kb)   pdf (72.7 Kb)   docx (11.8 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com