ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Psicología Del Mexicano


Enviado por   •  21 de Septiembre de 2013  •  1.769 Palabras (8 Páginas)  •  253 Visitas

Página 1 de 8

Psicología del Mexicano, de Mauro Rodríguez

Como su nombre lo dice, en este libro el autor aborda muchos aspectos del mexicano, que van obviamente desde su historia, para comprender mejor cómo ha sido la vida del mexicano desde tiempos prehispánicos; hasta la actual, pasando por una serie de etapas y acontecimientos que han marcado este estilo de vida tan particular.

Así como nos explica cómo ha sido la historia del mexicano, también aborda aquellas cualidades, defectos y cosmovisión que hacen que el mexicano sea considerado de una manera especial, además de la concepción que el mexicano tiene de sí mismo.

Atendiendo a su posición geográfica y a sus recursos naturales, México es un país que podría ser rico y poderoso. Desafortunadamente no lo es, es un país subdesarrollado, tercermundista. Esto es debido a que no produce lo suficiente, ni administra bien lo que tiene, y tiene muchísimos habitantes que gimen en la miseria.

Un estudio demuestra que México tiene los 29 recursos más esenciales, y sin embargo es considerado un país pobre. El factor crítico de bienestar o atraso no son los mencionados recursos, sino la forma de actuar de la población; dinámica y creativa, o bien inhibida y apática. Una observación elemental enseña que somos producto de la herencia biológica que nos dieron nuestros padres, del medio ambiente y de nuestras reacciones y decisiones.

Sin embargo, la cultura es una enorme fuerza determinante de los comportamientos. La relación que existe entre la cultura mexicana y la personalidad de los mexicanos es muy estrecha. Pero para poder entender y construir una psicología del mexicano, es necesario conocer la historia de México.

Los valores son los elementos dinámicos que definen una cultura en los diferentes campos, como la familia, la escuela, el trabajo, la diversión, el gobierno, la religión. Los valores condicionan en los individuos cientos de vivencias cada día, que multiplicadas por nuestros años de vida resultan en muchos millones de engramas que moldean el carácter social, el cual es el distintivo de cada comunidad humana. Y por supuesto el primer transmisor de la cultura es la familia.

Debemos entender que los mexicanos del siglo XXI somos un conglomerado del factor indígena, que pese a ser plural, puede caracterizarse por la cultura dominante: el autoritarismo teocrático azteca. También está el factor hispano- cristiano, y el factor anglosajón, cuya cultura capitalista se vuelca sobre nosotros desde el vecino país del norte.

Es decir, el mexicano de ahora es el resultado de la mezcla y adopción tanto de herencias biológicas, como de cultura y rasgos sociales, que con el transcurso del tiempo han hecho que el mexicano vaya cambiando su forma de ser y de pensar para convertirse en un ser conciente de su pasado pero que a veces no lo deja avanzar ni superarse.

En cierto sentido, toda la historia de México ha sido traumática, en parte por la abrumadora superioridad técnica de los invasores europeos. En el texto, el autor menciona que existen ocho traumas que han marcado la historia de México, entre los que se encuentran la conquista militar, la conquista espiritual, el mestizaje, la secularización, la independencia, la mutilación del territorio nacional, la reforma y la revolución.

Sin embargo creo que ninguna ha sido tan marcada como el proceso de la conquista, en la cual existió no solamente maltrato a los indígenas por parte de los españoles, sino discriminación, violencia y una imposición de cultura y de evangelización forzada. Todo esto de alguna manera contribuyó a la sociedad y el México que tenemos actualmente, pero no podemos olvidar ni ignorar cómo fue esta conquista.

Mauro Rodríguez narra algunos sucesos de la historia, en la que los conquistadores españoles arrasaban con los indios matándolos, ya que se aferraban tanto a sus dioses y su vida, que no aceptaban esta nueva cultura propuesta por Hernán Cortés y su gente. Por ejemplo, algo que me llamó la atención fue cuando menciona que “con la mayor naturalidad, regalaron veinte doncellas a Cortés y éste tomó para sí a Malinche, con quien procrearía a Martín Cortés, el bastardo, y años después sería regalada a uno de sus amigos”.

Esto es a lo que me refiero, que la sociedad mexicana ha sufrido y se ha sometido en varias ocasiones a grupos, o extranjeros, que han subestimado al mexicano, y éste “se la ha creído”, haciéndose menos o sintiéndose inferiores. Sin embargo, algo que también me llamó la atención, es la paradoja que maneja, diciendo que los indígenas (tlaxcaltecas) consumaron la conquista y los criollos (hijos de españoles) consumaron la independencia. Esto es una ironía, pero al fin y al cabo así es México, definitivamente somos un país peculiar.

AL transcurrir el siglo XX, México sufrió otra conquista: el neocolonialismo del poderoso vecino del norte, que nos ha invadido con su diplomacia, sus trasnacionales, sus productos, sus consumistas, sus espectáculos, sus modas, lenguaje, su american way of life, creándonos actitudes ambivalentes de admiración y de coraje, de envidia y de rechazo.

Es por eso que el mexicano atraviesa por una crisis de identidad. Se entiende por identidad nacional la conciencia de determinados rasgos compartidos por la colectividad, y la aceptación de un estilo de vida que incluye un peculiar sistema de normas y valores. Y parece que la historia se repite. Así como el mexicano de los

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.9 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com