ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Tesis: Las consecuencias del bullying son a largo plazo


Enviado por   •  8 de Noviembre de 2017  •  Ensayos  •  1.245 Palabras (5 Páginas)  •  155 Visitas

Página 1 de 5

COE / Verano

Bullying: La realidad escolar del siglo XXI

Tesis: Las consecuencias del bullying son a largo plazo

El acoso en las escuelas es un problema mundial que puede tener consecuencias negativas para el bienestar general de la escuela y el derecho estudiantil a aprender en un ambiente seguro y sin miedo. Durante varias generaciones los niños han sufrido agresiones, amenazas, humillaciones y rechazos por parte de la comunidad estudiantil. Desde hace más de una década, el país empezó a ser consciente sobre esta conducta que ahora conocemos como bullying o acoso escolar.

México ocupa el primer lugar internacional de casos de bullying en educación básica ya que afecta a 18 millones 781 mil 875 alumnos de primaria y secundaria, tanto publicas como privadas, de acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El bullying se ha convertido en un severo problema ya que, conforme a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el número de menores afectados aumentó en los últimos dos años 10%, al grado de que 7 de cada 10 han sido víctimas de violencia.

El acoso escolar es una forma de violencia entre compañeros, en la que uno o varios alumnos molestan y agreden de manera constante y repetida a uno o varios compañeros, quienes no pueden defenderse de manera efectiva y, generalmente, están en una posición de desventaja o inferioridad. 

Este tipo de comportamiento forma parte del subtipo de conducta violenta, pero por alguna razón no es considerado un motivo de queja en las Instituciones Educativas. Es importante conocer el concepto de violencia, el cual debe ser amplio para poder incluir cualquier acción que genere una situación de riesgo para el estudiante.

La violencia es el uso intencional de la fuerza física, amenazas contra uno mismo, otra persona, un grupo o una comunidad que tiene como consecuencia o es muy probable que tenga como consecuencia un traumatismo, daños psicológicos, problemas de desarrollo o la muerte.

Existen varias razones por las cuales los niños se llegan a convertir en agresores o en víctimas, ya sean de tipo familiar, escolar, social, cultural y personal. Es intrigante saber el por qué los agresores canalizan sus emociones hacia las personas mas débiles para poder desquitarse de los problemas que viven en su núcleo familiar, esto a su vez es un círculo vicioso que no termina, sin embargo lo podemos combatir desde la raíz, la familia.

El bullying es una conducta agresiva aprendida en situaciones familiares donde existe la falta de comunicación y calidez parental, ausencia de límites, castigos inconsistentes y severos. Por otra parte, también influyen determinados factores del contexto escolar, la baja supervisión del profesorado durante los descansos, la falta de respuesta de los estudiantes que no participan en el bullying, la falta de normas claras en relación a la agresión y la ausencia de una cultura preventiva del bullying y de programas antibullying en los centros educativos.

Una de las características principales del bullying es la intimidación. Se compone de comportamientos directos, como burlas, amenazas, golpes, que se inician por uno o más estudiantes contra la víctima, además de los ataques directos. La intimidación también puede ser más indirecta al causar que un estudiante sea excluido socialmente. Mientras que los niños suelen participar en los métodos de intimidación directa, las niñas que intimidan son más propensas a utilizar estrategias más indirectas, como la difusión de chismes y hacer cumplir el aislamiento social.

Actualmente se dispone de evidencia empírica sobre las consecuencias a corto y a largo plazo. En las víctimas, el bullying produce tensión, ansiedad y miedo. A corto plazo, existe el temor de ir a la escuela, donde se producen problemas de concentración, alteraciones psicosomáticas, problemas del sueño, pérdida progresiva de la autoestima o de la confianza en sí mismo, ansiedad, dificultades de adaptación social y rendimiento académico y, en algunos casos muy extremos, intentos de suicidio. Por ello es importante prestar atención a los signos de advertencia. A largo plazo, podemos hallar tendencias depresivas, baja autoestima o sentimientos de desvalorización personal y dificultades en el establecimiento de relaciones de confianza e intimidad. En algunos casos, las víctimas de bullying deciden tomar medidas drásticas para protegerse o vengarse de esta situación de la que no les es posible salir y en la que se sienten indefensos utilizando objetos punzantes o cuchillos.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.8 Kb)   pdf (78.6 Kb)   docx (13.5 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com