ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Desordenes Mentales


Enviado por   •  16 de Agosto de 2011  •  4.101 Palabras (17 Páginas)  •  1.013 Visitas

Página 1 de 17

Resumen

Los desórdenes mentales siempre han sido comunes en la sociedad. Incluyen defectos orgánicos o heredados, neurosis, psicosis y todo un rango de deficiencias psicológicas y sociales de funcionamiento. Antes de los tiempos modernos, los trastornos mentales se atribuían a la posesión demoniaca; sin embargo, el Renacimiento trajo consigo un enfoque científico y de investigación que atribuyó tales trastornos a la enfermedad. Luego surgió el modelo médico, el cual clasifica la conducta anormal según los síntomas de deficiencias de funcionamiento genéticas, bioquímicas u orgánicas. El tratamiento prescrito fue entonces la intervención médica e incluso la hospitalización.

La teoría psicoanalítica freudiana hizo que el paciente ya no se considerara como la víctima de una enfermedad, porque atribuyó al individuo un papel activo, aunque inconsciente, en su aflicción mental. Dentro de esta teoría, las fuerzas dinámicas de la motivación y la represión inconscientes de impulsos inaceptables son las causantes de la conducta anormal. La teoría freudiana considera a la neurosis como una extensión de procesos normales. Sin embargo, el toque freudiano todavía era similar al modelo médico, porque daba por supuesto un núcleo de trastorno mental de donde se originaban los síntomas.

El modelo de aprendizaje hace mucho hincapié en los orígenes históricos del trastorno psicológico, porque se concentra en el medio ambiente presente que produce los patrones conductuales indeseables. Los psicólogos que emplean este modelo se concentran en las estrategias inadecuadas de confrontación que las personas emplean o en las estrategias de confrontación efectivas que dejan de usar.

Locura es un término legal. De ordinario un individuo es considerado mentalmente enfermo con base en un juicio, emitido por alguna autoridad, con respecto a cuan apropiada ha sido la conducta de aquel individuo en relación con el contenido y el contexto de la misma. Desde un punto de vista sociológico, una persona mentalmente enferma es alguien “desviado” – que se aparta más o menos del promedio de la población- . Aunque es un error decir que lo bueno para la persona promedio es lo necesariamente saludable para todos los individuos, algunos síntomas de la enfermedad mental son universales y manifiestamente no están vinculados a una cultura o situación determinadas.

Un desorden del carácter o de la personalidad es un patrón conductual a largo plazo que molesta a los demás por la naturaleza inapropiada y repulsiva que posee. Sin embargo, un desorden de la personalidad rara vez es una fuente de ansiedad para el individuo que lo padece. Los tipos comunes de desórdenes de la personalidad incluyen la personalidad inadecuada, la personalidad agresiva-pasiva, la personalidad antisocial y la personalidad explosiva.

La neurosis constituye esencialmente una búsqueda de alivio de la ansiedad. Es un estado en el que el individuo se siente crónicamente amenazado por los eventos de la vida incapaz de llevar a cabo la tarea de enfrentarse a ellos. Aunque no existe una línea divisoria clara entre el individuo “normal” y el individuo neurótico, existen ciertos patrones conductuales reconocidos y etiquetados como neuróticos. Dichos patrones abarcan: la neurosis de ansiedad, las fobias, la neurosis obsesivo-compulsiva, la neurosis histérica, la hipocondría y la neurosis existencial.

Psicosis es el término general empleado para nombrar a la forma más severa de la psicopatología. Significa una pérdida de contacto con la realidad y una perturbación extrema de la función perceptual, afectiva y cognoscitiva. La experiencia interna es el criterio conforme al cual los psicóticos evalúan la validez de la experiencia externa. No se está de acuerdo con respecto alas causas de la psicosis. Mientas que algunas reacciones psicóticas son de naturaleza orgánica innegable, la psicosis funcional no emerge de ninguna deficiencia física cerebral conocida. Algunos teóricos han sugerido que la psicosis no es anormal, sino que constituye una rebelión radical contra las normas y las nociones de realidad que predominan en la sociedad. Sin embargo, la mayoría de los teóricos consideran que la psicosis en una conducta patológica. Si las causas de la psicosis son genéticas y bioquímicas o sociales y derivadas de la experiencia, es una cuestión que ha suscitado muchos debates.

Se sabe, por ejemplo, que la esquizofrenia viene de familia. En consecuencia, la tendencia a padecer esta enfermedad es hereditaria en cierto grado. La hipótesis de la dopamina sostiene que la esquizofrenia se asocia con un exceso de dopamina en sitios receptores específicos del sistema nervioso central. Por otra parte, un patrón temprano de aislamiento social es uno de los indicadores de pronóstico más seguros del desarrollo de la esquizofrenia. Por lo general, los niños esquizofrénicos proceden de familias de clase baja en que al niño se le ha agobiado con la función de “parachoques” de los conflictos existentes entre los padres.

Las reacciones esquizofrénicas se caracterizan por delirios y alucinaciones, pensamiento desorganizado, emociones mitigadas o inapropiadas, conducta motora esporádica u ocasionalmente extravagante y por la desintegración de la personalidad. Los esquizofrénicos muestran mayor sensibilidad que la mayoría de las personas a los estímulos de la percepción, lo cual les dificulta encontrar una continuidad en su medio ambiente sensorial. La plática de los esquizofrénicos parece depender del control de estímulos inmediatos. También se ha sugerido que la plática extravagante de los esquizofrénicos se debe a la intromisión en las expresiones verbales de pensamientos internos que no han sido suprimidos. Nótese que la mayoría de los enfermos esquizofrénicos muestran, sin tratamiento alguno, una remisión espontánea de los síntomas de la enfermedad.

Las reacciones paranoicas, otro forma de la psicosis, se caracterizan por delirios persistentes (de ordinario por delirios de grandeza, referencia o persecución). Este desorden de la personalidad generalmente empieza con el estado paranoico, el cual se agrava para llegar al estado severo de la paranoia.

Las reacciones psicóticas afectivas son episodios de perturbaciones extremas del humor. Pueden incluir episodios maniáticos o depresivos y, en el caso de pacientes contados, ciclos maniacos-depresivos.

Las depresiones pueden ser endógenas (bioquímica o genéticamente basadas) o de depresiones reactivas (menos severas y de ordinario acompañadas por aspectos de personalidad inadecuada y factores productores de estrés que precipitan el padecimiento). La melancolía involutiva

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (28.2 Kb)  
Leer 16 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com