ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

¿ES POSIBLE ENCONTRARSE CON DIOS Y EXPERIMENTAR SU PRESENCIA EN ESTA VIDA?


Enviado por   •  12 de Abril de 2018  •  Ensayos  •  22.572 Palabras (91 Páginas)  •  18 Visitas

Página 1 de 91

EXPERIENCIA DE DIOS

Francisco Galende F., osa   

        

CONTENIDO

I.- ¿ES POSIBLE ENCONTRARSE CON  DIOS
    Y EXPERIMENTAR SU PRESENCIA EN ESTA VIDA?

1.- ¿Es posible ver a Dios en esta vida?

2.- ¿Dónde encontrar al  Espíritu Santo?

3.- El Espíritu del  Padre

4.- El Espíritu del  Hijo

5.- El Espíritu  Santo  en la vida humana

6.- El Espíritu Santo  “«Dios - En - Nosotros»”

7.- El Espíritu Santo revela su Presencia  en y  a través de nuestro espíritu

8.- El Espíritu Santo,  Presencia Disfrazada de Dios entre los hombres.

9.- Los Disfraces de Dios más difíciles  de reconocer

10.- En el Espíritu Santo, Dios declara la mayoría de edad de sus hijos humanos

11.- Nuestros pecados  contra el Espíritu Santo

II.-DISCERNIMIENTO DEL ESPÍRITU

1.- Testigos de Jesucristo

2.- El discernimiento del Espíritu, según San Agustín

3.- Cristo sigue presente entre nosotros.

        4.- Nuestra historia personal, una historia de salvación

        5.- Un modelo de historia personal de salvación

III.- EN CAMINO HACIA LA EXPERIENCIA DE DIOS

1.- Un proceso gradual

2.- El espíritu contemplativo

3.- Reduccionismo interiorista de la experiencia de Dios.

        4.- La Liberación de Dios.

        =    Conclusión

¿ES POSIBLE ENCONTRARSE CON DIOS Y EXPERIMENTAR

SU PRESENCIA EN ESTA VIDA?

Nosotros somos testigos” (Hech. 2,32)

        El año 1969, el escritor José Mª Gironella (-Cien españoles y Dios-), preguntó a cien españoles famosos si creían en Dios. Todos respondieron afirmativamente. Pero a la segunda pregunta: «Si habían tenido en su vida alguna experiencia religiosa significativa, todos respondieron que no.

Veinticinco años después (1995), volvió a hacer las mismas preguntas a otros cien españoles famosos. A la primera, aproximadamente la mitad respondieron que creían en Dios, y la otra mitad que no. En cambio, casi todos los que se declararon creyentes, respondieron que no habían tenido ninguna experiencia religiosa significativa. J.M. Aznar, católico reconocido,  añadió: "Tampoco la espero, ni experimento deseo alguno de ella”.

        La conclusión es clara: La generalidad de los cristianos viven un cristianismo de baja calidad. Tan de baja calidad que difícilmente resistirá a los embates de un secularismo creciente, como la misma encuesta ya insinúa. Karl Rahner escribió: “El cristiano del futuro, o será un «místico», es decir, una persona que ha «experimentado» algo, o no será cristiano” (Rahner, Espiritualidad antigua y actual). ).Por supuesto, ese «ha experimentado algo», significa  experimentar  la presencia y acción de Dios en nuestras vidas.

                                                                

1

¿ES POSIBLE «VER A DIOS»

EN ESTA VIDA?

        San Juan declara: “A Dios nadie lo ha visto jamás” (Jn. 1,18). Pero por otra parte, nos trasmite las palabras de Cristo, afirmando: "Quien me ha visto a mi ha visto al Padre, que me ha enviado” (Jn. 14,45).  

        La monja Paulina escribió una carta a San Agustín preguntándole si era posible ver a Dios en alguna forma.  Y San Agustín le responde con una larga carta (la 147), en la que le dice: “Preguntas si Dios puede ser visto. Respondo: Puede...La veracísima  Escritura dice: “Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios” (Carta 147, 37). Y pasa a explicar ampliamente de qué modo y con qué «ojos» podemos ver a Dios, en esta vida.  Vamos a abordar aquí  el mismo objetivo.

A.- La realidad de Dios, el Padre, no nos es directamente perceptible.

        El antiguo Pueblo Hebreo-  pensó  a Dios, como «el Altísimo»: El que mora en el más alto de los cielos; y, por ello, lo más lejano  a nuestras experiencias terrenales. Es visto como Padre, tanto por ser el origen de toda vida, y particularmente de la humana, como por su amor por el «Pueblo Escogido». Y si bien se habla de «el Espíritu de  Yavé», se ignora totalmente  el misterio Trinitario de Dios, y en concreto al Hijo.

        Su atributo más resaltado  es  de su Gran Poder, Señorío y Grandeza,  tales  que nadie puede ver a Dios sin morir (Gen. 32,21; Ex. 24,10ss). Sin embargo, Dios actúa de manera invisible en la vida humana, y se manifiesta, a veces, de forma visible,  a través de las «teofanías» (=apariciones): A Adán y Eva; a Abraham, Isaac y Jacob; A Moisés en una zarza ardiendo y, más tarde, en la Tienda del Encuentro; en el Exodo, a través de una nube luminosa, o en fenómenos  extraordinarios de la naturaleza. En todo caso, Dios mismo es visto como  un Dios «sobre, o por encima, de»  el hombre, el mundo y la vida.

B.- La manifestación de Dios, el Padre, en su Hijo Jesucristo

        La llegada de Jesús  al mundo, cambia  radicalmente el modo de nuestra experiencia  de Dios. Porque en Jesús  tenemos  el retrato auténtico de Dios. El mismo es una «Manifestación (=Epifanía), de Dios: “Yo no hago sino lo que veo hacer a mi Padre” (Jn. 5,19).”Yo no digo, sino lo que he oído a mi Padre”(Jn. 8,26). Es decir, Jesús es el Retrato exacto del Padre: “Quien me ve a mi, ha visto al Padre”, dice a Tomás (Jn.14,45). El profeta Isaías había visualizado ya al futuro Mesías como  «Dios-con-nosotros» (Is. 7, 14).  Nos basta entonces  ver cómo  piensa, actúa  y ama Jesús, para ver cómo piensa, actúa y ama el Padre.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (122.2 Kb)   pdf (877.9 Kb)   docx (552.6 Kb)  
Leer 90 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com