ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Reino De Dios


Enviado por   •  7 de Noviembre de 2012  •  8.585 Palabras (35 Páginas)  •  339 Visitas

Página 1 de 35

El Reino de los Cielos se ha

Acercado…

Es el Evangelio que predicaron, entre otros, Juan el Bautista (el más

grande nacido de mujer) y Jesús. ¿Es el Evangelio que hoy predica el

cuerpo de Cristo en la tierra, llamado La Iglesia?

Es la forma en que un cristiano debe pararse delante de la incredulidad

mundana para decirle: “Tus días de pecado han terminado. Arrepiéntete

porque aquí ha llegado el Reino de los Cielos”.

¿Qué se supone que responderá cualquier incrédulo de esos que tenga un

mínimo de inteligencia? “- ¿El Reino de los Cielos se ha acercado? ¿Y

adónde está si es que puede saberse?”

Si esa es la respuesta que tú, mi hermano, recibes: ¿Cuál será la tuya?

Piensa todo el tiempo que quieras, pero sólo hay una: “Yo represento a

ese Reino aquí en la Tierra”.

¿Tendrás el valor suficiente como para exponerte de este modo? ¿Sí?

Pues entonces será mejor que leas este trabajo y te enteres qué cosa

es el Reino de los Cielos, gobierno celestial y sobrenatural del cual, a

partir de tu conversión, eres embajador plenipotenciario.

1 - Tomando el Territorio…

Hay un texto bíblico que no por conocido, clásico y hasta básico, podemos dejar de lado

en el inicio de este trabajo. Es un texto donde Dios, con esa simpleza maravillosa y majestuosa, de

alguna manera pone en marcha todo este proceso en el que hoy tú y yo estamos inmersos.

(Génesis 1: 26)= Entonces dijo Dios: hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a

nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda

la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

(27) Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

2

(28) Y los bendijo Dios, y les dijo: fructificad t multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y

señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven

sobre la tierra.

Si prestas la debida atención a la lectura, tal como se sobreentiende que debe leerse la Biblia,

verás que hay una voz profética en el verso 28. Esa voz está en el término llenad. Cuando Dios te

habla, es para llevarte a la acción; para que avances.

“Dios es amor”. Muletilla básica del 70 por ciento de los cristianos evangélicos. ¿Errónea?

¡No! ¡En absoluto! Pero incompleta. La predicación mayoritaria del evangelio por parte de hombres y

mujeres con unción pastoral, que es una unción de amor, detuvo allí la definición.

Si te tomas el trabajo de examinar las Escrituras en todo su contexto, verás que Dios es, - en

efecto -, amor, pero que es mucho más que eso. Porque si hay un territorio que hay que poseer, hay

un enemigo al que hay que vencer, no crees?

Y si hay un enemigo al que hay que vencer para poder desalojarlo de donde está usurpando

un territorio que nos pertenece, es porque indefectiblemente va a haber una confrontación. Te

sonaría mal que yo te dijera que “Dios es confrontación”, ¿Verdad? No le hace como te suene a ti; es

así.

(1 Juan 3: 8)= El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el

principio. Para esto apareció el Hijo de dios, para deshacer las obras del diablo.

Dios es un Dios territorial. Hemos escuchado cien mil veces decir, enseñar, predicar, aullar y

rebuznar religiosamente que “la tierra es de Jehová”. Hay un enemigo que sacar de allí, entonces,

eso es evidente. Hay que expulsarlo de la propiedad. De nuestra propiedad.

Pata destruir, para deshacer, para expandir el reino de Dios, para poder ocupar el terreno de

Dios. Eso se llama Progresión. Eso se llama Revelación Progresiva. Eso se llama Crecimiento. Eso

se llama Prosperidad. Porque FE es el desafío de salir del confort y caminar en el agua. ¿Adónde

piensas tú hallar a Dios? Te aviso que está en el agua, no en el bote…

(Mateo 3: 15-17)= Pero Jesús le respondió: deja ahora, porque así conviene que cumplamos

toda justicia. Entonces le dejó…

Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron

abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.

Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo

complacencia.

Estamos hablando de Revelación Progresiva. Estamos hablando de tener Revelación

Progresiva. Estamos hablando, también, asimismo, de tener Revelación por Territorios. Dios lo está

llevando a una mayor profundidad.

Entiende por favor: Cristo nunca salió sin una palabra de dios y sin ser guiado por el Espíritu.

Nosotros, que pomposamente aseguramos por la televisión a quien quiera oírnos que somos su

cuerpo

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (52.6 Kb)  
Leer 34 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com