ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Los testigos de Jehová y el consentimiento informado escrito por el médico pediatra Alejandro G. Pimentel Pérez, el cual labora en el Hospital General, Instituto Mexicano del Seguro Social ubicado en Uruapan Michoacán

Ensayos : Los testigos de Jehová y el consentimiento informado escrito por el médico pediatra Alejandro G. Pimentel Pérez, el cual labora en el Hospital General, Instituto Mexicano del Seguro Social ubicado en Uruapan Michoacán. Ensayos de Calidad, Tareas, Monografías - busque más de 2.609.000+ documentos.

Enviado por   •  11 de Septiembre de 2017  •  Ensayos  •  2.565 Palabras (11 Páginas)  •  20 Visitas

Página 1 de 11

       El texto argumentativo a analizar en el siguiente trabajo se titula: Los testigos de Jehová y el consentimiento informado escrito por el médico pediatra Alejandro G. Pimentel Pérez, el cual labora en el Hospital General, Instituto Mexicano del Seguro Social ubicado en Uruapan Michoacán. El artículo fue publicado en la revista médica del Instituto Mexicano del seguro Social.

   El escrito fue publicado, según el autor, con el propósito de hacer reflexionar a sus colegas e informar  las disyuntivas que se les presentan a los profesionales de la salud al momento de atender a los pacientes que pertenecen a la religión Los testigos de Jehová. La complicación que señala el escritor reside en que las personas pertenecientes a esta denominación colocan sus vidas y las de sus hijos en riesgo al no dejarse practicar la transfusión sanguínea.

   El presente texto será analizado bajo el enfoque de la pragmadialéctica  la cual concibe la argumentación como un acto de habla complejo cuyo principal objetivo es contribuir a la resolución de una diferencia de opinión o una disputa.

    Van Eemeren (2006) expresa: “Una diferencia de opinión se manifiesta cuando el punto de vista de una parte  se encuentra con la duda de otra. Si la otra parte no sólo duda sino que adopta un punto de vista opuesto, entonces la diferencia de opinión es mixta”.   Este mismo autor señala que  una complicación práctica para el análisis del discurso se presenta  cuando la argumentación toma forma de monólogo, es allí cuando es difícil reconocer algunos elementos de una discusión. Aun en ese caso, un monólogo defiende un punto de vista que en un sentido debe ser visto como un dialogo. La argumentación siempre tendrá el objetivo de convencer a los críticos potenciales, sean que estén presentes o no en la realidad.  En este sentido, el texto a analizar es de carácter monologado que efectivamente posee un destinatario directo pero a su vez también posee un destinatario indirecto. El escritor deja claro que el discurso va dirigido a los médicos. Se evidencia una posición de igualdad, es un doctor hablándoles a sus colegas. Les presenta un análisis detallado de las creencias de Los testigos de Jehová partiendo desde sus motivaciones religiosas hasta las científicas. En todo momento se presentan las inconsistencias y contradicciones que, según él, este grupo presenta. Todo esto lo realiza con el propósito de que sus pares estén al tanto de lo que sucede con este grupo religioso. De esta manera queda claro que el interlocutor directo son los médicos, pero también existe la figura de un interlocutor indirecto en este caso, los Testigos de Jehová, esta afirmación es demostrada al final del texto cuando el autor señala lo siguiente: “El objetivo de exponer las motivaciones de este grupo religioso es para comprenderlo, objetar sus inconsistencias, con argumentos útiles para preservar la vida de sus integrantes, pero respetando en todo momento su credo y sus decisiones”.  

   En el artículo estudiado abundan los enunciados despersonificados. Frases como “se procura” y “se piensa” deja en evidencia la intención que posee el autor para distanciarse de lo que dice, esto con el propósito de evadir la responsabilidad. En uno de los párrafos del escrito el médico señala que “alguien afirma que Rusell interpretó la Biblia con ayuda de la numerología, la astrología y la gnosis”. “Alguien afirma” pero en ningún momento menciona el nombre de la persona que según él es el responsable  de esa afirmación, una vez más queda en evidencia la preocupación que posee  el escritor por no comprometerse ni comprometer a otros con lo que dice. Son pocos los enunciados donde se demuestra  la intención  del autor para incluirse en el discurso, un ejemplo de ello se presenta en el siguiente fragmento: “Los médicos sabemos que no son una alternativa de igual utilidad terapéutica que la sangre”. El escritor únicamente se incluye así mismo  para referirse como  médico y profesional de la salud. Esto con el fin de dejarle claro a los destinatarios su profesión y darle autoridad a su discurso.

     El escrito se enriquece con la utilización de citas.  Es interesante notar que el médico  no cita a otros colegas ni especialistas en la labor de la medicina para desarrollar sus argumentos sino que se vale del discurso de Los testigos de Jehová  para desacreditarlos  y evidenciar las contradicciones que, según él,  este grupo religioso presenta. Uno de los ejemplos más destacados es el uso de las citas bíblicas que usan los miembros de esta denominación para señalar que Dios prohibió comer sangre. El doctor la presenta en su texto pero demuestra una interpretación distinta abalándolos por otros textos bíblicos presentes en el Nuevo Testamento.  De igual forma, son muchas las citas que utiliza de la revista de este grupo religioso que lleva por nombre La Atalaya para mostrar las manipulaciones que, según él, los dirigentes de la organización usan para convencer a sus seguidores, un ejemplo de ello se encuentra a continuación: “Si hemos de caminar en la luz de la verdad debemos reconocer no sólo a Jehová Dios como nuestro padre, sino también a su organización como nuestra madre”.  Este fragmento  es presentada con la intención de afrentar a este grupo religioso, mostrándolos como manipuladores y mentirosos. De igual manera el autor hace uso de un informe presentado por un doctor llamado Carlson que señala la cantidad de personas que han muerto por no haber aceptado donaciones de sangre, esta es la única referencia que utiliza de alguno de sus colegas, el resto de su discurso se sustenta  con el uso de la disertación del contrario.  Predominan  la selección de enunciados negativos para crear una imagen negativa del grupo religioso, “Es una situación tan dramática que puede orillar al suicidio”.  De esta manera, el escritor recurre a una lexicalización negativa con la intención de describir las acciones de los “otros.”  De igual manera hace uso del  recurso de la hiperbolización, describiendo así un acontecimiento en términos muy exagerados, en este caso indicando que el terror psicológico que manejan los dirigentes de esta denominación puede llevar a muchas personas al suicidio.

    Como bien se señaló al comienzo de este escrito, el autor del discurso es un médico pediatra  llamado Alejandro, G. Pimentel Pérez quien labora en el Instituto mexicano del Seguro Social. Antes de comenzar a hablar un poco sobre el autor, es importante  dejar de manifiesto lo que expresa Van Dijk (1995) referente a las ideologías de los hablantes “Los usuarios del lenguaje  como miembros de las comunidades, grupos u organizaciones y se supone que hablan, escriben o comprenden desde su posición social  específica. Las ideologías  se encuentran particularmente asociadas a esta posición”.  El autor en el presente discurso manifiesta una ideología de tipo “profesional. Los médicos son presentados por el autor con características positivas quienes sólo trabajan por el bienestar de sus pacientes “Los médicos sólo pretenden preservar la vida de sus integrantes”, mientras que los religiosos son mostrados como seres perversos y manipuladores que sólo saben atacar a los profesionales de la salud, esto queda de manifiesto cuando el autor utiliza una cita emitida por los Testigos de Jehová “Si cualquier médico demasiado celoso condena sus amígdalas, vaya y suicídese con un cuchillo, es más barato y menos doloroso”.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.6 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com
Generador de citas

(2017, 09). Los testigos de Jehová y el consentimiento informado escrito por el médico pediatra Alejandro G. Pimentel Pérez, el cual labora en el Hospital General, Instituto Mexicano del Seguro Social ubicado en Uruapan Michoacán. ClubEnsayos.com. Recuperado 09, 2017, de https://www.clubensayos.com/Religión/Los-testigos-de-Jehová-y-el-consentimiento-informado/4129429.html

"Los testigos de Jehová y el consentimiento informado escrito por el médico pediatra Alejandro G. Pimentel Pérez, el cual labora en el Hospital General, Instituto Mexicano del Seguro Social ubicado en Uruapan Michoacán" ClubEnsayos.com. 09 2017. 2017. 09 2017 <https://www.clubensayos.com/Religión/Los-testigos-de-Jehová-y-el-consentimiento-informado/4129429.html>.

"Los testigos de Jehová y el consentimiento informado escrito por el médico pediatra Alejandro G. Pimentel Pérez, el cual labora en el Hospital General, Instituto Mexicano del Seguro Social ubicado en Uruapan Michoacán." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 09 2017. Web. 09 2017. <https://www.clubensayos.com/Religión/Los-testigos-de-Jehová-y-el-consentimiento-informado/4129429.html>.

"Los testigos de Jehová y el consentimiento informado escrito por el médico pediatra Alejandro G. Pimentel Pérez, el cual labora en el Hospital General, Instituto Mexicano del Seguro Social ubicado en Uruapan Michoacán." ClubEnsayos.com. 09, 2017. consultado el 09, 2017. https://www.clubensayos.com/Religión/Los-testigos-de-Jehová-y-el-consentimiento-informado/4129429.html.