ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Antoni Zabala Vidiella (2000) ¿cómo Enseñar? La Practica Educativa. Unidades De Análisis. Objetivo: Mejorar La Práctica Educativa.


Enviado por   •  16 de Octubre de 2011  •  1.671 Palabras (7 Páginas)  •  3.429 Visitas

Página 1 de 7

Antoni Zabala Vidiella (2000) ¿cómo enseñar?

La practica educativa. Unidades de análisis.

Objetivo: mejorar la práctica educativa.

Dentro de los objetivos de un buen profesor se encuentra el ser cada vez más competente en su práctica. Solo lo puede conseguir mediante el conocimiento y la experiencia.la experiencia es y será nuestra y el conocimiento proviene del estudio, socialización de las experiencias de los otros, de ejemplos y propuestas.

Pero ¿Cómo podemos saber si estas experiencias, modelos, ejemplos y propuestas son adecuadas? ¿Cuales son los criterios para valorarlos? Podremos contestar que mediante los resultados educativos obtenidos por nuestros alumnos. ¿Con eso basta?¿sabemos realmente que es lo que hemos hecho muy bien, lo que es satisfactorio y lo que es mejorable?

Probablemente la mejora de nuestra actividad profesional pasa por el análisis de lo que hacemos, de nuestra práctica y del contraste con otras practicas.

Los maestros disponemos de referentes teóricos validados en la practica que puedan no solo describirla, sino también explicarla y que nos ayuden a comprender los procesos que en ella se producen?

En la educación no existen marcos teóricos tan fieles y contrastados, pero el problema no consiste en si tenemos o no los suficientes conocimientos teóricos, la cuestión es si para desarrollar la docencia hay que disponer de modelos o marcos interpretativos.

Algunos teóricos de la educación a partir de variables que intervienen en el proceso educativo afirman la dificultad de controlar esa práctica de forma consciente.

En la clase suceden muchas cosas a la vez, rápidamente y de forma imprevista, y durante mucho tiempo, lo cual hace que se considere más difícil, cuando no imposible, el intento de encontrar pautas o modelos para racionalizar la practica educativa.

Partiendo de este sentido se distinguen dos formas diferentes de desarrollar esta práctica:

1) El profesor emprende una investigación sobre un problema práctico, cambiando algún aspecto d su práctica docente. En este caso el desarrollo d la comprensión precede a la decisión de cambiar las estrategias docentes. Este constituye una proyección delas inclinaciones académicas sobre el estudio del pensamiento de los profesores, que suponen que existe una actuación racional en la cual se seleccionan o escogen las acciones sobre la base de una contemplación desvinculada y objetiva de la situación.

2) 2)el profesor modifica algún aspecto de su practica docente como respuesta a algún problema practico, después d comprobar la eficacia para resolverlo. A través de la evaluación, la comprensión inicial del profesor se modifica y cambia. La acción implica reflexión. Este representa con más exactitud la lógica natural del pensamiento práctico.

Si entendemos que la mejora de cualquiera de las actuaciones humanas pasa por el conocimiento y el control d las variables que intervienen en ellas, el hecho de que los procesos de enseñanza/aprendizaje sean extremadamente complejos no impide sino que ase que los docentes dispongamos y utilicemos referentes que nos ayuden a interpretar lo que sucede en el aula.

Si disponemos de conocimientos d este tipo los utilizaremos previamente al planificar en el mismo proceso educativo, posteriormente realizamos una valoración de lo acontecido.

Los propios efectos educativos dependen de la interacción compleja de todos lo factores que se interrelacionan en las situaciones de enseñanza: tipo de actividad, aspectos materiales de la situación, estilo del profesor, relaciones sociales, contenidos culturales, etc.

El conocimiento que tenemos hoy en día es suficiente al menos para determinar que hay actuaciones, formas de intervención, relaciones maestro-alumno, materiales, instrumentos de evaluación, etc. Que no son apropiados para lo que pretenden.

Necesitamos medios teóricos que contribuyan a que el análisis de la practica sea verdaderamente reflexivo, instrumentos extraídos del estudio empírico que permitan fundamentar nuestra practica; dando pistas acerca dela selección de las posibles alternativas de cambio. Existen actividades de enseñanza que contribuyen al aprendizaje, pero también existen actividades que no contribuyen de la misma forma; lo cual es otro dato a tener en cuenta.

Las variables que configuran la practican educativa.

Los procesos educativos y la estructura de la practica obedecen a determinantes: parámetros institucionales, organizativos, tradiciones metodológicas, posibilidades reales delos maestros, de los medios y las condiciones físicas existentes. Pero la práctica es algo fluido, difícil de delimitar y además compleja ya que en ella se expresan múltiples factores, ideas, valores, hábitos pedagógicos, etc.

La intervención pedagógica tiene un antes y un después que constituyen las piezas clave en toda practica educativa. La planificación y la evaluación son una parte inseparable de la actuación docente, ya que lo que sucede en las aulas, la propia intervención pedagógica, nunca se puede entender sin un análisis que contemple las intenciones, las previsiones, las expectativas y la valoración de los resultados.

Si bien decimos que están estrechamente vinculadas la planificación, la aplicación y la evaluación tendremos que delimitar la unidad de análisis que representa este proceso, se trata de lo que se denomina actividad o tarea, a esto podemos considerar actividades. Entonces las actividades serán la unidad básica del proceso enseñanza-aprendizaje (trabajo colaborativo, en equipos, trabajo grupal, individual, distribución de tiempo

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.2 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com