ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

HISTORIA DE LAS REFORMAS EDUCATIVAS EN MÉXICO


Enviado por   •  24 de Septiembre de 2013  •  2.287 Palabras (10 Páginas)  •  3.789 Visitas

Página 1 de 10

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo tiene como objetivo mostrar una panorámica general a cerca de cómo ha ido evolucionando la educación en México a través de las distintas reformas educativas y los distintos gobiernos.

En él se muestran algunas reformas educativas iniciando con la de 1833 Por Valentín Gómez Farías la cual buscó desplazar la educación que implantaba el clero, retomando los principios de esta y elaborando el artículo tercero en la constitución de 1857 adoptando los conceptos que actualmente lo rigen una educación laica, gratuita y obligatoria que se retoman en la constitución de 1917.

Se menciona también una reforma integral de la educación que busco implantar Justo Sierra en la cual buscaba una ideología liberal orientada a la pedagogía social.

Los cambios educativos posteriores mencionan reformas orientadas a mejorar el sistema educativo como la educación socialista, la implementación del plan de 11 años que buscaba abatir el rezago educativo y la llamada modernización de la educación en el periodo presidencial de Carlos salinas de Gortari en el plan de estudios 1993, hasta mencionar la actual reforma educativa la llamada RIEB

REFORMAS EDUCATIVAS

A lo largo de la historia nuestro la educación ha sufrido grandes modificaciones y a adoptado y se adaptado a los gobiernos en curso desde la educación impartida por los clérigos, la que favorecía a determinados grupos sociales hasta la inclusión de todos los sectores sociales favoreciendo las clases sociales más marginadas.

Es conveniente hacer un recuento de todas esas múltiples modificaciones que la educación ha sufrido.

En 1833 Se realizó la primera reforma educativa, por Valentín Gómez Farías, que consistió en desplazar la educación clerical e impulsar una nueva científica y abierta al progreso. Por tal motivo fue suprimida la Real y Pontificia Universidad de México, y en su lugar se propusieron los establecimientos de estudios superiores.

El objetivo de la Reforma educativa era que la Educación tomara un nuevo rumbo, donde se acabara con la corporación que había formado el clero con respecto a la educación; sacar a la Iglesia y a su enseñanza teológica y tomar las riendas de la educación para mejorar el país, siendo el gobierno quien se encargara de la organización de la institución.

Uno de los principales impulsores de la reforma educativa de 1833 fue el doctor Mora quien forma parte del comité para la enseñanza nombrado por Gómez Farías el 20 de septiembre de 1833 que posteriormente sería la Dirección General de Instrucción.

Para 1957 La Constitución adopta la idea de una educación elemental pública laica, obligatoria y gratuita. En ella quedaron establecidos los lineamientos fundamentales de la educación, tal y como lo determina su artículo tercero:

“La enseñanza es libre, la ley determinara que profesiones necesitan titulo para su ejercicio y con qué requisitos se deben expedir”.

Dicha constitución establece la eliminación total del monopolio de la iglesia con respecto a la educación.

Las principales instituciones de educación media y media superior como los Colegios mayores de San Pedro y San Pablo, y el de San Ildefonso, estaban en manos del Clero, en el cuál prevalecía una instrucción de tipo dogmática. Con el establecimiento de la República y la Institución de la nueva Constitución de 1857, el Presidente Juárez, nombró Ministro de Justicia e Instrucción a Antonio Martínez de Castro, encomendándole la reestructuración de la enseñanza. Martínez de Castro designó al Dr. Gabino Barreda para establecer las bases de la nueva organización para la educación pública.

Para1867 el presidente Juárez encarga al Dr. Gabino Barreda redactar la Ley de Instrucción Pública en la que se contempla la instrucción primaria "gratuita para los pobres y obligatoria en los términos que a principios positivistas que permitirían alcanzar "libertad, orden y progreso" expondrá el reglamento" además Barreda se encarga de organizar la escuela preparatoria.

En el periodo de 1901 a 1905, Justo Sierra Subsecretario de Justicia e Instrucción y, posteriormente, Secretario de Instrucción Pública (hasta 1911), procuró una reforma integral de la educación, desde su postura política e ideológica liberal, orientada hacia la pedagogía social. Con este fin, se creó el Consejo Nacional de Educación Superior, que tenía como metas, coordinar las instituciones educativas y determinar las pautas a seguir en la tarea educativa nacional.

Hasta la época de la Revolución (1910-1917), y en concordancia con el régimen federal, el manejo de la educación fue responsabilidad de cada estado. A la aprobación de la Constitución de 1917, el gobierno federal se impuso política, económica y administrativamente a los estados. En lo relativo a educación, esto se reflejó en la creación de un ministerio federal: la Secretaría de Educación Pública en 1921.

Sin embargo, gracias a las demandas por parte de la sociedad, los constituyentes de 1917 reformaron el artículo tercero constitucional inspirados en principios de justicia social al volver la educación laica, gratuita y obligatoria, para que realmente todo niño tuviera acceso a ella.

En el año de 1933, hubo diferentes pronunciamientos, en los que se delineaba la educación de corte socialista. A estos, se sumaron de inmediato la Confederación de Maestros, diversas agrupaciones obreras y campesinas y, finalmente, el 16 de julio de ese mismo año, la Convención Nacional Estudiantil Pro-Cárdenas, en Morelia Michoacán. Presentó una propuesta de reforma al Artículo Tercero Constitucional, en la que se proponía la sustitución, en las instituciones educativas oficiales, la enseñanza laica, por la educación integral socialista

A mediados de la década de 1940 se estableció la tendencia que se conoce con la expresión de “Escuela de la Unidad Nacional”, promovida por Jaime Torres Bodet, lo que supuso el abandono del proyecto de educación socialista.

Una verdadera revolución educativa y cultural se proponía el gobierno de la república, dentro de un sistema económico, donde las bases del capitalismo se consolidaban y pronto habría de imponer su proyecto de nación, a partir de los años 40 con Ávila Camacho y Miguel Alemán.

La educación para la Unidad Nacional es declarada por el presidente Manuel Ávila Camacho, bajo la asesoría del ministro de educación don Jaime Torres Bodet. Educar para la identidad nacional a partir de la enseñanza del civismo,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14.8 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com