ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

LA PERSONA HUMANA Y LA TEORÍA DEL DERECHO


Enviado por   •  11 de Mayo de 2022  •  Informes  •  1.537 Palabras (7 Páginas)  •  23 Visitas

Página 1 de 7

LA PERSONA HUMANA Y LA TEORÍA DEL DERECHO

Víctor Manuel Pérez Valera

“Hay muchas cosas misteriosas, pero ninguna más misteriosa que el hombre”

I. Introducción

El hombre por naturaleza es un ser dotado de razón e incapaz de saciar su apetito por el conocimiento, y sabiduría, con una evidente capacidad de poder y de elección, como ya lo fue mencionado una vez, por Aristóteles en su obra Política: “…el hombre, en cambio, vive también por acción de la razón, ya que es el único entre los animales que posee razón…” entonces, ¿la razón misma del hombre es lo que evita que sea absuelto de una normatividad? En efecto, porque a lo largo del estudio del hombre dentro de la antropología se realiza una importante reflexión jurídica, por consecuencia el derecho escrito es creado por hombres que usan como fuente primordial sus propios eventos históricos y socioculturales, para que a través de un proceso de razonamiento se genere un ordenamiento que tenga como aspecto principal un trato con dignidad hacia la vida humana, no habría tan siquiera derecho, de no ser así, el hombre, es pues, autor y destinatario de su derecho.

El enfoque del estudio del individuo que le sirve al derecho como anclaje, son las diversas etapas que constituyen al mismo ser como una unicidad, en cuanto a cómo es que el hombre está relacionado con su entorno y cómo es que ese entorno influye en la cultura e ideología de los sujetos. Incluso como estos dos factores se involucran dentro de las decisiones desde la interioridad inviolable del ser humano, lo qué es, lo que siente y lo qué piensa acerca de sí y de los demás, a través de su libertad, que se mediante el canal de exterioridad que está garantizado y limitado por el derecho, porque si bien la expresión de una persona es válida, se debe medir su impacto dentro de su entorno, los cambios que eso puede provocar, siendo positivos o negativo.

Por lo tanto, para poder determinar los contenidos de las libertades y prohibiciones dentro del ámbito jurídico, encargadas de la regularización de la conducta de los hombres, nos exige, un análisis del ser, pero, no como el prototipo idealizado o correcto, sino lo que es, basándose en el completo estudio del individuo pleno con sus peculiaridades: “la persona no es un número, posee una singularidad única y no reemplazable ni por la clonación; la persona es alguien insustituible, original, sin copia”, entonces, basar el derecho en un simple patrón para encasillar a la “persona correcta” sería minimizar hechos sociales, del mismo desarrollo de las personas que los caracteriza como seres de razón y de conciencia, cayendo solo en un deber-ser, esperando resultados basados en expectativas que difícilmente van a ser seguidas o cumplidas. Después de todo, el ser humano como autor de su destino es capaz de: reflexionar, comunicar, de decidir entre varias opciones atendiendo a sus conflictos a través de un dialogo que los llevará a un correcto ordenamiento, basado en principios: como lo es el derecho.

II. Desarrollo del Tema

i. Concepción de la persona humana.

Conocer el precepto de persona dentro del entorno del derecho es fundamental, ya que determina el porqué de la titularidad de sus derechos y obligaciones. La palabra persona etimológicamente proviene del latín “personare”, que se traduce como: “sonar a través de”, está íntimamente relación con el uso de las máscaras dentro de los teatros griegos, estas estaban diseñadas con diferentes muecas sobre el rostro, dependiendo de la situación y de la emoción que se buscaba transmitir en ese justo momento, pero, este artículo tenía una peculiaridad, un orificio que permitía exteriorizar la voz, provocando que sonara con fuerza y todos dentro del teatro pudiesen oírlos.

La antropología, como sabemos, aborda el tema del hombre desde un choque de perspectivas: entre lo social y lo biológico, analiza al hombre como un sistema complejo que posee características muy especiales. Debido a que el humano es un producto de la combinación de la evolución biológica y también de la evolución cultural, esto último es menester en el desarrollo del hombre, a causa de una intrínseca necesidad de convivencia con otras personas, que nos trae la muestra de lo complejo que puede llegar a ser el humano, no solo como individuo, está complejidad está más allá de lo presente en lo intrapersonal, se multiplica dependiendo del nivel de interacción que tiene con cada sistema familiar, organización, sociedad o ecosistema, como su medio social a través de la comunicación interpersonal.

Basándonos en esta complejidad nata del

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.3 Kb)   pdf (45.2 Kb)   docx (11.1 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com