ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

NO SOLO ENSEÑAR EL DERECHO, SINO HACER EL DERECHO


Enviado por   •  12 de Noviembre de 2018  •  Apuntes  •  515 Palabras (3 Páginas)  •  28 Visitas

Página 1 de 3

NO SOLO ENSEÑAR EL DERECHO, SINO HACER EL DERECHO.

La lectura me pareció muy agradable deposito en mi cierta motivación quizás algo soñador, desconocía el termino de deontología que es el estudio de los deberes, referidos principalmente a la actividad profesional, me quede con el concepto de ética profesional que, aunque diferentes tienen cosas en común. De todas las deontologías jurídicas especificas de un abogado, me quedo con la que creó la base para que las demás actividades que el abogado puede realizar con sus conocimientos en términos académicos en conjunto con su conciencia humana, el de deontología del maestro.

Puesto que considero que el primer ejemplo de lo que es ética y moralmente correcto que un individuo puede llegar a ser es desde el hogar apoyado con la docencia para entonces impulsar acciones para encontrarnos con profesionistas con vocación de servicio, más humanizada y menos egoísta y corrupta.

Como estudiante me pongo a pensar en mis compañeros y en mis años de estudio en los cuales el testimonio de vida es decir la coherencia entre los conocimientos que transmite van de la mano con un ejemplo vivo son el parteaguas para un futuro abogado generando esa convicción de sentirse obligado y responsable de ser un agente de cambio para la sociedad.

El docente en la materia de Derecho tiene deberes morales que acatar, entre los que se destacan el investigar la verdad, reconocerla y enseñarla. Esto me recuerda y viene a mi mente una frase que escuche no hace mucho y que considero importante en la vida de todo ser humano “Ser bueno cualquiera puede, lo difícil es ser justo.” No hay mayor ejemplo de honorabilidad que el ser justo pero es una tarea compleja porque lo que más abunda en este mundo son las injusticias. De niños siempre soñamos con una profesión para ayudar a otros con nuestros conocimientos, al crecer el dinero, el poder etc., van fragmentando nuestros valores. Es por esto que la deontología del maestro me parece vital, porque todo lo que uno aspira a ser proviene de alguien que ya es.

También estoy muy de acuerdo con una parte de la lectura que me hace reflexionar sobre que no es solo tener los conocimientos y aplicarlos en los juzgados o en el medio en el que uno esté involucrado sino también fuera de, es decir que existen docentes en Administración de empresas que enseñan a los estudiantes a montar empresas pero ellos jamás habían tenido la oportunidad de montar una, maestros de economía que están quebrados económicamente, un maestro de derecho que es corrupto, es decir un modelo educativo incoherente. Esto me recuerda a una historia que se llama “Cazador de Dragones” de José Bobadilla la cual recomiendo.

Que la persona que educa a otros tenga los resultados de éxito debe ser el modelo educativo para duplicar profesionistas ética y moralmente correctos como abogados para que contribuya después con su ejemplo a formar a otros como él fue formado anteriormente ya sea desde un aula o en la práctica diaria. Bien dicen que “las palabras mueven pero el ejemplo arrasa”.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (3 Kb)   pdf (51.5 Kb)   docx (10.8 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com