ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Planeacion Estrategica Y Administracion Por Valores


Enviado por   •  29 de Julio de 2011  •  2.086 Palabras (9 Páginas)  •  1.162 Visitas

Página 1 de 9

“El Directivo Racional: Generador de conocimiento”

El conocimiento es una actividad esencial de los seres humanos para obtener nueva información, desarrollar su vida y obtener certeza de la realidad. Todo discernimiento requiere forzosamente de una relación en la cual aparecen dos elementos vinculados entre sí: el sujeto y el objeto; esta relación implica una actividad cuyo objetivo es establecer un enlace recíproco entre ambos.

El conocimiento organizacional encuentra su génesis en los procesos racionales de la alta dirección es decir, el Directivo – líder en el marco de sus procesos de autoconocimiento y autoconciencia, ellos enfocados a la organización, propone su talento y capacidad de razonar sistémicamente para repensar la organización mediante el empleo de herramientas administrativas, en esta ocasión referiré a la planeación estratégica como proceso generador de conocimiento en todas y cada una de las arterias de la organización.

Pero, ¿Qué es el conocimiento?

Es un conjunto de información que posee el ser humano, tanto sobre el escenario que lo rodea, como de sí mismo, valiéndose de los sentidos y de la reflexión para obtenerlo; luego lo utiliza como material para divisar las características de los objetos que se encuentren en su entorno, empleando, generalmente, la observación.

Autoconocimiento y autoconciencia del directivo líder

Autoconocimiento organizacional, el reconocimiento de ¿Quién es la empresa?, ¿Qué quiere que sea la empresa? Y ¿Quién puede ser la empresa?, bajo estos principios el director líder obtendrá cierto nivel de claridad en la razón de ser de la empresa, es decir, bien definida la misión ; que desea que sea la empresa a corto mediano y largo plazo, refiero a la visión , y por último valores definidos en virtud de que otorgan sentido de identidad, comprometen a todo el personal, buscan una integridad organizacional, fomentan la comunicación asertiva, fomentan y enaltecen la actitud productiva, encaminan la acciones al servicio y atención de los clientes, entre otra importantes ventajas organizacionales.

La autoconciencia , tomar en cuenta la situación de la empresa al interior y exterior, conocer las ventajas competitivas, mercados y competidores inmediatos. Son en estos procesos racionales en los que el directivo líder genera conocimiento al interior y exterior de la organización, será tema central la planeación estratégica como fuente generadora de información y conocimiento, en la que sustento este trabajo a través de mis reflexiones.

El pensamiento holístico

La mayor parte de los estudiosos del liderazgo, como Bennis y Nanus (1985), y Kotter (1990), reconocen que el rasgo básico de un gerente es saber formular una perspectiva estratégica para su empresa, esto es, poder definir hacia dónde va la compañía. La verdad es que es difícil concebir a un líder empresarial que no articule esta visión porque, precisamente, el liderazgo requiere por definición conducir a la gente ante lo cual vale la pena preguntarse ¿Conducir hacia dónde? Por ello, sin una orientación estratégica, sencillamente, no puede existir el liderazgo.

La toma de decisiones y la generación de conocimiento a través de la planeación estratégica.

Es inevitable en lo estratégico un gerente debe tener mucha determinación para seleccionar en una situación compleja y arriesgada. La anterior particularidad de la voluntad es una facultad humana que recibió fuerte consideración en la antigua Grecia, pero que luego fue perdiendo importancia; actúa de manera relativamente libre, solo sujeta a la situación de entorno.

La complejidad de la toma de decisiones estratégicas hace que ella se desarrolló en condiciones difíciles y que, por tanto, implique un esfuerzo gerencial. Estas decisiones están influidas por los siguiente cuatro factores (Glueek & Jauck, 1979): percepciones de la gerencia del entorno, actitudes gerenciales frente al riesgo, conocimiento de la estrategia pasad y relaciones de poder de la administración.

Por ello hay que ver el ejercicio de planeación como una oportunidad de aprendizaje para la organización. Por lo general cada vez que se hace un trabajo de planeación estratégica la gente enfatiza los instrumentos, la metodología y el logro a partir de unas decisiones concretas, cuando no el documento resultante. Aun cuando esto es importante, el valor de la planeación estratégica como ejercicio de gestión en que posee un gran poder desde el punto de vista del aprendizaje. Precisamente sirve para conocer bien los factores que inciden en el negocio, comprender la empresa misma como organización, entender los diferentes puntos de vista o concepciones de los ejecutivos y personas claves, los supuestos subyacentes y evaluar el futuro mismo de la empresa para tener una perspectiva sobre su desarrollo en el porvenir.

Por ello la consideración predominante del conocimiento en la organización de los últimos años explica la insistencia en este aspecto suave, pero importante, de la gerencia estratégica. El aprendizaje organizacional ha estimulado el desarrollo de metodologías como la planeación por escenario, que tiene un fuerte apoyo de aprendizaje. Las técnicas de prospectiva, muy conocidas en nuestro medio (Godet, 1995; Mojica, 1991), también caminan por el mismo sendero. Y últimamente, la gestión del conocimiento anda también por esta vía (Nonaka & Takeuchi, 1995; Davenport & Prusak, 2001).

Para que en realidad el ejercicio de la planeación estratégica aporte el punto de vista del conocimiento, el grupo de gerencia necesariamente debe actuar como un equipo de alto aprendizaje que garantice la escucha integral de las propuestas y análisis de los miembros, la posición abierta para dar y recibir información de otros, el manejo de los procesos de convergencia, la eliminación de las rutinas defensivas (Agryris, 2000) y demás obstáculos en la transformación profunda de las costumbres de trabajo colectivo de los líderes.

La puesta en marcha de la planeación estratégica y la gestión del conocimiento.

En la empresa, al desplegar un proceso de planeación estratégica, es preciso mantener una coordinación efectiva con todas las áreas, dando a conocer los objetivos, metas, estrategias, actividades, responsabilidades, capacitación y enlaces de comunicación permanente, con el objeto de garantizar que los cambios se den de manera armónica, evidentemente, en la medida en que transcurran dichos cambios, se observarán alteraciones en los procesos de trabajo

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14 Kb)   pdf (99 Kb)   docx (14.4 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com