ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Transacciones En El Extranjero


Enviado por   •  4 de Julio de 2011  •  2.794 Palabras (12 Páginas)  •  1.024 Visitas

Página 1 de 12

Fecha del balance general antes de la fecha de pago

Surge la pregunta de qué contabilidad debe hacerse si una fecha del balance general cae entre la fecha de la venta y la fecha de pago. Por ejemplo, suponga que Eximco embarcará

los bienes a su cliente español el 10 de diciembre, año 1 y que el pago se debería recibir el 1 de marzo, año 2. Suponga que al 10 de diciembre la tasa al contado para los euros es de

$1.00, pero que al 31 de diciembre el euro se ha revaluado a $1.05. ¿Se necesita algún ajuste al 31 de diciembre, año 1, que es cuando los libros se cierran, con el fin de contabilizar el que la cuenta por cobrar en moneda extranjera ha cambiado en su valor de dólares estadounidenses desde el 10 del diciembre?

El consenso general mundial es que una cuenta por cobrar o una cuenta por pagar en moneda extranjera se debe reevaluar a la fecha del balance general para contabilizar la variación en los tipos de cambio. De acuerdo con la perspectiva de dos transacciones, esto significa que una ganancia o una pérdida cambiaria surgen en la fecha del balance general. La siguiente pregunta es entonces qué debe hacerse con estas ganancias y pérdidas cambiarias que aún no se han realizado en efectivo. ¿Deben incluirse en la utilidad neta?

Los dos enfoques para la contabilización de las ganancias y de las pérdidas cambiarias no realizadas son el enfoque diferido y el enfoque de acumulación por devengado. Bajo el enfoque diferido, las ganancias y las pérdidas cambiarias no realizadas se difieren en el balance general hasta que el efectivo realmente se pague o se recibe. Cuando el efectivo se paga o recibe, se debe incluir en el ingreso una ganancia o una pérdida cambiaria realizada. Este enfoque no es aceptable bajo las NIIF ni por los PCGA estadounidenses,

La NIC 21 (así como la SFAS 52) requiere que las compañías usen el enfoque de acumulación por devengo con el fin de contabilizar las ganancias y las pérdidas cambiarias no realizadas. En este enfoque una firma reporta la ganancia y pérdidas cambiarias no realizadas en la utilidad neta en el periodo en que varía el tipo de cambio. La SFAS 52 justifica este enfoque diciendo: “Esto es consistente con la contabilidad sobre bases devengadas; da como resultado que se importe el efecto de una variación cambiaria que tendrá efectos sobre el flujo de efectivo cuando ocurra el evento que cause el efecto De este modo, cualquier variación en el tipo de cambio desde la fecha de venta hasta la fecha del balance general produciría una ganancia o pérdida cambiaria que debe reportarse en el ingreso de ese periodo. Cualquier variación en el tipo de cambio desde la fecha del balance general hasta la fecha de pago produciría una segunda ganancia o pérdida cambiaria que se reportaría en el segundo periodo contable. Los asientos de diario que realizaría Eximco bajo el enfoque de acumulación por devengado serían como sigue:

El impacto neto en el ingreso en el año 1 incluye Ventas de $980 000 y una Ganancia cambiaria de $50 000; en el año 2, se registra una Pérdida cambiaria de $70000. Esto produce un aumento neto en las Utilidades retenidas de $980 000 el cual queda equilibrado por un aumento igual en Efectivo.11

Una crítica del enfoque de acumulación por devengado es que conduce a una violación del conservadurismo cuando surge una ganancia cambiaria en la fecha del balance general. De hecho, ésta es una de las dos situaciones que se presentan en las normas de contabilidad estadounidenses (la otra se relaciona con el hecho de reportar a valores de mercado las operaciones con valores negociables) cuando es aceptable reconocer una ganancia no realizada en el ingreso. Históricamente, varios país de la Unión Europea (EU) (como Alemania y Austria) se adhirieron de una manera más estricta al concepto de conservadurismo. En estos países, si a la fecha del balance general el tipo de cambio hubiera variado de tal modo que surgiera una ganancia no realizada, se ignoraría la variación en el tipo de cambio y la cuenta por cobrar o por pagar en moneda extranjera continuaría registrándose en el balance general al tipo de cambio existente a la fecha de la transacción. En contraste, si el tipo de cambio hubiera variado de tal modo que se causara una pérdida cambiaria, la cuenta por cobrar se reevaluaría y registraría, a la vez que se reportaría una pérdida no realizada en el ingreso. Esta es una aplicación clásica del conservadurismo. Con la introducción de la obligación de usar las NIIF, esta práctica ya no es usada por las compañías con sede en Estados Unidos al preparar estados financieros consolidados

Todos los activos y pasivos en moneda extranjera que se llevan en los libros de una compañía se deben re expresar a la fecha del balance general. Además de las cuentas por pagar y por cobrar en moneda extranjera resultantes de las transacciones de importaciones y de exportaciones, las compañías podrían tener dividendos por cobrar provenientes de subsidiarias extranjeras, préstamos por pagar a prestamistas extranjeros, pagos de arrendamientos por cobrar provenientes de clientes extranjeros y así sucesivamente, que estén denominados en una moneda extranjera y que por lo tanto deban reexpresarse a la fecha del balance general. Cada uno de estos activos y pasivos denominados en moneda extranjera está expuesto un riesgo cambiario; por consiguiente, las fluctuaciones en el tipo de cambio resultarán en ganancias y pérdidas cambiarias.

Muchas compañías americanas reportan las ganancias y las pérdidas cambiarias en el estado de resultados en una partida que con frecuencia se denomina “Otros ingresos (Gastos)”. Otras ganancias y pérdidas incidentales como las ganancias y las pérdidas en las ventas de activos también se incluirían en esta partida. La SFAS 52 le exige a las compañías revelar la magnitud de las ganancias y pérdidas cambiarias si éstas son materiales. Por ejemplo, en las Notas a los estados financieros del informe anual de 2004, Merck & Company Inc. indicó que la partida del estado de resultados denominada “Otros (ingresos) gastos, neto”, incluía ganancias cambiarias de $18.4 millones, $28.4 millones y $7.8 millones en 2004, 2003 y 2002, respectivamente

COBERTURA DE LOS RIESGOS CAMBIARlOS

En el ejemplo anterior, Eximco tiene una exposición cambiaria de activos en euros cuando vende bienes al cliente español y le concede tres meses para pagar su compra. Si el euro se devalúa durante los próximos tres meses, Eximco incurre en una pérdida cambiaria. Para muchas compañías, la incertidumbre de no saber en forma exacta la cantidad de moneda nacional que recibirá sobre una venta de exportación es motivo de gran preocupación.. Para evitar dicha incertidumbre,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (16.9 Kb)   pdf (110.9 Kb)   docx (14.3 Kb)  
Leer 11 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com