ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Verdad Absoluta:


Enviado por   •  30 de Septiembre de 2011  •  1.804 Palabras (8 Páginas)  •  1.370 Visitas

Página 1 de 8

Verdad Absoluta: No se puede argumentar lógicamente en contra de la existencia de verdades absolutas. Puesto que argumentar contra algo es establecer que una verdad existe. No se puede argumentar en contra de la verdad absoluta a menos que una verdad absoluta sea la base del argumento. Aquí hay unos argumentos clásicos y declaraciones hechas por aquellos que tratan de argumentar en contra de la existencia de la verdad absoluta:

"No existen absolutos." Primero que nada, el relativista declara que no existe absolutamente ningún absoluto. Esa es una afirmación absoluta. Esta afirmación es lógicamente contradictoria. Si esta afirmación es verdadera, existe, de hecho, un absoluto - absolutamente no existe ningún absoluto.

"La verdad es relativa." De nuevo, esta es una afirmación absoluta, la cual implica que la verdad es absolutamente relativa. Además de proponer un absoluto, suponga que la afirmación es verdadera y que "la verdad es relativa." Todo, incluyendo esa afirmación, sería relativo. Si una afirmación es relativa, no es siempre verdadera. Si "la verdad es relativa" no es siempre verdad, a veces la verdad no es relativa. Esto significa que existen absolutos, lo cual significa que la afirmación anterior es falsa. Cuando se sigue la lógica, los argumentos relativistas siempre se contradecirán a sí mismos.

El segundo problema con la negación de la verdad absoluta / verdad universal, es el hecho de que todos los humanos tenemos un conocimiento limitado. Como seres humanos con una mente limitada y finita, lógicamente no podemos hacer declaraciones de negativos absolutos. Por ejemplo, una persona no puede decir “Dios no existe” (aunque muchos lo hacen), porque para decir eso, ellos necesitarían tener un conocimiento absoluto del universo entero de principio a fin. Cuando la gente dice que no hay Dios o que no hay una verdad absoluta (lo cual realmente en esencia es la misma cosa), lo más que pueden decir racional y lógicamente es que “Con el limitado conocimiento que tengo, no creo que exista un Dios”. O “Con el limitado conocimiento que tengo, no creo que exista alguna cosa que sea una verdad absoluta.”

El tercer problema con la negación de la verdad absoluta / verdad universal, es el hecho de que no se vive conforme a lo que sabemos que es la verdad en nuestras propias conciencias, en nuestras propias experiencias, y lo que vemos en el “mundo real”. Si no hay tal cosa como la verdad absoluta, entonces finalmente no hay nada correcto o incorrecto acerca de nada. Lo que puede ser “bueno para ti” no significa que sea “bueno para mí.”. Mientras que superficialmente este tipo de relativismo parece ser muy atractivo, si es tomado en su conclusión lógica, pronto prueba ser desastroso.

La segunda evidencia para la existencia de la verdad absoluta es apreciada en la ciencia. La ciencia es simplemente la búsqueda del conocimiento. Es el estudio de lo que conocemos y la demanda de conocer más. Por lo tanto, todo estudio científico por necesidad, debe estar fundamentado sobre la creencia de que hay realidades objetivas que existen en el mundo. Sin los absolutos, ¿qué sería del estudio científico? ¿Cómo puede uno saber que los descubrimientos que hicieron eran reales? De hecho, las mismas leyes de la ciencia deben estar fundadas en la certeza de la verdad absoluta.

Además frente al relativismo moral que caracterizaba la actitud de los Sofistas confiando en que hay valores o verdades absolutos y que estos pueden ser alcanzados por el hombre o el Dogmatismo tradicional, decir que el hombre puede llegar a las verdades universales si conduce su vida reflexivamente comenzando para ello por tomar conciencia de su indigencia y de su ignorancia, es decir, que la conciencia de la propia ignorancia es ya el camino de la sabiduría, ya que con ella el hombre consigue liberarse del tipo de ignorancia más peligroso, la de aquellos que no sabiendo en realidad, creen estar en posesión de ella.

El procedimiento que va a emplear para obtener esos conceptos universales será a trabes de la multiplicidad de la experiencia ó la inducción. Una vez alcanzado esos conceptos universales mediante la inducción, es necesario determinarlos con precisión mediante una definición adecuada. Esta pretensión de Sócrates, de que el verdadero conocimiento se constituye mediante conceptos universales, anticipa la filosofía de su discípulo Platón.

Según Sócrates, lo universal sería aquello que hace que cada cosa sea lo que es (lo que más tarde Aristóteles llamará `esencias´). El método empleado por Sócrates para descubrir los universales es en realidad un método inductivo, ya que parte siempre del análisis de varios casos particulares para ver lo que tienen en común (que es lo universal); por ejemplo, después de haber estudiado muchas acciones buenas, intenta “abstraer” el universal de la “bondad”, una vez que ha visto y analizado muchas cosas bellas, intenta “abstraer” el universal de la “belleza”, etc.... El objetivo último del método socrático era encerrar en una definición el universal inmutable de la realidad estudiada. Las exactas definiciones de los universales constituirían, pues, los conocimientos auténticamente verdaderos (los conocimientos absolutos). ... Sin embargo, hay que decir que Sócrates no consiguió dar nunca con una definición plenamente satisfactoria de ningún universal.

Platón creía en verdades absolutas; y que las matemáticas eran la llave a esas verdades.

Sócrates:

Aunque la confusión de Sócrates como Sofista está continuamente presente en multitud de testimonios desde los mismos

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.1 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com