ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El consumo de drogas en México: diagnóstico, tendencias y acciones


Enviado por   •  24 de Febrero de 2012  •  Tesinas  •  10.273 Palabras (42 Páginas)  •  517 Visitas

Página 1 de 42

El secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, afirmó que los crecientes niveles de violencia en México son consecuencia del crecimiento en de los índices de consumo de droga y ello genera un gran interés de los narcotraficantes por el mercado interno.

El funcionario señaló que el valor del mercado de las drogas al mayoreo en México, es de 811.08 millones de dólares, lo que representa un atractivo económico muy grande para las bandas del crimen organizado.

Consideró que esa es la razón por la que hoy se vive una situación de violencia en el país, aunque los legisladores rechazaron que esa sea la causa , pues argumentaron que en Estados Unidos el nivel de consumo es superior y no hay guerra entre los grupos criminales.

Los legisladores consideraron que debe frenarse la situación, pues en la actual administración, que lleva tres años, se han registrado 15 mil muertes originadas por el crimen organizado, durante 2009, esa cifra superó los siete mil y para 2010 las tendencias avanzan a romper todos los récords en materia de ejecuciones.

Al comparecer ante los miembros de la Primera Comisión legislativa de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión el titular de la SSP sostuvo que el incremento en el consumo de drogas es muy grande, pues tan sólo en el caso de las anfetaminas, el consumo se multiplicó por cinco de 2002 a 2008.

Explicó que en México se estima que un millón 700 mil personas consumen cotidianamente cocaína y tres millones de mexicanos son consumidores de mariguana, lo que representa un importante mercado interno.

Durante su comparecencia el funcionario federal manifestó que "las ganancias en el negocio sucio de las drogas son muy atractivas ya que cada kilogramo de cocaína equivale a 95 mil dólares, tan sólo por trasladarla de Colombia a Estados Unidos".

En ese sentido, aseguró que en Colombia, que es un país productor, el kilogramo de cocaína tiene un costo de dos mil 198 dólares, pero ya en México, el precio de mayoreo del alcaloide es de 12 mil 500 dólares y en Estados Unidos el precio llega a los 97 mil 400 dólares por kilogramo, lo que representa ganancias de 95 mil dólares.

Sin embargo, dijo que esa misma cocaína que salió de Colombia con un precio de dos mil 198 dólares por kilo, en Europa llega a costar hasta 101 mil 490 dólares, lo que representa un mercado que ofrece millonarias ganancias.

Por otro lado, informó que de acuerdo con el Reporte Mundial de Drogas 2009 de la Organización de las Naciones Unidas, el mercado de las drogas en Estados Unidos tiene un valor total de 64 mil 339.7 millones de dólares al menudeo y de 17 mil 396 millones de dólares al mayoreo.

En México se estima que en todo el país se consumen casi 515 toneladas de marihuana, con un costo de 41.1 millones de dólares; de cocaína el consumo es de 27.65 toneladas, con un valor de 345.7 millones de dólares, y de heroína se compran 3.9 toneladas, con un valor de 138.2 millones de dólares.

En el caso de las drogas sintéticas, en México se consumen 4.29 toneladas de anfetaminas, con valor de 281.9 millones de dólares y de éxtasis la ingesta es de 0.04 toneladas con valor de 4.03 millones de dólares.

El consumo de drogas en México: diagnóstico, tendencias y acciones. México, D.F: Secretaria de Salud-Consejo Nacional contra las Adicciones, 1999.

El fenómeno de las adicciones se ha convertido en uno de los pocos problemas que han penetrado todos los campos vitales de la sociedad moderna. La producción, el comercio y el consumo de drogas sólo se pueden considerar como un cáncer que crece y se disemina por todas las redes y los tejidos sociales, y que está a punto de dar un golpe mortal a la estabilidad social y a las políticas de desarrollo y crecimiento en el mundo. El fenómeno de las drogas se comporta ya como el eje de las economías de los países productores y consumidores; se vincula de manera clandestina con la política; corrompe a instituciones y funcionarios públicos; favorece la escalada de violencia y delincuencia; desarticula la cohesión social y destruye los lazos familiares. Un indicador más de su efecto devastador en la sociedad es su emergencia como un problema de salud pública que no respeta edad, sexo, nivel de ingreso, procedencia geográfica, nivel educativo ni condición social.

El volumen que editan la Secretaría de Salud y el Consejo Nacional contra las Adicciones, bajo el título El consumo de drogas en México: diagnóstico, tendencias y acciones, ofrece una visión actualizada sobre el uso y el abuso de las drogas ilegales en nuestro país, y describe los programas de prevención y tratamiento desarrollados para enfrentar la emergencia de este problema de salud pública en el ámbito nacional.

La estructura del documento se divide en dos secciones que se ocupan de las evidencias y respuestas. La sección de evidencias -a la que se limita esta reseña- se aboca al diagnóstico del uso de drogas en nuestro país y a sus tendencias; los datos surgen de diferentes estudios, encuestas e informes al respecto, así como del sistema de vigilancia creado para monitorear el consumo de drogas y los correspondientes daños a la salud. Destaca la vasta cantidad de fuentes y encuestas realizadas para documentar este problema de salud pública, tanto en el plano nacional como en grupos vulnerables, lo que también demuestra la anticipada preocupación por parte de las instituciones de salud por conocerlo y atenderlo. La Secretaría de Salud ha encabezado la realización de tres Encuestas Nacionales de Adicciones (ENA-I, 1988; ENA-II, 1993; ENA-III, 1998), así como el levantamiento de la Encuesta sobre Consumo de Drogas en la Frontera Norte, en 1994. El Instituto Mexicano de Psiquiatría (IMP), la Secretaría de Educación Pública y la Procuraduría General de la República se han enfocado en el estudio de la drogadicción en la población estudiantil de enseñanza media y media superior realizando encuestas desde 1976 hasta 1997. Los Centros de Integración Juvenil también participam con los resultados de estudios epidemiológicos hechos entre 1990 y 1997, en los pacientes que ingresan a tratamiento en sus instalaciones; el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), por su parte, contribuye con el Estudio de Niñas, Niños y Adolescentes Trabajadores en 100 Ciudades. Por último, tarnbién se incluye información proporcionada por el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de las Adicciones -de la Dirección General de Epidemiología-, por el Sistema de Reporte de Información en Drogas -Coordinado por el IMP y otras instituciones públicas y privadas-, y por la Vigilancia Epidemiológica de Uso de Drogas en Servicios de Urgencias (1998) del Instituto Mexicano del Seguro Social. Esta colaboración interinstitucional

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (64 Kb)  
Leer 41 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com