ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo expositivo acerca de la trama de las películas: La noche de las bestias, La ley de Herodes, El ministro y yo, La dictadura perfecta y Voces Inocentes


Enviado por   •  29 de Agosto de 2017  •  Ensayos  •  2.226 Palabras (9 Páginas)  •  102 Visitas

Página 1 de 9

Ensayo expositivo acerca de la trama de las películas: La noche de las bestias, La ley de Herodes, El ministro y yo, La dictadura perfecta y Voces Inocentes

Rodolfo Ríos Peinado

Estudiante II Semestre APT-CETAP Santa Marta

Agosto 25/2017

Palabras claves: Anarquía, Corrupción, Manipulación, Administración Pública, Sociedad Civil, Abuso del Poder.

A continuación, se pretende explicar la trama y la relación de cinco (5) películas con la administración pública, situaciones que se presentan en el actuar de los organismos del Estado en cualquiera sociedad civil.

  1. La Noche de las Bestias

Durante una noche al año se celebra en Estados Unidos “la purga”, que básicamente consiste en que, durante doce horas, todos los crímenes (incluido el asesinato) son legales. No se puede llamar a la policía, los hospitales no atienden a nadie. Los ciudadanos se las arreglan solos en una noche donde unos salen a desatar sus instintos más violentos y otros se refugian en casas fortificadas con vanguardistas sistemas de seguridad. Según las autoridades y medios de comunicación, la purga ha hecho descender los índices de criminalidad durante los 365 días restantes del año, y además ha impulsado la economía. La sociedad acepta la purga sin hacer preguntas, porque el sistema funciona. Sin embargo, una familia verá las cosas de otra manera cuando un hombre se cuela en su casa durante “La noche de las bestias” Si pudieras cometer impunemente cualquier crimen una noche al año. La idea de lo que pasa en esta película, sin duda se podría presentar como alternativa para que los ciudadanos aprendan a vivir en armonía, pero sin instituciones del Estado es difícil llegar a todos los ámbitos del Desarrollo

  1. La Ley de Herodes

La ley de Herodes es una comedia en la que se denuncia el funcionamiento del sistema político mexicano. La trama ocurre durante el mandato del presidente Miguel Alemán, de 1946 a 1952, pero con claras referencias a momentos posteriores. En ella se cargan las tintas contra el partido de gobierno, pero también contra su oposición, así como contra la Iglesia, como parte de una misma casta dirigente. Pero más allá de la realidad local mexicana, la película adquiere un tono universal en la crítica al burocratismo, la corrupción y el funcionamiento de las instituciones del Estado al servicio de unos pocos privilegiados. Se trata, en definitiva, de una efectiva sátira corrosiva a una cultura política que concibe el "Estado como botín", que entiende el acceso a la Administración del Estado como una oportunidad para robar y hacerse rico y no como un servicio público a la ciudadanía. Sin duda uno de los problemas más graves para el desarrollo y la reducción de la pobreza que enfrentan los países del Sur tiene que ver con este tipo de cultura y prácticas políticas.

La película cuenta la historia de un político, Juan Vargas, nombrado presidente municipal interino de San Pedro de los Saguaros, en México, un pueblito de mala muerte de unos cien habitantes de mayoría indígena. A Juan Vargas sus superiores le dan el puesto porque nadie está interesado en ocupar tan peligroso lugar, el anterior presidente municipal fue linchado por la población. Cuando toma posesión del cargo Vargas realmente cree que su función es traer la modernidad y la justicia social al pueblo. Y quiere trabajar realmente por ello. Pero al ver que es abandonado a su suerte, sin presupuesto ni condiciones para llevarlo a cabo, sólo le entregan una pistola y la Constitución, acabará aceptando y beneficiándose de las reglas del juego institucional, convirtiéndose en un funcionario corrupto más que tratará de sacar el mayor beneficio posible de la situación.

El Estado es así reducido a una herramienta de coacción al servicio de unos pocos frente a la gran mayoría. La pistola posibilita a Vargas intimidar a la población. La Constitución, así como sus reinterpretaciones y particulares añadidos, le permite imponer multas, crear nuevos impuestos y obtener recursos de la gente. La misma Constitución es utilizada en la película para guardar el dinero recaudado, símbolo del uso corrupto que se hace de ella.

Los políticos corruptos, lejos de ser castigados, son protegidos y tapados, garantizándose entre unos y otros la permanencia en el poder de esta clase política.

Pero la película también permite observar la otra cara del sistema de corrupción generalizado, la cara de los pobres sobre los que se sustenta todo este modelo. En el caso particular del pueblo de San Pedro de los Saguaros nos encontramos que la mayoría de la población, de origen indígena, no habla español porque no hay escuelas y viven en una situación de extrema exclusión social. Se trata de una población sobre la que se construyen discursos de modernización y progreso, los que justifican infraestructuras y planes de desarrollo, cuando no posibilidades de negocio. Pero es una población en realidad relegada y marginada por las autoridades del Estado, que sólo se relacionan con ellos en términos de ejercicio del poder y de obtención de recursos. Obviamente se trata de una situación con claras connotaciones universales.

  1. El ministro y yo

En esta película se desenvuelve en una trama basada en aspectos relacionados con el derecho y la obligación que tienen los funcionarios públicos para aplicarlo en nuestra sociedad, es una fuerte crítica hacia el gobierno en la que evidencia la ineficiencia del gobierno para ejercer su labor. El personaje Mateo Melgarejo interpretado por Cantinflas, es un mecanógrafo empeñando en ayudar al prójimo y hacer valer los derechos de las personas, es un individuo culto que combate la ignorancia de su pueblo, Mateo es un ciudadano inconforme con la burocracia en México. Uno de los primeros ejemplos sobre incompetencia del gobierno es cuando pretendían comprarle su terreno a nacho y no le pagaban el precio real, cuando van al catastro después de visitar todas las oficinas no obtienen ninguna información dejando de lado el derecho de petición y abusando de su poder, “si nuestra constitución hablara se vuelve a quedar muda”.

Una de las frases que me llamaron la atención fue: “lo que aqueja a la sociedad es la incomprensión y los abusos de los que saben”, si la analizamos un poco podemos comprender que nuestro peor enemigo es la ignorancia, el pueblo tiene pan y circo, pero no conocimientos, esto nos recuerda que “un buen gobierno no depende de que tan sabios sean los gobernantes, si no cuan ignorante sea el pueblo”. Otra de las frases que considere importantes es: “Gobernar es Educar” con respecto a lo anterior se plantea una analogía sobre una escalera que se debe barrer de arriba hacia abajo o educar de arriba hacia abajo, de lo contrario no es posible limpiarla, seria como ponerse un zapato en la cabeza. Las buenas acciones enaltecen a los hombres y no las influencias, cuando se acaba la influencia se termina el respeto y una buena reputación dura mas haya de la vida misma, con lo que se concluye a la frase: “las influencias no valen solo cuentan los méritos”. En nuestra realidad puede llegar a valer más una recomendación que un mérito.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.9 Kb)   pdf (166.2 Kb)   docx (17.6 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com