ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ALIMENTACION


Enviado por   •  14 de Enero de 2013  •  4.472 Palabras (18 Páginas)  •  280 Visitas

Página 1 de 18

Alimentación humana

Enviado por Jesús Castro

Anuncios Google

Alimentación

Algunos Alimentos pueden Dañar tus Dientes. Conoce Cuales Son Aquí! www.oralb.com

Licenciatura - Psicología

Universidad a Distancia, Estudia Psicología en línea www.aiu.edu/Universidad

Magíster Terapia Gestalt

Centro Psicoterapia Gestalt Stgo. - Universidad Mayor - Chile www.gestalt.cl

Introducción

Vegetarianismo

Conclusión

Y Dios pasó a decir: "Mirad que os he dado toda vegetación que da semilla que está sobre la superficie de toda la tierra y todo árbol en el cual hay fruto de árbol que da semilla. Que os sirva de alimento. Y a toda bestia salvaje de la tierra y a toda criatura voladora de los cielos y a todo lo que se mueve sobre la tierra en que hay vida como alma he dado toda la vegetación verde para alimento". Y llegó a ser así.

(Génesis 1: 29 y 30).

Introducción.

Según la revista "Science", del 14/8/2008, en 1994 se descubrió una cueva con pinturas rupestres preciosas, la Chauvet, en Ardèche, el sur de Francia. Lo llamativo de esta cueva es que fueron datadas con una antigüedad de entre 32 y 30 mil años antes del presente, lo que las convierte en el arte rupestre más antiguo. Estos cavernícolas utilizaron carbonilla para realizar figuras realmente sorprendentes. Primero dibujaron los contornos de dos rinocerontes entrechocando los cuernos. Luego más a la izquierda las cabezas de tres vacas salvajes, y finalmente las cabezas de cuatro caballos, con sombras y perspectiva, e incluso cada caballo con una expresión especial, que les da personalidad a cada uno. La datación de radiocarbono se realizó sobre los dos rinocerontes y las vacas, y arrojan un cálculo conjetural de entre 32 y 30 mil años antes del presente, aunque hay que admitir que tal fecha no es exacta ya que no hay una calibración de radiocarbono aceptada para esa época.

Según la Wikipedia, El hombre de las cavernas o "cavernícola" es un personaje popular basado en conceptos estereotipados sobre la posible apariencia de los primitivos humanos prehistóricos u homínidos. El cliché de "hombre de las cavernas" tiene su origen en el descubrimiento de restos del Neandertal. El término "cavernícola", a veces es utilizado en forma coloquial para referirse a seres Neandertal o CroMagnon (Homo sapiens de la era Paleolítica), y se origina de la asociación conceptual entre los humanos primitivos y las cavernas, que es ejemplificada por las pinturas rupestres.

Sally Fallon, autora del libro "Nourishing Traditions: The Cookbook that Challenges Politically Correct Nutrition and the Diet Dictocrats" y Presidenta de la Fundación Weston A. Price, tiene un artículo publicado en Internet en conjunción con MarG. Enig, Ph.D., titulado "La dieta del hombre de las cavernas", en el que explica que existe una "escuela que avoca por la dieta baja en grasa predica que el hombre de las cavernas se alimentaba de carnes magras acompañadas de abundantes alimentos vegetales, como brotes, raíces, frutas y hojas. Sin embargo, otros investigadores defienden que la grasa animal era el principal sustento del hombre de las cavernas, junto con la carne que la acompaña, y que la ingesta de alimentos procedentes del mundo vegetal era mínima. Ambas escuelas de pensamiento están de acuerdo que la dieta del hombre de las cavernas era espartana, y que carecían de alimentos salados o dulces".

El artículo hace mención de las teorías más recientes en vigor, respecto a la dieta del llamado "hombre primitivo", en un debate argumental que finalmente no se decanta con claridad hacia ninguna de las partes en litigio, pero donde todas ellas convienen, en general, en admitir que la carne formaba parte notoria de dicha dieta:

«El Dr. Walter L. Voegtlin sostiene la teoría de la dieta abundante en grasa en su libro "La dieta de la edad de piedra", publicado en 1975. Según él, los humanos son animales carnívoros, y la dieta de la edad de piedra

era la de los carnívoros, es decir, principalmente grasas y proteínas, con la adicción de una pequeña cantidad de carbohidratos. Señala, que al igual que los perros que son carnívoros, el hombre tiene dientes caninos, molares estriados e incisivos en la mandíbula superior y en la inferior. Su mandíbula está diseñada para machacar y desgarrar siguiendo movimientos verticales. Debe masticar su comida y no es rumiante. La capacidad de su estómago es de 2 litros, tarda 3 horas en vaciarse, descansa entre comidas, carece de bacteria y protozoos, segrega largas cantidades de ácido clorhídrico y no digiere la celulosa. Su tracto digestivo es corto en relación a la longitud de su cuerpo, su cecum es disfuncional y su apéndice un vestigio. Su recto es pequeño, contiene flora bacteriana que provoca putrefacción y no contribuye al proceso digestivo. El volumen de las heces es pequeño; la eficiencia digestiva bordea el 100%, su vesícula biliar es activa y está bien desarrollada. Ambos, el perro y el hombre, se alimentan de forma intermitente y pueden sobrevivir sin estómago o colon.

La oveja herbívora, por el contrario, carece de caninos, tiene molares lisos e incisivos sólo en la mandíbula inferior. Su mandíbula está designada para moler y para los movimientos rotatorios. Rumiar y masticar son funciones vitales. Su estómago contiene 8 litros y medio, contiene bacterias y protozoos, nunca se vacía y produce poca cantidad de ácido clorhídrico. Su colon y su cecum son largos y de gran capacidad, el cecum desarrolla una función vital; la flora bacteriana del recto produce más bien fermentación que putrefacción; las heces son voluminosas, la función de la vesícula biliar (encargada de digerir las grasas) es muy poca o no existe, y la eficiencia de la digestión es del 50% o menos. La oveja se alimenta continuamente. No puede vivir sin el estómago o el colon. Su tracto digestivo es unas cinco veces más largo, en relación a la longitud de su cuerpo, que el del hombre y perro.

Voegtlin afirma que esas grandes diferencias entre la anatomía del hombre y la de los herbívoros hace que sean incapaces de adaptarse a una dieta basada en alimentos vegetales, en especial a los cereales ricos en carbohidratos, así como a una dieta abundante en productos lácteos, ricos

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (27.4 Kb)  
Leer 17 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com