ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Comte. "El espiritu del discurso positivo" Comentario de Texto


Enviado por   •  9 de Febrero de 2019  •  Trabajos  •  1.365 Palabras (6 Páginas)  •  18 Visitas

Página 1 de 6

Auguste COMTE - “Espíritu del discurso positivo”

1-. A partir de lo leído, señalar elementos que indiquen un pensamiento evolucionista.

En este texto podemos encontrar diversos elementos que indican un pensamiento evolucionista, sobre todo relacionando  la situación de la inteligencia y las fases de la historia de la humanidad: “en el fondo está en plena armonía con la verdadera situación inicial de nuestra inteligencia, en una época en la que el espíritu humano está aún por bajo de los problemas científicos más sencillos” (Fernández, 2008, p. 8) En esta parte del texto estudiado, se  está haciendo referencia a la primera fase de la Ley de los Tres Estados. En esta ley se puede observar plenamente un evolucionismo vigente puesto que la base de la teoría es que la inteligencia humana evoluciona debido a su paso por los tres estados hasta conseguir basar las investigaciones de los fenómenos de su alrededor en un método científico caracterizado por la observación y la obtención de datos.

El paso de un estado a otro lo hemos encontrado llamado en el texto ley de progreso lo que, en el propio nombre indica una predisposición al evolucionismo.

2-. Señalar elementos que indiquen un pensamiento positivista.

Sobra decir que el texto es plenamente positivista ya que expone uno de los elementos más destacados del pensamiento positivista, la ley los tres estados. Esta ley afirma que la inteligencia de la humanidad evolucionó entorno a tres fases o estados:

El teológico que se centra en el aspecto religioso y afirma que la sociedad está formulada conforme a la voluntad divina. En el texto se dice que es el estado preparatorio, esto se explica afirmando que en esta fase la inteligencia humana aún está “por debajo de los problemas científicos más sencillos” (Fernández, 2008, p. 8) y que en este primer estado sólo se buscan las causas esenciales de los fenómenos que se quieren estudiar.  

Este estado consta de tres fases diferentes, el fetichismo que, según el texto, consiste en “atribuir a todos los cuerpos exteriores una vida análoga a la nuestra pero más enérgica” (Fernández, 2008, p. 8) Es la primera forma de filosofía teológica.

El politeísmo, en esta segunda fase, prima sobre todo la imaginación, mientras que hasta entonces lo que prevalecía era el instinto y el sentimiento. En le texto se explica que “La filosofía inicial sufre Aquila mas prfunda trasformación en el hecho de que la vida es por fin retirada de los objetos materiales para ser trasportada a diversos seres ficticios (…) cuya (…) intervención se convierte en la fuente directa de todos los fenómenos exteriores” (Fernández, 2008, p. 8)

 Y el monoteísmo que en el texto se define como la decadencia de la filosofía inicial y se dice que en esta fase la filosofía sufre un rápido decrecimiento intelectual por causa de que la razón restringe cada vez más el dominio anterior de la imaginación.

 El estado metafísico  El estado metafísico que se centra en el aspecto filosófico y afirma que la sociedad está formulada conforme a lo que dicta la naturaleza. En el texto se dice que es el estado de transición al tercer estado. Este estado está considerado como la transición del primero al tercer estado; de la teología a más puro positivismo aunque se considera que está más cerca de este primero con respecto a la forma de investigación: ya no es la pura imaginación la que domina, y todavía no es la verdadera observación, aunque se debe destacar que su parte especulativa se encuentra muy incrementada debido a una tendencia a argumentar en lugar de observar.

En este estado, la metafísica intenta sobre todo “explicar la intima naturaleza de los seres, el origen y el destino de todo (…) pero en lugar de emplear para ello los agentes sobrenaturales, los reemplaza por aquellas entidades o abstracciones personificadas” (Fernández, 2008, p. 11)

En el texto, el autor nos resume este estado en tres encillas frases: “Se puede contemplar, finalmente, el estado metafísico como una especie de enfermedad crónica inherente por naturaleza a nuestra evolución mental, individual o colectiva, entre la infancia y la virilidad” (Fernández, 2008, p. 12) Es decir, no es de vital importancia para la evolución de la inteligencia de la humanidad pero es el paso entre la infancia (método teológico) y la madurez (método positivo)

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.5 Kb)   pdf (116.3 Kb)   docx (10.3 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com