ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Control de lectura: El pensamiento moderno


Enviado por   •  28 de Junio de 2020  •  Reseñas  •  861 Palabras (4 Páginas)  •  18 Visitas

Página 1 de 4

Control de lectura: El pensamiento moderno

Elaborado por Uriel Marin Nava[1]

El autor, Luis Villoro, nos adentra en esa gran época de transición entre el medioevo y la época moderna, también llamada Renacimiento, donde surgen estudios y pensamientos que vienen a remplazar a teorías antiguas sobre el origen del hombre, así como, el manejo que este da a su vida de acuerdo a las creencias que le han sido implantadas a lo largo de la historia.

        Comenzamos en estas primeras nociones del mundo donde nada era eterno. Todos los entes obedecían las leyes de la naturaleza y éstas no podían ser transgredidas por nadie ni nada.

En el capitulo 1, titulado La pérdida del centro, el autor hace énfasis en que en la Edad Media todos los mapas colocaban como centro de la Tierra a las ciudades de Jerusalén y Roma; la primera por ser la cuna del Cristianismo, dado que, fue donde Jesucristo vivió y dejó un gran legado que perdura en la memoria de todo el mundo; y, la segunda, por ser la capital política del imperio más grande que haya existido hasta entonces, donde se sentaron las bases de la política que nos rige hasta nuestros tiempos.

Estas dos ciudades fueron tan importantes para el mundo actual que, en la proyección de cada pueblo hoy en día siempre hay un centro político, llámese este Ayuntamiento o Palacio de Gobierno junto con un centro espiritual o Iglesia. Tan es así que en la capital política del mundo llamada Roma esta también la capital espiritual llamada el Vaticano. Las personas que conformaban las sociedades ocupaban el rol que les había tocado vivir. La gente no tenía libertad de pensamiento. De esta manera, la iglesia y el Estado seguían dominando a una comunidad sumisa.

En el surgimiento del pensamiento moderno, según Villoro, surge también la aceptación de que no existe centro en la tierra, sino que todos los puntos pueden serlo, dado que, cualquier punto en la tierra es el lugar indicado para vivir y desarrollarse.

También nos habla sobre las teorías geocéntricas qué colocaban a la tierra como centro de todo el universo y el cambio radical qué surge en el Renacimiento al colocar al sol como centro de todo el universo.

        Entonces sí la tierra no es el centro del universo, el pensamiento renacentista también pone en tela de juicio el que Dios sea quien rige nuestras vidas e invita a reflexionar si nosotros como seres humanos nos conformamos en el lugar donde nacimos o queremos subir en el edificio de la vida de acuerdo a la función social qué tienen nuestras propias virtudes.

El autor plantea un parteaguas en la mentalidad humana cuyo poder no está regulado por la sociedad antigua o las creencias de qué Dios quiso que fuéramos pobres o esclavos sí no qué depende de la función que cumple cada ser humano, así como las relaciones sociales a las que se expone con otros individuos para salir adelante.

En la medida en qué se pone en duda la veracidad de las religiones es cómo va surgiendo un pensamiento liberador o moderno en cuanto a que no hay que aferrarse a una cultura de pobreza o desigualdad, más en cambio, debemos estar abiertos a la adaptación continua que cada ser humano experimente a lo largo de su vida.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.9 Kb)   pdf (91.9 Kb)   docx (9.6 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com