ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Ahogado más Hermoso Del Mundo


Enviado por   •  23 de Junio de 2014  •  1.522 Palabras (7 Páginas)  •  557 Visitas

Página 1 de 7

, conjugaciones por otra variable están los sustantivos y adjetivos donde la flexión se llama declinación en verbos, conjugación. Es muy importante estudiar siempre las desinencias de las conjugaciones y las declinaciones.

Originalmente hablado por los habitantes de la región italiana del Lacio, el latín se convertiría con los siglos en la lengua oficial del Imperio romano. Llevada a lomo de caballo y en la punta de las espadas de la conquista romana de Europa, con la decadencia y desmembramiento posteriores del inmenso imperio vendría el inevitable proceso de descomposición del idioma latino. Con las sucesivas invasiones procedentes del norte y este de Europa, el latín, hablado por gentes de todos los tipos y condiciones sociales, fue deformado progresivamente al punto de generar distintas “hijas” que se convertirían luego en las lenguas de las nacientes naciones: España, Francia, Italia, Portugal, Rumania. Es por ello que a estas lenguas, llamadas “romances”, se les llama, alternativamente, lenguas “latinas”..

Palabras variables

En castellano, latín y demás lenguas de la familia indoeuropea las palabras se dividen, morfológicamente hablando, en variables e invariables.

Son invariables todas aquellas palabras que no admiten morfemas gramaticales. En latín son invariables los adverbios, conjunciones, preposiciones e interjecciones.

Por otra parte, las variables son aquellas que cambian de forma según la función que desempeñen en la oración. A este grupo pertenecen: el sustantivo, el adjetivo, el pronombre y el verbo.

En el caso de los sustantivos y adjetivos la flexión se denomina declinación, en el caso de los verbos, conjugación. En latín no existen los artículos y el orden de las palabras en las oraciones es bastante libre. Por tanto, se puede conocer la función que tiene un sustantivo, un adjetivo o un pronombre únicamente a través del “caso”.Con la declinación (flexión) cambian las desinencias (terminaciones). Todo sustantivo tiene un radical o tema que es invariable, y una desinencia o terminación que es variable. Esta terminación se llama “caso”.Declinar un nombre es hacerlo pasar por todos los casos.

Existen en latín clásico seis formas que pueden tomar cada sustantivo o adjetivo:

1.- Nominativo (sujeto y predicado nominal):

Es el caso del sujeto o de todas las partes de la oración que se refieren al sujeto.

Ejemplo:

Paterfiliumamat

El padre ama a los hijos

Magna gloria urbisRomae per omnes gentes nota est

La gran gloria de Roma es conocida por todos los pueblos

Aposición del sujeto:

Ejemplo:

Romani, populusclarus

Los romanos, un pueblo famoso.

El doble nominativo (sujeto y complemento en nominativo):

Ejemplo:

Ciceroconsulfactusest

Cicerón fue elegido cónsul.

2.- Vocativo (indica la segunda persona gramatical).

3.- Acusativo (objeto directo).

4.- Genitivo (indicando posesión o especificación).

5.- Dativo (objeto indirecto).

6.-Ablativo (complementos circunstanciales), así como restos de un caso adicional indoeuropeo: el locativo (indicando localización), por ejemplo ruri, en el campo.

Lengua desinencial y lengua prepositiva

Es importante estudiar siempre las desinencias de las conjugaciones y las declinaciones.

1. La lengua desinencial: es aquella que cambia sus desinencias o terminaciones para indicar el oficio que cumplen las palabras en la oración.

Ejemplo:

Puellanarratpuerofabulam

Laniñanarrauncuentoalniño.

S v cd ci

2. La lengua prepositiva: es la que requiere de preposiciones para indicar la función de las palabras en la oración, ejemplo de esto es El Castellano.

Ejemplo:

Veo a mi madre en el jardín por las mañanas.

En latín por lo general el sujeto se coloca al inicio de la oración, luego los complementos y por último el verbo. Aunque la ubicación de las palabras en la frase u oración no es determinante, pues su función está dada por el caso.

Ejemplo:

Mensa alba est

La mesa es blanca

Tanto los complementos o el sujeto, pueden ser colocados en cualquier orden sin alterarse el sentido. Porque lo importante es la terminación de las palabras, según su función.

Ejemplo:

La niña ama las rosas.

Puella rosas amat

Rosas puellaamat

Rosas amatpuella

Puellaamat rosas

Amat puella rosas

Amat rosas puella

La terminación “a” de puella indica que la palabra es sujeto, mientras que la desinencia “as” de rosas indica que es complemento directo de la oración. El sentido por lo tanto, no puede ser alterado ya que cada nombre lleva consigo la marca de su función. Ahora bien, es importante resaltar que el latín carece de el artículo, así que la palabra “rosas” puede traducirse: una rosa, la rosa o simplemente rosa, según convenga en la traducción al castellano.

Sustantivo

La palabra substantivo (también sustantivo), viene del latinsubstantvus, formada del sufijo sub (bajo), el verbo stare (pararse) y el sufijo ivus equivale al castellano ivo, usado para indicar algo que es relativo a lo que le procede. En gramática se refiere al objeto de

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com