ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

“Proyecto de lectura” El día que Nietzsche lloro


Enviado por   •  7 de Enero de 2019  •  Ensayos  •  2.192 Palabras (9 Páginas)  •  14 Visitas

Página 1 de 9

Universidad Insurgentes Plantel Toluca[pic 1]

“Proyecto de lectura”

El día que Nietzsche lloro

Materia: Historia de la psicología

Docente: Lic. Francisco Javier González de Jesús

Ciclo escolar 2019 -1

Grupo: LPSMM1

Licenciatura en Psicología

Alumna:

  • Paramo Librado Luz Magdalena

[pic 2]

Todo comienza el día en que el doctor Breuer en medio de sus vacaciones en donde recibe una invitación para un encuentro con una chica la cual no conoce, la cita consistía en darle información al doctor sobre algún acontecimiento muy importante, el doctor Breuer muy desconcertado acepta ir al lugar en donde la chica lo cito.

Molesto por la forma en la que Lou Salomé lo cito acude al lugar, asombrado en cuando la vio de lejos ya que se presentaba con una elegancia muy relevante aparte de una seguridad propia muy firme.

Lou Salomé cito al doctor Breuer para comentarle el caso de su amigo llamado Friedrich Nietzsche, el cual quería que lo trate ya que se encontraba en una situación crítica a punto del suicidio. Pero lo que más le alarmaba era que dicha joven afirmaba que si Nietzsche moría sería una pérdida muy grande para todo el mundo ya que de él dependía el futuro de la filosofía. Después le mostro una carta del compositor Richard Wagner en la cual se expresaba muy preocupado por la salud de Nietzsche, por ultimo Lou Salome le dice el plan que tiene para curar a Nietzsche sin que se diera cuenta porque esto le afectaría, a lo cual Breuer le aclara que solo esta e vacaciones y que se le hace imposible atender a Nietzsche.

Al ver que el doctor Breuer se niega ella menciona sobre el caso de Ana O., la cual el doctor Breure había curado, por lo que le responde que son dos casos muy diferentes, pero a final de la conversación termino aceptando ayudarla.

Después de un tiempo Lou Salome asiste al consultorio en Viena del doctor Breuer, el cual había tenido algunas consultas de rutina las cuales le había causado que reflexione sobre ellas, después tras la llegada de Lou Salome le cuenta con toda sinceridad su relación con Nietzsche y consecuentemente el porqué de su sentimiento de responsabilidad para con la situación del filósofo. Ella, Nietzsche, y Paul Reé (un amigo de ambos) habían estado involucrados en una clase de amor triangular, denominada por ellos mismos como "La Profana Trinidad", la cual, según destacaba la propia Lou Salomé, era puramente casta y filosófica. Aporta datos también sobre su adversa relación con Elizabeth, la hermana de Nietzsche.

Para después de eso la relación que existía entre el doctor Breuer y el joven  Sigmund Freud. Apreciamos cómo la dedicación de Breuer a sus pacientes y la reciente obsesión por Bertha Pappenheim (conocida por todos como Ana O.), ha provocado el deterioro de su matrimonio con Matilde Altmann su esposa, así como el gran descuido que presentaba ante sus hijos a causa de su pasión por la medicina y la gran entrega que tenía por ella. Ésta, a su vez, mantenía una relación también estrecha con Sigmund Freud, poniendo ambos al joven en la difícil situación de ser confidente de sus problemas matrimoniales.

Después de todo lo hablado con Lou Salome un día le llego una carta diciéndole con mucho entusiasmo que el profesor Overbeck iba a convencer a Nietzsche que lo visite, lo cual desconcertó mucho al doctor Breuer ya que con base a lo que antes había leído sobre la enfermedad de Nietzsche y sobre la forma de pesar muy parecida a la de él.

Cuestionándose también por el raro sueño que recurrentemente había tenido en donde siente un temblor  viéndose al instante corriendo en medio de la oscuridad, buscando a Bertha. Luego cae desde cuarenta pies sobre una losa de mármol, de la cual no es capaz de leer la escritura, mientras trataba de darle una interpretación a este sueño.

Tras los acontecimientos anteriores llega el momento en que el doctor Breuer conociera al fin a Nietzsche lo cual fue muy impresionante para él, ya que la primera impresión que tubo fue muy diferente a como Lou Salome lo describía, Sin embargo, al principio, se centra en el temor hecho por el médico ante el paso de los años. Se mira al espejo buscando la juventud que  poseía, sólo para descubrir los estragos que poco a poco causa en él el inminente envejecimiento.

Desde el principio de la conversación, Breuer trata de captar la atención de Nietzsche de una forma especial, tratando de demostrarle que él es diferente a los demás médicos. Varias veces intenta encaminar su charla, que en un principio estaba destinada a tratar los problemas de salud de Nietzsche, a un campo más personal. Sin embargo esto se le hace difícil ya que Nietzsche insiste siempre en mantener la conversación centrada en su salud. "No es un hombre con el que se pueda hablar de temas cotidianos e intrascendentes", según propias palabras de Breuer.

Cuando Nietzsche le muestra los  documentos hechos por otros médicos sobre su enfermedad, Breuer afirma que, si bien no sería conveniente pasarlos por alto, prefiere hacer su propio análisis antes de leerlos, para así no disminuir la capacidad imaginativa. Haciendo referencia al antiguo trabajo de Nietzsche como profesor de filología griega en Basilea, pretende demostrarle al filósofo que ambos comparten las mismas ideas, para así compenetrar más con él.

La primera conversación que tienen Nietzsche y Breuer, analizando cada palabra dicha con gran libertad por el filósofo. Su análisis está basado en pasos definidos, mediante los cuales llega siempre a un diagnóstico exacto de la enfermedad del paciente. Al llevar a cabo el último paso de su análisis, el que consistía en un exhaustivo suceso de preguntas sobre la vida de Nietzsche, Breuer se muestra sorprendido por la indiferencia que presenta el filósofo ante este tema, ya que por experiencia propia sabía que a la mayoría de los pacientes le entusiasmaba hablar sobre su vida. También le sorprende a Breuer la cantidad de males que afectaban a Nietzsche, tal cual sucedió en su vida real. Al hacer mención a los períodos negros en el humor de Nietzsche, según sus propias palabras: "no forman parte de mi enfermedad, sino de mi ser. Podría decirse que tengo la valentía de padecerlos", hace referencia a una de las grandes ideas del filósofo. Toda su vida sostuvo que era necesario para el nacimiento del Superhombre el padecimiento de ciertos males, los cuales lo fortalecerían. "Lo que no nos mata, nos hace más fuertes", como es una de sus frases más famosas.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13 Kb)   pdf (196.5 Kb)   docx (86.8 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com