ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Popolvuh: Recopilación de varias leyendas de los diferentes grupos étnicos que poblaban la tierra quiché


Enviado por   •  25 de Noviembre de 2012  •  Trabajos  •  1.423 Palabras (6 Páginas)  •  451 Visitas

Página 1 de 6

POPOLVUH :

INTRODUCCION:

Este libro es una recopilación de varias leyendas provenientes de los diversos grupos étnicos que habitaron la tierra Quiché, es decir el sur de nuestro país y parte de centro América; que más que un sentido histórico tiene un valor e importancia hablando de lo religioso.

Es una narración que trata de explicar o contar de alguna manera su origen y los diversos fenómenos que ocurren en la naturaleza.

CAPITULO 1 LOS ABUELOS :

Los dioses Tepeu, Gucumatz y Hurakan conversaron entre sí y decidieron crear a alguien que habitara la tierra así que crearon la luz, la tierra que regada por el agua haría florecer árboles los cuales darían frutas y semillas, también crearon el aire, resuelto el problema de donde vivir crearon a los animales, pero al ver que estos permanecían inmóviles le dijeron para todo lo que servían y todo lo que harían durante su vida y así estos se comenzaron a mover. Los dioses se reunieron al ver tanta armonía y decidieron darle un sonido a cada animal así que les ordenaron que cada uno dijera su nombre como los animales no hablaban el mismo idioma los dioses les castigaron condenándolos a no vivir en armonía una especie y otra, entonces los dioses crearon unos nuevos seres los que poblarían la tierra éstos eran de barro por lo cual se desbarataban fácilmente y con el sol se endurecían pero ellos podían hablar auque no tenían entendimiento, los dioses les dieron vida mientras creaban otro ser mejor. Posteriormente crearon a unos nuevos, estos eran de madera caminaban, hablaban y sus palabras tenían sentido, pero no tenían corazón por lo que no reconocían que los dioses los habían creado y por este motivo nunca les rindieron tributo por lo cual los dioses los condenaron a morir cayó sobre ellos una lluvia de cenizas, más tarde toda la tierra seca fue cubierta por agua. Después de esto los dioses hicieron un nuevo hombre de “Tzite”, es decir que fueron hechos con la madera de este árbol, pero también decepcionó a los dioses por lo que mandaron al pájaro “Xecoctouah” quien les sacó los ojos, luego vino Cotzbalam el jaguar.

CAPITULO 2 LOS HECHICEROS

En tiempos muy remotos vivieron en tierra Quiché los hermanos Ahpú Hunahpú y Ixbalanque quienes eran brujos y hechiceros, Xiquiripat, Cuchumaquic, Chimiabac, Chiamiaholom, Ahalmez y Ahaltoyob, seres muy malos que vivían en Xibalbá ésta era una ciudad a la cual comparaban con el infierno, les encantaba hacer sufrir a las personas con llagas y enfermedades de la sangre a los que madrugaban les ponían la cara amarilla y les quebraban la columna y así incapacitados para caminar los mandaban a las barrancas, les rompían los huesos todos menos los de la cabeza y luego los abandonaban donde nadie podía ayudarlos, los ahorcaban y les sacaban los ojos los capturaban de noche y los dejaban boca arriba para que las aves se comieran sus entrañas, pero los más malos eran Xic y Patán, ellos acorralaban a todas las persona que morían en caminos, repentinamente y a los que terminaban escupiendo sangre les apretaban la garganta y se hincaban sobre su pecho para hundirle las costillas en los pulmones.

Los hermanos Ahpú se gozaban jugando pelota hasta que un día antes de empezar a jugar descendió un gavilán mensajero de Huracán, se sorprendió al verlos jugar incansablemente y sus gritos de júbilo empezaron a molestar a los señores de Xibalbá quienes aconsejados por la envidia mandaron a cuatro búhos a buscarlos para que los castigaran como se lo merecían uno de los búhos gritaba, otro reía, otro mugía y el último silbaba los mensajeros descendieron sobre la casa de los Ahpú, entonces consultaron a su madre Ixmucané para saber si ir o no, ella les dijo que fueran y que no se olvidaran de hacer lo que ellos ya sabían. Cuando llegaron al Xibalbá fueron sometidos a un juicio injusto del cual fueron declarados vencidos, los ataron de pies y manos y fueron metidos en un calabozo, al la mañana siguiente llegaron unos verdugos quienes tenían la encomienda de matarlos con su garrote. Al ver los cuerpos inertes los descuartizaron y sus cabezas las colgaron en un árbol al que llamaban “Abuelo” ya que nunca había dado ni flor ni fruto, esa noche fue la más oscura de todas, las estrellas no aparecieron, las luciérnagas no brillaron y el fuego no se encendió. Al amanecer se percataron de que el árbol había florecido y se veía más hermoso que nunca y que las cabezas habían desaparecido. Ixquic hija de Cuchumaquic decidió ir y tomar uno de los frutos

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.3 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com