ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Independencia


Enviado por   •  23 de Julio de 2011  •  9.901 Palabras (40 Páginas)  •  769 Visitas

Página 1 de 40

Desde la perspectiva más general, se ha llegado a las siguientes conclusiones desde los ámbitos culturales políticos e ideológicos donde cada uno de estos próceres aportaron con sus ideales revolucionarios para crear una nueva forma de pensar y de vivir basándose en los principios de libertad, igualdad y fraternidad, donde Andrés Bello y Simón Rodríguez se basaron primordialmente, que se impartiera la educación considerando que para la época el 90% de la población era analfabeta, estos ideales fueron un verdadero avance en pro de la liberación, el desarrollo y la transformación educativa y cultural de nuestros pueblos.

Sin embargo, fue a los pocos años, con una Latinoamérica necesitada de un líder, de una voz de mando, de alguien que les dijera que hacer y como hacerlo. Entonces, fue allí cuando las ideas independentistas de Simón Bolívar surgieron, no obstante bolívar contó la ayuda de muchos revolucionarios con gran ímpetu de libertad como lo fue Ezequiel Zamora quien tenia conocimientos militares de gran envergadura también, Francisco de Miranda se muestra con gran preponderancia, por su participación en tres guerras a favor de la libertad como lo fueron la Independencia de Los Estados Unidos, la Revolución Francesa y la Independencia de Venezuela, también es conveniente denotar, que este precursor fue el encargado de diseñar la primera bandera de Venezuela quien fue izada por primera vez en la vela de Coro en 1806.

Por ultimo cabe destacar, que Arturo Uslar Pietri es uno de los hombres más universales de Venezuela, quien ha logrado trascender en el tiempo, legando una excelente obra que desdibuja las fronteras de lo escrito y se extiende a diferentes escenarios y acciones comprometidas con su patria.

La Lucha Por La Libertad.

Hoy, rumbo al Bicentenario de la Independencia, Venezuela puede sentirse orgullosa de haber logrado la independencia política, pero la lucha por la libertad que soñó Bolívar, esa lucha por la independencia integral, todavía continúa y se aviva cada día más con la Revolución Bolivariana y el accionar de un pueblo que despertó ante las injusticias de las oligarquías imperantes que disfrazaron la historia del país con textos sesgados.

Libertad, Igualdad, Justicia, Solidaridad, Legalidad, son palabras que expresan ideas, valores, objetivos o aspiraciones generalmente aceptadas por todos los seres humanos. Difícilmente encontraremos personas que se digan partidarios de la opresión, de la injusticia o de la ilegalidad.

La idea de libertad que puede tener un terrateniente nunca será igual a la del campesino que trabaja para él. Difícilmente tendrá un capitalista la misma idea de democracia que un trabajador de su empresa. Para el poderoso la libertad consiste en el derecho a continuar disfrutando el poder y los privilegios que goza. La democracia será buena para él, sólo si le permite mantener ese poder y esos privilegios. El oprimido, por su parte, a través de la democracia aspira conquistar espacios de justicia e igualdad.

El 19 de abril de 1810 se da inicio a la independencia de Venezuela.

La invasión de los ejércitos napoleónicos a España y el ascenso de José Bonaparte al trono en la Península, constituyen una oportunidad que los integrantes de la clase social en ascenso aprovechan para dar satisfacción a sus demostradas aspiraciones de auto-gobierno.

En efecto, los “blancos criollos” o “mantuanos”, casta de terratenientes esclavistas, descendientes de los peninsulares que se disputaban el excedente económico producido internamente con la Corona, y que se sienten ya con derecho y posibilidad de gobernar aquella “provincia de ultra mar” llamada Venezuela, estiman llegado el momento de independizarse de la “metrópoli” sin mayores costos y riesgos.

Con el argumento de “defender los derechos de Fernando VII”, aprovechan la coyuntura para romper el vínculo que les ataba a la península. Embarcan hacia España al depuesto Capitán General Vicente Emparan y llaman a los cabildos de toda la Capitanía General a secundar la rebelión.

Estos acontecimientos considerados como un grito de independencia repercuten en toda Hispano América y abren un período de agitación social y de inestabilidad política en las siete provincias que integran la Capitanía General de Venezuela.

Catorce meses después y como producto de importantes cambios internos se reúne en Caracas el Congreso que declara la Independencia. Sin embargo, la nueva República nace bajo el signo de la controversia y la inestabilidad. Los intereses económicos se ponen de manifiesto, los conflictos sociales soterrados comienzan a aflorar, los miedos y las aprensiones estallan en acciones y reacciones.

La sociedad venezolana se divide en dos grandes bloques, los “patriotas” es decir los partidarios de la independencia y los “realistas” los que se oponen a la ruptura con España.

Pero ello sólo constituye lo visible, lo aparente del conflicto. En el fondo se trata del clásico enfrentamiento entre la izquierda y la derecha.

La división se consolida. “La mesa está servida”...

La profunda escisión que se produce al interior de la sociedad venezolana (integrada por una rara combinación de castas, clases y etnias enfrentadas y entremezcladas) y la magnitud de los intereses sociales y económicos en juego, provocará uno de los más feroces y sanguinarios enfrentamientos ocurridos en aquellas tierras: una muy cruenta guerra civil, y una muy larga y costosa guerra de liberación nacional que sumará once años de violencia, terror y destrucción.

En todo caso, el establecimiento de la democracia política (que implica la abolición de la esclavitud y de todo privilegio) no será posible ni durante la guerra ni después de la victoria lograda por los patriotas.

Como veremos la lucha por una verdadera soberanía, por una auténtica democracia, por la igualdad y la justicia social, en fin, por la modernización económica, social y política de Venezuela, se prolongará durante las siguientes siete décadas del siglo XIX, durante todo el siglo XX, y como veremos, se extiende a los años iníciales del siglo XXI.

Querellas entre el pensamiento ilustrado y las concepciones evaluacionistas y positivistas

Este periodo es conocido como Ilustración por la cantidad de intelectuales que hay, por el valor que se le da a la razón, al conocimiento.

Este movimiento internacional se centró en Francia. Después

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (64 Kb)   pdf (289.6 Kb)   docx (40.8 Kb)  
Leer 39 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com