ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Empeño Y Su Historia


Enviado por   •  15 de Agosto de 2011  •  1.822 Palabras (8 Páginas)  •  1.068 Visitas

Página 1 de 8

EL EMPEÑO, Historia y evolución

El empeño, también conocido como préstamo prendario, es el tipo de préstamo más antiguo de la historia y se ha realizado en todas las culturas del mundo simple y sencillamente porque es la forma más fácil de garantizar el pago de un préstamo. Los primeros registros de la actividad se encuentran en la China de hace 4,000 años, y también en Egipto, Fenicia y Mesopotamia, encontrándose mencionado en el Antiguo Testamento.

Existe amplia documentación sobre su historia en Occidente a partir de su extendida práctica en Grecia y Roma. En los países mayoritariamente católicos la actividad se desarrolló en forma restringida por concesión del Rey o monopolios de la Iglesia, pero a partir de la Reforma Luterana la actividad se desarrolló en forma libre en los países protestantes. Siendo un giro tan antiguo ha tenido muchas etapas de modernización y decadencia y hoy existe en la totalidad de los países de economía libre del mundo, pero también existe en la clandestinidad en aquellos países que impiden su desarrollo formal. En Europa del Este, incluyendo Rusia, tras la caída del comunismo la actividad reapareció legalmente y hoy operan muchas empresas privadas.

En México, el 2 de Junio de 1774 por Real Cédula del Rey de España Carlos III, se concede autorización al conde de Regla, Don Pedro Romero de Terreros, para que funde en la ciudad de México un montepío o Casa de Empeño, similar al de Madrid, el cual abre sus puertas el 25 de Febrero de 1775 con el nombre de Sacro y Real Monte de Piedad de Ánimas, que con el tiempo se denominaría Nacional Monte de Piedad y que fue monopolio estatal o actuó en figura similar desde el Virreinato, pasando por la Independencia, la Reforma, la Revolución y hasta llegar al siglo XXI. En 1902 se fundó el montepío Luz Saviñón y en 1905 el Rafael Dondé. Estas empresas constituyeron un monopolio de mercado por 2 siglos, operan desde hace muchos años bajo la figura de “institución de asistencia privada” y se mantuvieron restrictivas y pasivas hasta la entrada de la competencia moderna. Suman aproximadamente 300 sucursales en total.

A fines de la década de 1990, con la apertura de las hoy grandes líderes del mercado, en el centro del país y otras empresas cercanas a la frontera norte, parcialmente debido a la estabilidad económica que comenzaba a arraigar y a la globalización en la que se ve inmerso nuestro país desde entonces, el giro entró en un rápido y voluminoso periodo de crecimiento.

A principios de 2008 existen aproximadamente 4,000 establecimientos de casas de empeño privadas, operadas por más de 300 empresas, desde aquellas que cuentan con una sola sucursal hasta las más grandes empresas del ramo que son First Cash (empresa americana) y Prendamex, con unas 200 y 500 unidades respectivamente. Se estima que existe una inversión en el sector de aproximadamente 6,000 millones de Pesos, que proporciona empleo a unas 18,000 personas y que otorga al año más de 45,000 millones de Pesos de empeños en beneficio de unos 45 millones de habitantes.

Tomando el dato simple de 13,000 Casas de Empeño en Estados Unidos, donde la industria sirve al 20% de la población de menores recursos (aproximadamente 60 millones ó una sucursal por cada 4,600 habitantes del segmento), es de esperarse que la madurez de éste giro en México, donde la industria servirá al 44% de la población (aprox. 45 millones), deberá llegar con la operación de unas 10,000 Casas de Empeño. (Una sucursal por cada 4,600 habitantes del segmento).

Se trata de un giro ya en proceso de maduración con una amplísima competencia por cuotas de mercado, compuesto en su mayoría por empresarios pequeños y medianos que operan dentro de la más absoluta legalidad, en una cultura de servicio al cliente; Con profesionalismo, seriedad, honestidad y solvencia moral y económica. La Casa de Empeño es en parte una empresa financiera y en parte una empresa comercial, que requiere de sistemas, controles y mercadeo de vanguardia para lograr el éxito.

San Nicolás es el Santo Patrono de las Casas de Empeño. De acuerdo a la leyenda, 3 jóvenes doncellas en edad casadera no tenían la suficiente dote para acceder al matrimonio. Para realizar su ayuda en forma anónima, San Nicolás introdujo por la chimenea de la casa 3 bolas de oro para que sirvieran de dote a cada una de las doncellas. Las 3 bolas de oro se convirtieron en el símbolo de la familia Medici de Florencia, pioneros del giro de Casas de Empeño en Europa, colocado en cada uno de sus establecimientos, y posteriormente se convirtió en el símbolo internacional

de las Casas de Empeño por siglos.

San Nicolás y las 3 doncellas pobres. Detalle de la obra de Gentile Da

Fabriano “Quaratesi Altarpiece”. 1425. Museos Vaticanos.

¿LAS CASAS DE EMPEÑO HACEN EL BIEN O HACEN EL MAL MORAL?

Las Casas de Empeño resuelven problemas a millones de personas todos los días. Sus soluciones reducen la tensión económica y emocional de cada uno de sus consumidores.

Las Casas de Empeño otorgan el crédito pequeño, fácil e inmediato que necesita la población de bajos recursos. Ese segmento de consumidores no tiene el tiempo para procesar créditos que tardan semanas o meses en otorgarse, ni tiene caso que soliciten más de lo que requieren a quienes, por otro lado, nunca se los darían.

Las Casas de Empeño son la vía por la que la sociedad da a la gente de bajos recursos la posibilidad de resolver sus problemas económicos por la vía legal para evitar que muchas personas sean empujadas a la vía de la delincuencia. “Por el bien de todos, primero los pobres” Andrés Manuel López Obrador.

_ ¿LAS CASAS DE EMPEÑO HACEN UN BIEN O HACEN

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.1 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com