ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Revolución Mexicana Y El Arte


Enviado por   •  10 de Septiembre de 2014  •  2.211 Palabras (9 Páginas)  •  216 Visitas

Página 1 de 9

A Plan de Investigación

En esta investigación se trata el tema de cómo fue que la revolución mexicana dada en 1910, dio pie a que grandes artistas tales como Diego Rivera, José Clemente Orozco, etc., surgieran y presentaran sus obras y murales. En el siguiente trabajo intentaremos dar cuenta de las distintas expresiones de David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera, que frente a la revolución que se daba en el país, decidieron, desde el arte, defender el orden social y los derechos de los hombres. Para ello, estudiare algunas fuentes que me ayudaran a interpretar la situación vivida en la década de los veinte y como esto influencio a que se diera este movimiento muralista y que en él se representara un sentimiento nacionalista como lo fue el de la Revolución. De esta manera podemos llegar a la siguiente pregunta de investigación: ¿Cómo fue que el movimiento de la Revolución Mexicana dio a pie al movimiento muralista de entre los años 1939-1945?

B Resumen

La Academia de San Carlos , encontrada en el Palacio de Bellas artes, fue de vital importancia para todo artista mexicano que quería triunfar. En ella, les enseñaban las técnicas que debían usar y como debían pintar. Durante el gobierno de Díaz, la Academia se baso en enseñar las técnicas del sistema Julián, el cual consistía en pasar a carbón pies, nariz y ojos. Durante esta época, se impartía mucha la enseñanza de la apreciación del cuerpo humano, al igual que los paisajes. Se exponían pinturas sobre grandes monumentos como La torre Eifel de Paris, la Sagrada Familia de Barcelona, entre otros. David Alfaro Siqueiros, que estudiaba en la academia, no estaba conforme con lo que se enseñaba en la misma, viéndose involucrado en una huelga estudiantil que protestaba contra el método de enseñanza y urgía la destitución del director. A partir de esto, el tiempo le llevo a Siqueiros al establecimiento de una “academia al aire libre” en Santa Anita, Iztapalapa, a la que se le puso el nombre de Barbizón. Las Escuelas de Pintura al Aire Libre nacieron como una prerrogativa del Estado mexicano a las demandas que las nuevas generaciones de estudiantes de la Academia venían manifestando.

Al derrocamiento de Venustiano Carranza, José Vasconcelos le fue asignada la tarea de un proyecto educativo nacional en 1920 en donde la educación a manos de Vasconcelos adquirió un sentido nacionalista y culturizado apoyando a multitud de artistas e intelectuales, tal fue el caso de muralistas como David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco y Diego Rivera. Esto hizo que el movimiento muralista fuera apoyado por el gobierno, dándoles lugares donde pintar estos grandes murales, como las calles del centro de la ciudad, universidades, etc.

En 1922 surgió un grupo llamado Sindicato Revolucionario de Obreros Técnicos y Plásticos (Unión Revolucionaria de Obreros Técnicos, Pintores, Escultores y Afines). Este grupo expresó las ideas socialistas a través del arte y muralismo, también quería incluir artesanos, talladores de madera y tejedores textiles que no fueron considerados artistas, lo cual hizo a una gran parte de la población a entender la importancia de los murales y sentirse incluidos en el movimiento. También imprimió información sobre el grupo, que terminó siendo un periódico semanal fácilmente accesible a la mayoría del pueblo, llamado “El Machete

Al fin de la Revolución Mexicana, los primeros presidentes apoyaron y financiaron un programa educativo y cultural, la cual era una estrategia dirigida a los grupos urbanos y rurales que estaban ansiosos por ver como este nuevo régimen seriviria ante sus necesidades. De acuerdo con esto, es como el tan afamado “movimiento muralista” empezó a darse. Al asumir la presidencia en 1924, el ahora electo presidente Plutarco Elías Calles pidió a Diego Rivera que hiciera un mural en las escaleras del Palacio Nacional, localizado en el Zócalo de la Ciudad de México, las cuales son las oficinas principales del Presidente y su gabinete, varias oficinas de burócratas y la cámara de los senadores. Esto para el pueblo significaba aquel recordatorio de lo vivido en la Revolución y el cambio que debía hacerse.

Durante los mismos años, en la época de 1924 Plutarco Elias Calles había sido electo presidente y manda a Diego Rivera a pintar un mural en el Palacio Nacional del Zócalo de la Ciudad de México. En las paredes de dicho edificio se encuentran tres murales, los cuales, en general, presentan un panorama de la Historia de México, desde la época de los aztecas, hasta la Independencia y la Revolución.

C Evaluación de fuentes

Tres de mis fuentes son artículos publicados para universidades o para museos. Estas hablan sobre como la Revolución Mexicana influencio en el renacimiento del muralismo Mexicano. En la fuente B , se habla sobre cómo José Vasconcelos ayudó con su reforma educativa a que este tipo de proyectos de valor cultural, los cuales fueron de gran ayuda para muralistas como Siqueiros, Rivera y Orozco. El movimiento muralista es muy importante debido a estas reformas en las cuales el gobierno permitió que estos artistas pintaran sus obras en paredes del centro de la ciudad de México, o también de universidades, como la fue la UNAM (Universidad Autónoma de México). Esta fuente nos permite ver esas reformas que se dieron en el gobierno durante los años de 1920 a 1925, que es cuando José Vasconcelos crea esta reforma cultural y educativa.

La fuente B tiene un valor muy importante y primario, ya que nos muestra un escrito o un llamado a los obreros y campesinos de la sociedad mexicana por Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, entre otros. En la carta se hace énfasis a la lucha que el pueblo había sobrellevado con sangre y hambre durante la década pasada. Hace énfasis a la manera en que la burguesía de esa sociedad explotaba a los campesinos y obreros de la época. También, aclara su firme posición a repudiar todo arte aristocrático que vaya en contra de al sentimiento popular debía desaparecer, ya que contribuía a la exclusión de nuestra raza.

La fuente A es un libro escrito por Jean Charlotte en 1985. El libro describe cómo y por qué se dio este renacimiento después de la Revolución. En el texto, nos hablan sobre como la Academia de San Carlos impulso a grandes a artistas. En una parte del libro se narra como el régimen de Día llevaba exposiciones de arte desde las grandes capitales de la misma, como España o Francia. Al ver esto David Alfaro Siqueiros, se opone al hecho de que la Academia se esté convirtiendo en un centro universitario, cuando en realidad se debería poder apreciar obras de arte y artesanías mexicanas. La fuente es importante ya que la autora del libro se relacionaba

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.4 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com