ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Origenes De La Educacion Publica


Enviado por   •  17 de Julio de 2011  •  794 Palabras (4 Páginas)  •  683 Visitas

Página 1 de 4

La escuela Adolfo López Mateos les da la más cordial bienvenida a todas ustedes mamitas, en su día. Hemos preparado con todo nuestro cariño y afecto un pequeño programa esperando lo disfruten y sea de su agrado.

Un ángel en la Tierra

• Un niño que estaba por nacer, le dijo a Dios.

Me vas a enviar mañana a la tierra; pero ¿Cómo viviré tan pequeño e indefenso como soy?

• Entre muchos Angeles escogí uno para ti, que te está esperando: El te cuidará.

Pero dime: aquí en el cielo, no hago más que cantar y sonreír, eso basta para ser feliz.

• Tu Angel te cantará, te sonreirá todos los días y tu sentirás su amor y serás feliz.

Y ¿Cómo entender cuando la gente me hable? si no conozco el extraño idioma que hablan los hombres?

• Tu Angel te dirá las palabras mas dulces y mas tiernas que puedas escuchar, y con mucha paciencia y cariño te enseñará a hablar.

Y, ¿Qué hará cuando quiera hablar contigo?

• Tu Angel te juntará las manitas y te enseñará a orar.

He oído que en la tierra hay hombres malos ¿Quien me defenderá?

• Tu Angel te defenderá aun a costa de su vida.

Pero estaré siempre triste porque no te veré más Señor.

• Tu Angel te hablará de Mi y Yo siempre estaré a tu lado.

…En ese instante, una gran paz reinaba en el cielo pero ya se oían voces terrestres, y el niño presuroso, repetía suavemente:

Dios mío, si ya me voy, dime su nombre por favor, ¿Cómo se llamará mi Angel?

• Su nombre no importa, tu la llamarás "Mamá".

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Dios bendice a las madres, las más hermosas mujeres porque en sus vidas nos alientan los más puros quereres. Las que sienten el peso de los deberes del día y se entregan en martirios, con su amor y simpatía. Ofrecimiento del programa, por el director de la escuela Profr. Jose Adan Terrones Villar

• Las que cantaron al oído tantas canciones de cuna y como hijo enseñaron su viviente gran fortuna… “Mañanitas a las madres” por los alumnos y maestros de esta escuela.

Tus brazos siempre se abrían cuando quería un abrazo. Tu corazón comprendía cuándo necesitaba una amiga. Tus ojos tiernos se endurecían cuando me hacía falta una lección. “Mamá hoy quiero decir te amo”, canto

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.4 Kb)   pdf (63 Kb)   docx (10.7 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com