ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

BASE DATOS


Enviado por   •  29 de Noviembre de 2012  •  4.503 Palabras (19 Páginas)  •  870 Visitas

Página 1 de 19

JAIR**PRODUCTOS > REGISTRAR > EN DESCRIPCION DEBE PERMITIR INGRESAR CARACTERES NUMERICOS

JAIR**PRODUCTOS > REGISTRAR > AL GUARDAR Y EDITAR LOS DATOS ERROR EN BD:

La solicitud COMMIT TRANSACTION no tiene la correspondiente BEGIN TRANSACTION. [10007] (severity 5) [(null)]

JAIR**COMPRAS > REGISTRAR > LUEGO DE SELECCIONAR EL PROVEEDOR, EL MENSAJE 'ES NECESARIO' DEBERIA DESAPARECER

JAIR**COMPRAS > REGISTRAR > TABLA CHUECA DEL DETALLE

JAIR**COMPRAS > PROVEEDORES > FORMULARIO DEBERIA ESTAR ORDENADO EN 2 COLUMNAS

**COMPRAS > PROVEEDORES > DEBE VALIDAR EL CAMPO RUC PARA QUE NO SE REPITA CON OTRO

JAIR**COMPRAS > PROVEEDORES > CAMPO REPRESENTANTE NO DEBE SER CAMPO OBLIGADO

ALMACEN > REGISTRAR SALIDA > DEBERIA VALIDAR LA CANTIDAD DEL STOCK QUE TIENE EL PRODUCTO SELECCIONADO PARA QUE NO DEJE SALIR UNA CANTIDAD MAYOR

ALMACEN > TIPOS DE PRODUCTO > AL ELIMINAR, EL ERROR DEBE MOSTRARSE CON EL INDEX CORRESPONDIENTE Y NO CON UN SIMPLE DIE O ECHO

COMPRAS > DESAPARECER EL MENU TIPO DE TRANSACCION

* AL REGISTRAR PASAJERO FALTA VALIDAR LA CANTIDAD DE DIGITOS QUE PUEDE TENER EL DOC DE IDENTIDAD

AGREGANDO SELECCION AL CAMPO DOCUMENTO EN EL PROCEDIMIENTO ALMACENADO pa_selecciona_ventas

ELIMINAR EL CAMPO DESCUENTO EN DETALLE_VENTADE:

JOSÉ CARLOS MARIÁTEGUI

“Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana” (1928) es el libro cenital del genio de José Carlos Mariátegui. Desde su aparición hasta nuestros días, es el más leído de cuántos libros peruanos se conocen. Constituye algo así como una obligada estación en que todo espíritu juvenil, interesado por conocer la realidad de nuestros problemas, se detiene para sumergirse en el torrente de verdades que atraviesa sus páginas. Macizo el contenido, por captar agudos problemas —viejos y nuevos a la vez—, no ha sido mellado por ninguno de sus refutadores, verbigracia Víctor Andrés Belaúnde que escribiera en tono de réplica, su libro “La realidad nacional”. Además, el copioso contenido de cada uno de sus capítulos, la fuerza analítica del pensamiento y la moderna erudición en que está encuadrada la obra, devienen revestidos en un lenguaje armonioso y dúctil. Esta frescura de estilo y el relampagueo frecuente del humor y la ironía que nos aproximan a Unamuno y Rodó, hacen que la lectura del texto no desmaye en ningún instante. Mucho del sortilegio del poeta y no poco del magnetismo del filósofo hay en este libro inmarcesible.

“Desde que aparecieron los 7 Ensayos, por su originalidad, por su fuerza, por sus verdades penetrantes y por su forma novedosa de abordar los problemas del país, suscitaron por un lado admiración y alabanzas; por otro, interés y serias críticas… Este libro de José Carlos, de tantas ediciones y comentarios, tuvo el mérito loable de incentivar nuevos trabajos e iniciar la búsqueda de derroteros distintos a los tradicionales”.

(José Barba Caballero).

La obra está dividida en los siguientes capítulos:

1) Esquema de la evolución económica;

2) El problema del indio;

3) El problema de la tierra;

4) El proceso de la instrucción pública;

5) El factor religioso;

6) Regionalismo y centralismo; y

7) El proceso de la literatura.

El último de estos ensayos es el que nos da la dimensión exacta del pensamiento literario de Mariátegui. Sus conceptos son de condenación a la literatura, colonial y colonialista. Propugna el nacionalismo, es decir que nuestra literatura se sustente en elsubstratum racial y espiritual indígena con proyecciones al cosmopolitismo, como en el caso de Vallejo. Su estilo es sobrio y directo.

LOS SIETE ENSAYOS VISTOS POR JORGE BASADRE Con los Siete ensayos, Mariátegui contribuyó a divulgar en el Perú en sentido serio y metódico de los asuntos nacionales por encima de la erudición, el culto del detalle y la retórica. Vinculó la historia con los dramas del presente y las interrogantes del porvenir. Señaló problemas que el pasado no había resuelto y que inciden sobre las generaciones actuales, junto con otros en el tiempo de éstas suscitados. Precisó realidades lacerantes y patéticas que muchos no vieron o no quisieron ver. Nunca escribió algo que en el fondo o, a solas consigo mismo, creyera una mentira. Estuvo exento del horror o el desdén al estudio que hay en el alma de todo demagogo de izquierda o de derecha. Al intentar el diagnóstico del propio país (que tantas cosas tiene de común con el de otros países de América andina) reemplazó (en aquellos años) a otros que pudieron hacer obra similar (desde el punto de vista de distintas ideologías) y que no lo hicieron porque viajaron al extranjero o por dejarse llevar por la dispersión, el eruditismo, la fácil literatura o los menudos afanes de la vida política, burocrática o de vanidad social.

Tuvo muchos aciertos y a menudo suscita serias reflexiones; pero a veces pecó por un sentido unilateral, o por exceso de esquematismo, o por personales afectos o antipatías (muy visibles, sobre todo, en el ensayo sobre la literatura) o por el carácter tendencioso de su propaganda o, simplemente, por deficiente información. El mismo se encargó de advertir en el prólogo de su libro: “No soy un crítico imparcial y objetivo. Mis juicios se nutren de mis ideales, de mis sentimientos y de mis pasiones. Tengo una declarada y enérgica ambición: la de concurrir a la creación del socialismo peruano. Estoy lo más lejos posible de la técnica profesoral y del espíritu universitario”. El lector nunca debe olvidar estas francas palabras.

Por lo demás, se necesita mucha preparación básica para estudiar, plantear y resolver desde un sillón de inválido, en unos cinco años de trabajo, el problema del indio, el problema de la tierra, el problema de la educación pública, el factor religioso, el regionalismo y el centralismo y el proceso de la literatura. Esto era, en realidad, mucho más difícil que comentar la política europea contemporánea

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (29.1 Kb)  
Leer 18 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com