ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Cuento Evita Vive


Enviado por   •  10 de Julio de 2011  •  856 Palabras (4 Páginas)  •  736 Visitas

Página 1 de 4

El cuento "Evita vive" (fechado en 1975) de Néstor Perlongher, trasciende el ambiente homosexual, trasciende también lo marginal. Es interpretado en muchas ocasiones como una crítica político partidaria, pero me parece que si ha despertado interés en distintos tiempos y ambientes, es por su crítica político social. La diferencia es que la crítica político partidaria va en busca de analizar, marcar errores o denunciar lo propio de un partido político. La crítica político social, en cambio, analiza o alude a distintos aspectos sociopolíticos, excede los planos tempoespaciales, los partidos políticos, etcétera. La crítica político social que podemos encontrar en este cuento de Perlongher, alude a la falta de libertad o a la persecución del deseo, y la posterior represión de los actos que satisfacen deseos. Estos deseos y actos son lo revolucionario, o, como mínimo, lo rebelde. La rebeldía, sola, no alcanza para lograr mejores construcciones sociales, de ahí que se busca también la revolución coherente. Para que la libertad de elegir los deseos y los actos crezcan y favorezcan a toda la sociedad, se requieren muchas cuestiones, y, entre ellas, supuestamente, que los ciudadanos tengan mejores saberes, hecho que aún nos falta. Suponemos que la libertad tampoco es la felicidad. Pero es muy difícil vivir feliz o ser feliz un poco sin las libertades básicas enunciadas. En cuanto al deseo, vale agregar que su clarificación suele facilitar la satisfacción o algún tipo de satisfacción si se llega al acto. Los deseos, pero sobre todo los actos constitutivos, cambian o hacen posible el cambio del estado de cosas. Ese estado de cosas (en manos de todos, en mayor o menor grado), se vería en peligro de ser modificado, y, pues, se defiende ante lo que toma como un ataque. En su momento viviremos tal vez en un país o en una sociedad o sectores donde no haya represión al respecto, pero aún no estamos dentro de eso en Argentina, o no lo estamos mayoritariamente. Pienso que cuando las personas que tienen mayor poder comprendan esta necesidad, y acepten el cambio, será todo mucho más fácil, porque en vez de reprimir, crearán mecanismos de liberación: liberación que también los liberará a ellos de ser opresores o de vivir bajo las diferentes formas de la opresión. Los deseos, los actos, la constitución de las personas, en un estado de cosas opresoras, son revolucionarios. Pero también en un estado de cosas donde haya grandes libertades y bienestares, con la salvedad de que un buen estado de cosas podría asimilar el deseo y los actos de las personas sin necesidad de la represión: cuando el sistema de cosas no es opresor, y se encuentra con un acto o un deseo constitutivo, lo analiza y se lo apropia si es favorable, o lo canaliza de otro modo si no lo es.

Perlongher, en "Evita vive", narra lo marginal. Narra deseos. Narra actos. Y conjuga deseos y actos dentro de una marginalidad. Pero

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5.1 Kb)   pdf (59 Kb)   docx (9.9 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com