ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo Acerca De La Obra El Periquillo Sarniento De José Joaquín Fernández De Lizardi.


Enviado por   •  13 de Agosto de 2011  •  2.324 Palabras (10 Páginas)  •  3.459 Visitas

Página 1 de 10

Ensayo acerca de la obra El Periquillo Sarniento de José Joaquín Fernández de Lizardi.

El Periquillo Sarniento fue escrito en los años de la Revolución de Independencia y aunque se sabe que el autor no ejerció la “crítica de las armas”, de forma inmediata, podemos decir que utilizó su producción intelectual a favor de la independencia, ejerciendo “las armas de la crítica” con el fin de educar a la sociedad y mostrarle la necesidad de su emancipación basándose en los ideales ilustrados y toda esta tradición de pensamiento, que asimiló Lizardi para aplicarla en su realidad concreta. La manera en que realiza esto en El Periquillo Sarniento es a través de la sátira, misma que causó tal impacto en la sociedad que estuvo preso en varias ocasiones. Sin embargo su plena publicación se realizó en 1927, cuando ya había triunfado la Revolución de Independencia, lo cual denota que también jugó un papel de justificación de lo que encausó a la revolución y que se vea con aspectos positivos a las clases medias.

Podemos apreciar que la obra está permeada por un materialismo que lleva a Lizardi a creer en que son las condiciones en las que se vive, lo que determina la forma en que el hombre se desempeña en la realidad que vive; de esta premisa parte para pensar en que transformar la condición del hombre es posible, así como es posible educarlo para que el se transforme así mismo. Esto es también lo que hace que en la novela se definan las causas y circunstancias históricas de la conducta picaresca, lo cual se ve en la narración de cómo Periquillo llega a la condición de pobreza. Pero esta narración se ve como un devenir donde Periquillo viene de una clase media y llega a convivir con lo más bajo de la estratificación social, con lo cual, Lizardi nos logra mostrar la situación de la sociedad. Entiendo que la literatura no es un reflejo de la sociedad, empero, la literatura como fenómeno social logra portar la concepción del momento histórico de su creación, al menos la perspectiva del artista.

La sátira de Lizardi no se contenta con mostrar lo gracioso, lo pintoresco, lo ridículo o lo cínico, de todos lo estratos y la mayoría de los oficios de la sociedad, pues su intención es mostrar a un sistema en el cual y por el cual, estos individuos, actantes que evocan a una realidad muy concreta, se comportan de la forma en que lo hacen. Un ejemplo es su concepción de la nobleza como clase ociosa que funda su poder en el privilegio heredado que se transmite de padres a hijos, concepción que asimila de la tradición ilustrada y reconoce que la problemática radica en la educación, pero esta vista en distintos niveles de esencia social, donde el aristócrata debe ser educado para mandar, para ser la cabeza intelectual y el resto de la sociedad debe ser educada para obedecer, para realizar el trabajo físico que se necesita para sustentar a la nación, mismo que no envilece al hombre.

Otro aspecto es que reconoce a todo el sistema colonial como el medio para la explotación, es decir que la organización política de la sociedad está destinada a ella, así como la organización social que sería la educación, la religión y la cultura. Estos son aspectos generales que encuentro en la obra y que ejemplificaré con el capítulo XXI “Cuenta Periquillo la pesada burla que le hicieron los presos en el calabozo, y don Antonio concluye su historia.”

Al inicio, cuando se llevan a Periquillo a otro calabozo nos dice:

Por mi desgracia, entre tanto hijo de su madre como estaba encerrado en aquél sótano, no había otro blanco más que yo, pues todos eran indios, negros, lobos, mulatos y castas, motivo suficiente para ser en la realidad, como fui, el blanco de sus burlas.1

Periquillo que perdió su condición económica de clase media se encuentra con las clases más pauperizadas de la sociedad, mismas que no son caracterizadas de forma distinta pues todas padecen de la misma hambre como se narra cuatro párrafos más adelante. Su burlan de él ya que es difícil ver a un criollo en tal decadencia social y ser considerados como ladrones, cuestión por la cual los presos dicen que la única diferencia entre el robo de un rico y de un pobre, es la cantidad de dinero que se roban:

— ¿Conque, amigo, también usted ha caído en esta ratonera por cucharero? ¡Buena cosa! ¿Conque también los señores españoles son ladrones? ¡Y luego dicen que eso de robar se queda para la gente ruin!

— Note canses Chepe —decía otro—; para eso todos son uno, los que tiene es que yo y tú robaremos de un reboso, un capote, o alguna cosa ansí; pero éstos, cuando roban, roban de a gordo2.

Por parte de los grupos más pauperizados, es interesante ver como no distinguen de clase social entre los grupos sociales que tienen mejor condición económica que ellos, pues para ellos, todo aquel con piel blanca es rico o con ciertos objetos de nulo acceso para ellos debido a su nivel adquisitivo tan bajo también lo es, es decir, no desnudan la apariencia fenoménica y no entienden que Periquillo no es rico y que no lo fue, sino que por sus estudios tenía una posición económica que le permitía tener ciertos artículos lujosos o que al menos no denotaban pobreza. La nula educación de estos sectores se hace tangible entonces También es interesante como Lizardi iguala a dos sectores opuestos, ricos y pobres, pero se denota que ambos deben ser educados, como veremos más adelante.

Con el torrente de orines que arrojan sobre Periquillo en varias ocasiones, él se siente realmente denigrado:

¡Válgame Dios! ¡Y qué acongojado no sentí mi espíritu aquella noche al advertirme en una cárcel, enjuiciado por ladrón, pobre sin ningún valimiento, entre aquella canalla, y sin esperanza de descansar siquiera con dormir por la razones que he referido3.

Es importante destacar lo que significa el mostrar Periquillo denigrado, pues este representa a un estrato social y es a todo ese estrato al que se está representado aquí y en toda la obra, lo cual también nos puede remitir a quién es el lector de la obra, la clase o grupo social que más a leído la obra. No es a los sectores pauperizados dado que en la mayoría de los casos ni siquiera sabían leer. Pienso yo que era aquel sector que desarrollaba su fuerza de trabajo de modo intelectual, es decir, en algún sector donde la división del trabajo es más especializada y se necesita de un especialista para que desempeñe esa labor y ese sector eran los criollos. Y creo esto porque a mi parecer, la intención de Lizardi es hacer reflexionar sobre su condición de vida y posibilidades de desarrollo en esa en esa organización política y social que viven.

Más adelante, cuando don Antonio

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.4 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com