ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Puesta en escena, escala de planos y movimientos de cámara


Enviado por   •  3 de Noviembre de 2012  •  Monografías  •  3.449 Palabras (14 Páginas)  •  393 Visitas

Página 1 de 14

Puesta en escena, escala de planos y movimientos de cámara

Con respecto a la puesta en escena de la película, lo más relevante para nosotros, es el hecho de que sea en blanco y negro, dado que este sería el silencio de los colores, además de añadirle ese contraste tan marcado dentro del film, el completo mutismo de Elisabeth y la perorata sin fin de Alma. Sin lugar a dudas, también le aporta misticismo, y, si se puede, todavía más densidad. Muchas veces no sabemos quién es quién, ya que hacia el final, las protagonistas parecen haberse mimetizado. A esto se le suma la iluminación, un aspecto muy importante dentro del film, ya que agrega muchas veces ese ambiente personal, muy importante, por ejemplo, en una confesión como la que le hace Alma a Elisabeth, ella nunca había contado antes su experiencia orgiástica, su aborto, esta intimidad se logra sólo con la luz de una lámpara de un velador, que es lo que genera el ambiente de confianza y seguridad. En el momento en el que Alma le cuenta a Elisabeth sobre su aborto, existe una sombra fija1, la cual plasma la sensación de oscuridad y desconsuelo que vive la enfermera. También se utiliza iluminación de baja intensidad2, como en la escena en la que Elisabeth aparece desde el fondo para llegar hasta Alma que esta en su cama. Todo esto hace que se genere un ambiente enigmático. En “Persona” se juega muchos con las luces, casi siempre manteniendo una buena porción del rostro en penumbras, a nuestro parecer esto expresa, primeramente la confusión y aflicción que sufren Alma y Elisabeth, las protagonistas de la historia, ya que por el contrario, la doctora, siempre aparece bien iluminada. Es importante señalar la utilización de luz natural, en las escenas de la playa, que sirven, por supuesto para darle más realismo y cotidianeidad a la acción.

En general los escenarios con los que cuenta la cinta son pocos y bastante simples. En este caso se cuenta con un sitio ya existente y otro diseñado3 para la cinta; en el caso de esto último un ejemplo, es la habitación del hospital en la que se encuentra Elisabeth, la que sólo cuenta con paredes vacías, la cama, un velador donde hay una radio, más tarde se ve que también hay una televisión. Pese a que al comienzo sólo se percibe la cama, la habitación sigue siendo austera. Al igual que la oficina de la directora del hospital, donde sólo está su escritorio con unas cuantas cosas encima. Todo es muy sobrio. Otra locación es la casa en la playa, que también es muy sencilla, todo los escenarios en el film buscan realismo, por lo que nada llama particularmente la atención. Tal como el vestuario y el maquillaje, este último prácticamente no se llega a apreciar, sólo se distingue el maquillaje, en el momento en que se ve a Elisabeth sobre las tablas, caracterizándola inmediatamente como actriz. Mas a lo largo de la historia, las protagonistas permanecen con el rostro libre de maquillaje. Ocurre algo parecido con el vestuario, que es bastante casual, son dos mujeres que se encuentran en la playa, razón por la que abundan trajes de baño, vestidos, sombreros, y faldas cómodas. No obstante, en el caso de Alma, que al comienzo utiliza su traje de enfermera, al igual que la doctora con su bata blanca, elementos necesarios para poder distinguirlas como tales.

Es por esto, que lo importante en la película son las actuaciones de sus protagonistas, las reacciones de cada una, que se sienten muy reales, verdaderamente auténticas, sobretodo la interpretación de Bibi Andersson, la cual personifica, a la perfección los actos de una mujer desesperada, realmente confundida y angustiada por lo que ha vivido y por lo que experimenta con su paciente, mientras se confiesa con Elisabeth se ve tan serena, cuando habla sobre lo ocurrido en la playa hace unos años, su posición en ese berger, como encogida, como si fuera una niña en busca de protección, es muy delicada, ella realmente estaba abierta a contarle todo, y de hecho lo hace. Pero llega un punto en que Alma se da cuenta de que sus actos no concuerdan con lo que piensa, y es en ese momento cuando se derrumba, y es Elisabeth, quien con su silencio, la vuelve cada vez más dependiente de ella, sin embargo, la traiciona, y es en ese instante, que la actuación de Andersson se vuelve magistral, principalmente porque se ve tan destruida y dolida como estaría cualquier persona en esa situación. Es realmente sorprendente el cambio tan radical que hace, de estar inquieta un segundo para luego aparentar calma. Por otro lado, está la actuación de Liv Ullman, quien a lo largo de toda la película no dice más de tres frases, por lo que su rostro cobra mayor importancia, sus expresiones parecen lejanas, se ve vulnerable y tensa al comienzo, es una mujer que se ha cansado de actuar y que desea comenzar a vivir. De todos modos, se nota un cambio en su actuar, al estar en la playa se ve más relajada, aunque nunca la abandona esa actitud extraña y maliciosa. Por este motivo resulta esencial la utilización de primeros planos durante todo el film, el espectador debe entender por lo que Elisabeth y Alma están pasando, y se consigue mediante este elemento, el cual nos revela los verdaderos sentimientos y conflictos internos por los que sufren ambas mujeres. Sus expresiones son esenciales para entender la complejidad del film, pues todo se trata sobre las tribulaciones que las afectan. Otro plano que también se utiliza en Persona es el plano detalle, elemento que da mayor importancia a un objeto ,o parte de cuerpo; en el primer caso, la carta, elemento que desencadena el clímax en la historia, y en el segundo el plano detalle hacia el final de la película de las manos de Alma, ya completamente desesperada, o el de la misma Alma cortándose para luego ver, en un primerísimo primer plano la silente y casi nula reacción de Elisabeth, para luego verla beber la sangre de su enfermera. Por supuesto, “Persona” está llena de primerísimos primeros planos, pues con esto el director consigue penetrar en el interior de sus personajes y dejarle claro al espectador la dolencia que las dos padecen. No obstante, nada se comprendería a cabalidad si no existiera una contextualización, para esto son necesarios los planos generales, presentes en varias escenas dentro de la película, como cuando Alma se encuentra en un bosque luego de haber leído la carta de Elisabeth para la doctora, o hacia el final, cuando Alma se va y toma el autobús.

Otro elemento a analizar en la obra, son los movimientos de cámara realizados en ella. Estos son, por ejemplo, el travelling, que “consiste en el desplazamiento de la cámara, horizontal o vertical (o combinación de ambos), respecto al eje del trípode que la soporta. Se usa sobre todo para situaciones en que se necesita un acercamiento o alejamiento al

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (20 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com