ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

10 Lineamientos


Enviado por   •  8 de Septiembre de 2011  •  1.413 Palabras (6 Páginas)  •  702 Visitas

Página 1 de 6

Diez Lineamientos de la Subsecretaría de Industria y Comercio para incrementar la Competitividad 2008-2012

México debe ser protagonista en la lucha por la competitividad

Para contribuir con el mandato del Presidente Felipe Calderón Hinojosa de crear más y mejores empleos, más y mejores empresas, más y mejores emprendedores, la Secretaría de Economía elaboró su Programa Sectorial 2007-2012. Este Programa reúne las metas de nuestra institución para mejorar la competitividad de México, un reto compartido con todo el Gobierno Federal.

Para avanzar en el cumplimiento de este Programa, hoy ponemos a su alcance las 10 grandes estrategias de la Subsecretaría de Industria y Comercio.

Dichas estrategias se enfocan en cuatro áreas con influencia concreta en el entorno competitivo de México; en su posición dentro de las economías mundiales: Facilitación Comercial, Política Sectorial, Innovación y Mercado Interno. Este documento refleja el ambicioso plan de trabajo de la Subsecretaría de Industria y Comercio, integrado por 79 acciones específicas que estaremos monitoreando y evaluando juntos.

Las acciones propuestas pretenden propiciar el análisis y motivar el diálogo, pero sobre todo, muestran que la Secretaría de Economía está comprometida en impulsar a México en la lucha por la competitividad. Para ello mantendremos un trabajo en equipo con el sector privado, el Gobierno Federal, los gobiernos estatales y locales, y el apoyo invaluable del Poder Legislativo.

Eduardo Sojo Garza Aldape

Secretario de Economía

Hoy en día, el nombre del juego es competitividad: competir para tener acceso a una

mejor y mayor participación en los flujos globales de comercio e inversión con el

consecuente efecto en empleo y crecimiento. Con este propósito, es fundamental

compararnos frente a otras economías y definir las estrategias que nos permitan consolidar

nuestras fortalezas y atender nuestras debilidades.

Las economías que hoy se posicionan como polos de atracción global para el comercio y la inversión cumplen con dos condiciones básicas: un bajo riesgo país y un bajo costo país. La primera de ellas consiste en el comportamiento de indicadores de tipo macroeconómico (como tasa de interés, tipo de cambio e inflación), mientras que la segunda se refiere al costo de producir en un país determinado. Naciones que han reconocido la importancia de atender ambos conceptos actualmente observan tasas de crecimiento por arriba de México, como son los casos de China, India y Rusia; inclusive, economías más pequeñas que han tomado la decisión de reducir sus costos de producción han logrado un ritmo de crecimiento mayor que el nuestro.

La economía mexicana ha conseguido durante los últimos años una sólida estabilidad, la cual se traduce en un sano comportamiento de sus indicadores macro que, sin duda, es condición indispensable en la toma de decisiones de cualquier inversionista; sin embargo, no menos importante es el costo país, es decir, el costo de producir en México; ¿cuánto cuesta producir en nuestro país una mercancía en particular en comparación con nuestros competidores?

Lamentablemente en muchos casos la respuesta no nos favorece. No solamente es el costo de la mano de obra, también registramos altos costos energéticos, de infraestructura y sobrerregulación, entre otros, que nos impiden hacer frente con un mayor éxito a la competencia internacional. En este escenario las reformas que permitan tener mercados más competidos en los ámbitos energético, laboral, financiero y de comunicaciones son imprescindibles para el futuro de nuestra economía; si bien estamos en el camino correcto, el mundo no nos espera, toda vez que nuestros competidores no sólo no se detienen, sino que aceleran su paso.

Diez Lineamientos 2008-2012

La producción mundial de manufacturas registra una relocalización hacia el continente

asiático, principalmente a China e India, donde el costo de la mano de obra opera como un incentivo determinante para la atracción de esta actividad. Lo anterior cobra mayor relevancia si consideramos que los Estados Unidos de América, principal destino de nuestras exportaciones, registra una intensa migración de su actividad manufacturera, constituyéndose cada vez más en una economía de servicios y alto contenido tecnológico. Durante los últimos años, a nivel

global, el mercado de servicios ha registrado una tasa de crecimiento de más del doble que el mercado de mercancías. Este escenario tiene importantes implicaciones para la economía mexicana, debido a que los productores de insumos, partes y componentes manufactureros irán observando una reducción en el tamaño de su mercado en Norteamérica. El fenómeno anterior

parece no tener punto de retorno, por lo que es prioritario que México consolide un proceso de escalamiento hacia actividades de alto valor agregado.

Al mismo tiempo, las grandes transformaciones de la economía mundial durante las últimas dos décadas, aunadas a la activa incorporación de México en los mercados globales, se han traducido en importantes beneficios para el consumidor nacional, que hoy cuenta con una gran diversidad de opciones en sus decisiones cotidianas de consumo. Es de suma importancia tener presente que una economía más competitiva repercute directamente a favor de los consumidores, al propiciar una mayor oferta de bienes y servicios, de más calidad y menores precios.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.5 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com