ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Cartas De Restaurante


Enviado por   •  29 de Junio de 2011  •  4.721 Palabras (19 Páginas)  •  1.646 Visitas

Página 1 de 19

TRABAJO CARTA

Detectar tendencias es una forma de comprender lo que los consumidores están haciendo ahora y lo que pueden hacer en el futuro. Idealmente, eso debería inspirar para imaginar nuevos productos, servicios y experiencias para anticipar esas tendencias y dar en el clavo con una idea que lleve al éxito seguro.

Cada uno debe reflexionar, por qué busca tendencias y una vez que las encuentra, tendrá que decidir, que hará con ellas, ya que son un buen indicador de toma de decisiones.

Las tendencias gastronómicas, que a mi parecer, debemos seguir en el 2011 son:

• La materia prima debe ser de calidad, local y sostenible. El cliente quiere comer un buen plato de comida, que recuerde la cocina de su madre, con productos honestos y de calidad. Valorará que el producto sea de la región, que no haya sido transportado muchos kilómetros de la huerta, mar o montaña a la mesa. Los Restaurantes KmO y slow food juegan con ventaja.

• Los precios se deben ajustar a la situación actual, la mayor y más inteligente tendencia es poner un precio cerrado a menús. El cliente se siente mejor y más tranquilo, si sabe cuanto pagará antes de sentarse a la mesa y le motiva este tipo de oferta, ya que tiene la sensación, que paga menos.

Marketing y Ventas

Marketing son todos los procesos destinados a interesar clientes en nuestros productos y servicios. Traduciendo literalmente el término, es "haciendo mercados". Nuestra experiencia nos indica que existen particularidades que diferencian las estrategias de marketing en gastronomía con otros rubros comerciales, dando como resultado diferentes acciones para desarrollarlo.

Cuando un cliente entra a un negocio a comprar cualquier un producto ( ropa, electrodomésticos, regalos, etc.), observa los artículos, compara precios, realiza un análisis y toma una decisión: compra o se va otro lugar. En gastronomía es diferente. Un cliente que entra a un restaurante lo hace generalmente con la decisión de quedarse.

Difícilmente se vaya. Se sienta en una mesa y consume. La decisión de quedarse está tomada de antemano. Y aquí se juega todo. Dependerá del servicio que haya recibido que lo recomiende y regrese o que no vuelva más.

Estamos convencidos que el objetivo más importante del marketing gastronómico es que el cliente vuelva. Entonces nuestra política de marketing debe estar orientada en esa dirección. Es fácil que los clientes entren ( una vez ), lo difícil es que vuelvan. A esta acción específica la llamamos "clienting" Toda nuestra estrategia está orientada en está dirección y las acciones consisten en conocer cada vez más las particularidades de los clientes que entran a nuestro negocio y generar permanentemente situaciones que lleven a este resultado.

Es imprescindible analizar específicamente la situación de cada negocio, su ubicación, sus horarios, su tipo de clientela, su identidad, qué esperan los clientes que concurren, etc. Esta es la base en que se asientan las acciones, que son propias a cada establecimiento. Una buena política de marketing debe dar resultados inmediatos y no ser excesivamente cara.

Uno de los caminos para hacer un buen trabajo es:

• Estudiar las necesidades y deseos del cliente en segmentos bien definidos del mercado.

• Repartir el esfuerzo de marketing en relación con las ganancias potenciales de los segmentos elegidos.

• Desarrollar ofertas ganadoras para cada target.

• Evaluar y medir constantemente la imagen de la empresa y la satisfacción del cliente.

• En forma permanente, recopilar y evaluar ideas para mejorar los productos y el servicio

• Ejercer influencia sobre todos los departamentos de la empresa para que sus pensamientos y practicas se centren en el cliente.

• La carta del restaurante es uno de los instrumentos de marketing más importantes dentro del negocio gastronómico, ya que es la pieza a través de la cual el cliente que ya nos ha elegido seleccionará qué va a consumir: el menú es el órgano de comunicación entre el restaurante y el cliente y por lo tanto debe promover un encuentro entre las preferencias o gustos del cliente y la oferta del local.

• El tipo de carta del establecimiento gastronómico depende de la lógica del negocio, ya que no es lo mismo desarrollar un menú para un restaurant que ofrece platos altamente estandarizados y que tiene una expectativa de alta rotación de público para generar rentabilidad, que diseñar una pieza para un restaurant gourmet cuya expectativa de rentabilidad está dada no por un volumen de ventas en términos cuantitativos sino cualitativos.

• La carta, por lo tanto, es de suma importancia porque es otro de los elementos donde se asienta la identidad de la propuesta gastronómica, tanto por su diseño gráfico y su orden interno como por su redacción (Nombres y descripciones).

• El orden interno de la carta:

El orden de la carta, dependiendo del tipo del restaurant, responde a los pasos del menú que se ofrece en el establecimiento. Es importante para la claridad del comensal, que el orden responda a un código general: Entradas; Platos Principales (y sus subdivisiones de acuerdo al producto principal: Pastas; Carnes Blancas; Carnes Rojas); Guarniciones y Postres. Las bebidas se emplazan generalmente al final de los platos.

En determinados casos, se incluyen apartados especiales, que deben figurar en la primera página: “los platos del día” o las “sugerencias del chef”

• Al ser el menú un medio de venta, es importante apoyarse en las pautas más utilizadas por el diseño editorial para organizar la paginación de la carta: las páginas impares, y el extremo superior derecho son los lugares donde la vista se apoya naturalmente en primer término. Por ello, lo recomendable es que esos espacios sean aprovechados para promover los platos que dejan un mayor margen de ganancia, aquellos que el cliente no puede dejar de ver.

• El diseño de la carta:Algunos elementos a tener en cuenta al momento de encargar el diseño de la carta son la tipografía, el formato y papel que se utilizará y la combinación equilibrada de texto e imágenes.

• El tamaño: tiene que ser acorde al tamaño de las mesas, para que no resulten incómodas ni provoquen accidentes. Cartas con formato de tríptico, desplegables, son ideales para lugares con mesas chicas, y cartas con formato díptico son ideales para las mesas más grandes.

• La tipografía: debe garantizar la legibilidad, tanto por tamaño como por fuente. La iluminación con la que se contará al momento de la lectura es otro de los factores a tener en cuenta para diseñar la carta, ya que un diseño extraordinario puede fallar rotundamente si no es desarrollado

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (29 Kb) pdf (161 Kb) docx (22 Kb)
Leer 18 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com