ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

INTELIGENCIA EMOCIONAL


Enviado por   •  16 de Agosto de 2012  •  2.112 Palabras (9 Páginas)  •  196 Visitas

Página 1 de 9

INTELIGENCIA EMOCIONAL

¿Por qué si los seres humanos que poseemos la capacidad de pensar nos convertimos en seres irracionales? ¿Por qué algunas personas que sobre salen por ser muy inteligentes tienen mas dificultades para llegar al éxito, comparadas con otras que no tienen el mismo grado de inteligencia? ¿Por qué no siempre el alumno más inteligente termina siendo el más exitoso? ¿Por qué algunas personas tienen la capacidad de enfrentarse a problemáticas y a superar situaciones difíciles desde un punto de vista distinto al de los demás?

El presente ensayo nos demuestra como la inteligencia emocional puede ayudarnos a triunfar y como la falta de la misma puede influir en nuestra vida y hasta poder llegar a arruinárnosla y acabar con una carrera profesional.

Más adelante se nos explica como el tener conocimientos acerca de nuestras emociones nos ayuda a tener una comprensión del por qué de nuestras acciones y reacciones, también conoceremos la manera mas correcta de comportarnos ante diversas situaciones.

Este pequeño escrito nos ayudara a estar al tanto de unas pequeñas funciones de nuestro cerebro que repercuten en nuestro comportamiento para con la sociedad. También conoceremos que es la amígdala, como funciona y cual es la importancia que tiene en nuestra vida.

Igualmente aprenderemos como un gran amor puede ir mas allá de un sentido de supervivencia consigo mismo para salvar la vida de la persona amada; una emoción que nos ciega dejándonos llevar solo por un sentimiento que va mas allá de lo racional.

Los invito a leer este pequeño ensayo y a que descubran cuan importante es la inteligencia emocional, les puedo asegurar que después de leer este análisis de lo que son las emociones, estarán interesados en querer indagar más acerca de esto, pues el conocer como reacciona nuestro cerebro podría ser la clave de éxito de nuestro futuro, el saber auto controlarnos puede beneficiarnos a la hora de tratar de solucionar conflictos en nuestras relaciones sociales actuales y futuras.

Nosotros los hombres somos la única especie animal sobre la faz de la tierra que tiene la capacidad de razonar, sin embargo muchas veces nos dejamos llevar por nuestros impulsos emocionales que nos hacen fracasar o desviar el camino que nos conduciría al éxito; debido a que el coeficiente intelectual que poseemos los seres humanos solo aporta un 20% de los factores que determinan el éxito, pues no nos prepara para las dificultades que tendremos en el futuro, solo controlando nuestros impulsos emocionales podremos ver la manera mas clara de dirigir nuestra vida por el camino adecuado además de poder ir adquiriendo los conocimientos para ir modelando nuestros impulsos.

¿El ser humano se deja llevar solo por sus instintos?

Si nos dejamos llevar por esto, caeríamos en una irracionalidad total ya que si anteriormente dijimos que el ser humano es el único ente racional sobre la tierra, al decir que se guía por sus instintos estaríamos cayendo en una total contradicción, pero no mintiendo ya que muchas veces los humanos nos dejamos llevar por nuestros sentimientos dejando a un lado la racionalidad mental, es como si dijéramos que el ser humano tiene dos mentes, una que utiliza para pensar y otra que utiliza para sentir.

En muchos de nuestros comportamientos nos dejamos llevar por nuestras emociones, hasta se ha dicho que éstas se han integrado a nuestro sistema nervioso en forma de predisposiciones inherentes y automáticas de nuestro corazón.

Una situación clara de lo anterior podría ser el ejemplo de unos padres que salvaran a su hija de morir ahogada, hasta el grado de dar la vida por ella. Esta es una muestra clara de un amor altruista, un sentimiento que se apodera de la mente racional dejando a los padres ir más allá de su instinto de supervivencia. Es decir que el amor los ciega solo permitiéndoles comprender la urgencia de salvar a su hija amada.

Todo esto los podríamos resumir en unas palabras que dice Antoine de Saint-Exupery, El principito

Solo se puede ver correctamente con el corazón; lo esencial permanece invisible para el ojo.

Cuando hablamos de nuestros instintos decimos que son maneras de reaccionar que no han sido pensadas, que solo fueron una respuesta a un impulso recibido por nuestros sentidos, sin haber sido procesada en la neo corteza cerebral antes de emitir dicha respuesta. ¿Y a que se debe esto? Pues la explicación es muy sencilla.

En nuestro cerebro encontramos a un órgano que se llama amígdala que tiene una función muy importante que es la de responder a cualquier mensaje enviado por nuestros sentidos, esta tiene una gran capacidad de respuesta ya que es muy veloz pero tiene reacciones emocionales poco precisas debido a que la información no ha sido procesada por el cerebro pensante que es la neo corteza cerebral que se encarga de recibir la información, analizarla y dar la respuesta mas favorable a dicho estimulo.

Los seres humanos por eso respondemos en muchas ocasiones de forma impulsiva ya que al momento de llegar la información al tálamo que es el que se encarga de enviar el mensaje a la neo corteza también la envía en una menor proporción, pero mas veloz a la amígdala, dejándonos dar respuestas equivocadas que pudieran complicar las situaciones o incluso llevarnos a el fracaso.

Nosotros no podemos hacer nada por cambiar este tipo de proceso que ocurre en nuestro cerebro sin embargo si podemos aprender a tener un control de nuestros impulsos y tratar de no responder tan bruscamente. Para tener un autocontrol de nuestras reacciones tenemos ejercicios de relajación, como inhalar y exhalar, salir a caminar y darle tiempo a que nuestra neo corteza formule la mejor respuesta.

Si no tenemos un autocontrol de nuestras reacciones nos estaríamos comportando como animales irracionales y es increíble pero en muchas ocasiones, nos volvemos totalmente incongruentes con tanta facilidad y reaccionamos de una manera incorrecta y después cuando la lógica vuelve a nosotros nos arrepentimos.

Como ejemplo de un comportamiento así voy a citar un caso descrito en el libro de Inteligencia Emocional, Escrito por Daniel Golemán, en donde narra la historia de una chica que maneja varias horas de camino para comer con su novio y al encontrarse con él este le regala un presente que ella ansiaba desde tiempo antes, después de la comida la joven había planeado que fueran al cine, pero el

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.7 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com