ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Familia y escuela: equilibrio inestable de funciones y poderes


Enviado por   •  3 de Noviembre de 2012  •  Ensayos  •  616 Palabras (3 Páginas)  •  628 Visitas

Página 1 de 3

Familia y escuela: equilibrio inestable de funciones y poderes

La familia como primer ámbito educativo necesita reflexionar sobre sus pautas educativas y tomar conciencia de su papel en la educación de sus hijos e hijas. La realidad actual se le escapa, y esto repercute en la vida del niño y la niña, lo cual conlleva a su vez problemas escolares y familiares que surgen a diario: desinterés, falta de motivación, dependencia, bajo rendimiento, fracaso escolar, violencia, etc., y no se pueden achacar a la sociedad en abstracto, a la familia, a la escuela o al alumnado, de manera independiente.

El papel de que desempeñan las familias en el sistema educativo es esencial para aclarar los nuevos mapas de poderes en educación. Los movimientos a favor de la participación de padres se entienden como formas de innovación, ya que se están planteando modelos de organización y de comunicación entre familias y sistema escolar. ´

Un Estado democrático como afirma GUTMANN (1987), que la autoridad de educación debe ser compartida entre padres ciudadanos y profesionales de la educación. La proclamación de la necesidad de que los padres participen y contribuyan a definir, desarrollar y evaluar de modos diversos el proyecto educativo, se explica:

a) Implica el reconocimiento de la impotencia del sistema escolar.

b) La llamada a la participación de los padres supone un reconocimiento de falta de seguridad y de legitimidad en las escuelas.

Es evidente que la evolución del mundo del trabajo y de la urbanización que llevo consigo la industrialización redujo el espacio social de las familias en la sociedad, y así el poder de control.

Los padres son ahora más permisivos, en parte se debe a que ya no tienen mucho que imponer a sus hijos dado que el aprendizaje de la vida en sociedad se ha delegado a la escuela, en los iguales y en diferentes rede de comunicación.

Al no controlar los padres los tiempos de los hijos tampoco controlan tanto su vida, (Aries y Duby 1989).

La familia y la escuela comparten un objetivo común; la formación integral y armónica del niño a lo largo de los distintos períodos del desarrollo humano y del proceso educativo, estas dos agencias de socialización aportará los referentes que les permitan integrarse en la sociedad. Indiscutiblemente, estos sistemas de influencias necesitan converger para garantizar la estabilidad y el equilibrio para una formación adecuada de niños y adolescentes.

Los principales contextos educativos: familia y escuela tienen semejanzas y divergencias entre unos y otros. Hoy aparece urgente estimular la colaboración entre la familia y la escuela no sólo porque es deseable que exista coherencia entre ambos sistemas de relaciones que están moldeando la personalidad del niño y

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (3.8 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com