ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

1er Sermon De Eliseo


Enviado por   •  30 de Enero de 2013  •  2.176 Palabras (9 Páginas)  •  614 Visitas

Página 1 de 9

TEMA: El joven cristiano como ejemplo en la iglesia

TEXTO: 1era de Timoteo 4:11-16

PROPOSITO O ENFOQUE: Que los hermanos jóvenes comprendan que Dios no mira las apariencias físicas si no que Dios mira el corazón.

INTRODUCCION

En la biblia podemos encontrar muchos jóvenes que hicieron historia a lo largo de sus días de vida y que dieron buen testimonio como por ejemplo: Abel, José, Josué, caled, David, Daniel y Timoteo.

Muchas veces nosotros como jóvenes nos quejamos de que los adultos no nos toman en serio. Como joven, quieres que te acepten y que te respeten. No deseas ser mirado o tratado como si fueras un niño ignorante. Sin embargo, antes de culpar a los adultos por su falta de comprensión o aprecio, debes preguntarte: ¿Qué estoy haciendo con mi vida? Siempre he creído que debo respetarme a mí mismo antes de esperar que otros lo hagan. Si a mí no me importa lo que hago con mi vida, no puedo esperar que los demás me tomen en serio.

DESARROLLO DEL SERMON:

¿Qué debo hacer para que me tomen en serio la sociedad y la iglesia?

a) ninguno tenga en poco tu juventud

En otras palabras que nadie te desprecie por ser joven

En ocasiones las personas creen que por nuestra edad no podemos ser ejemplo en la sociedad y en la iglesia que ya que en lo primero que piensan es que dicen que a nuestra edad no tomamos las cosas en serio pero ellos están equivocados ya que la realidad es otra pues hay jóvenes que fueron utilizados en la biblia, por ejemplo:

1.-cuando Samuel iba a ir a ungir al nuevo siervo de Jehová. Entonces Isaì hizo llamar a sus hijos 1 Samuel 16:6-12 Y aconteció que cuando ellos vinieron, él vio a Eliab, y dijo: De cierto delante de Jehová está su ungido. 7 Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. 8 Entonces llamó Isaí a Abinadab, y lo hizo pasar delante de Samuel, el cual dijo: Tampoco a éste ha escogido Jehová. 9 Hizo luego pasar Isaí a Sama. Y él dijo: Tampoco a éste ha elegido Jehová. 10 E hizo pasar Isaí siete hijos suyos delante de Samuel; pero Samuel dijo a Isaí: Jehová no ha elegido a éstos. 11 Entonces dijo Samuel a Isaí: ¿Son éstos todos tus hijos? Y él respondió: Queda aún el menor, que apacienta las ovejas. Y dijo Samuel a Isaí: Envía por él, porque no nos sentaremos a la mesa hasta que él venga aquí. 12 Envió, pues, por él, y le hizo entrar; y era rubio, hermoso de ojos, y de buen parecer. Entonces Jehová dijo: Levántate y úngelo, porque éste es.

1 Samuel 17:28-43 Y oyéndole hablar Eliab su hermano mayor con aquellos hombres, se encendió en ira contra David y dijo: ¿Para qué has descendido acá? ¿Y a quién has dejado aquellas pocas ovejas en el desierto? Yo conozco tu soberbia y la malicia de tu corazón, que para ver la batalla has venido. 29 David respondió: ¿Qué he hecho yo ahora? ¿No es esto mero hablar? 30 Y apartándose de él hacia otros, preguntó de igual manera; y le dio el pueblo la misma respuesta de antes.

1 Samuel 17:31 Fueron oídas las palabras que David había dicho, y las refirieron delante de Saúl; y él lo hizo venir. 32 Y dijo David a Saúl: No desmaye el corazón de ninguno a causa de él; tu siervo irá y peleará contra este filisteo. 33 Dijo Saúl a David: No podrás tú ir contra aquel filisteo, para pelear con él; porque tú eres muchacho, y él un hombre de guerra desde su juventud.

1 Samuel 17:40 Y tomó su cayado en su mano, y escogió cinco piedras lisas del arroyo, y las puso en el saco pastoril, en el zurrón que traía, y tomó su honda en su mano, y se fue hacia el filisteo. 41 Y el filisteo venía andando y acercándose a David, y su escudero delante de él. 42 Y cuando el filisteo miró y vio a David, le tuvo en poco; porque era muchacho, y rubio, y de hermoso parecer.43 Y dijo el filisteo a David: ¿Soy yo perro, para que vengas a mí con palos? Y maldijo a David por sus dioses.

Que no nos desprecien por ser jóvenes de edad o de estatura si no que vean que somos jóvenes que con nuestra obediencia a Dios podemos lograr grandes cosas.

b) Pero se ejemplo de los fieles en palabra

Al contrario, que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar

Efesios 4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

Tito 2:6 Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes; 7 presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, 8 palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros.

Col 4:5-6 Usen su inteligencia para saber cómo deben tratar a los que no confían en Cristo. Aprovechen bien cada oportunidad que tengan. 6 de conversar con ellos. Hablen siempre de cosas buenas y díganlas en manera agradable, y piensen bien cómo hay que contestar a cada uno.

Efe 4:29 No digan malas palabras. Al contrario, digan siempre cosas buenas, que ayuden a los demás a crecer espiritualmente, pues eso es muy necesario.

Nuestras palabras son importantes pues ya que con ellas nos verán como jóvenes agradables ante la sociedad y la iglesia pues eso nos distinguirá de muchos mas otros jóvenes

c) en conducta

En nuestra manera de vivir

La conducta es el comportamiento, la forma de ser de una persona, en nuestra vida notamos la conducta por medio de la obra de Dios que fue realizada en nuestra vida, pues cuando alguien se convierte a Cristo de corazón y se somete a todas las ordenanzas de la Santa Palabra de Dios, se produce un cambio profundo en todas sus estructuras. En primer lugar porque ha nacido de nuevo, pues está escrito: 2Cor 5:17 de modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es, las cosas viejas pasaron he aquí todas son hechas nuevas. Y en segundo lugar; porque es trasladado al reino de los cielos. La conducta de un cristiano que haya decidido ser ejemplo; no es, no puede ser ni siquiera parecida a la del resto de personas.

La conducta cristiana es algo muy especial e importante

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.9 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com