ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

AcTA.


Enviado por   •  27 de Abril de 2013  •  Informes  •  808 Palabras (4 Páginas)  •  268 Visitas

Página 1 de 4

Qué si lo que les escribo es de Dios? Sí, claro que es de Dios, aunque para muchos de los que leen y me escuchan pueda resultar algo difícil recibir el mensaje, máxime cuando siguen pensando que Dios dejó de “hablar” hace 2000 años. Les será realmente difícil recibir el mensaje que les comparto si piensan que la palabra de Dios solo quedó consignada en un libro que tal vez sea el libro que más errores, contradicciones e inconsistencias presenta si se considera su carácter y proceder divino y sagrado, por ende inerrante. Libro sobre el cual hay evidencia de lo vulnerable que fue y es a la adulteración y manipulación. Les resultará especialmente difícil recibir mis palabras como procedentes de Dios si siguen creyendo que Dios “habla” solamente en las iglesias o lugares de reunión, o que lo hace solo por medio de aquéllos que se han ganado u otorgado un título eclesial; pastor, líder, reverendo, maestro, etc.

Se preguntarán, ¿pero… y Camilo cómo puede saber que lo que escribe es de Dios y no es su propio pensamiento? Pregunto… ¿Y…si Dios es mi pensamiento, si Dios es tu pensamiento, pensamiento que se traduce en Amor? ¿O si por lo menos es en la razón, para algunos, y en la emoción y sentimiento para otros que ese abstracto llamado Dios se evidencia en esta realidad? ¿Acaso es realmente importante la naturaleza de Dios? SÍ y NO.

SI, pues el desmitificar a Dios nos hace absolutamente responsables de nuestra vida y nos hace conscientes de la realidad y el espacio-tiempo en el que vivimos y nos permite tener y entender un Dios diáfano sin sombra de tiniebla o contradicciones pedagógicas y morales. La respuesta también podría ser NO, pues lo que realmente es útil e importa es lo que produce en nosotros Dios, el Amor, sentimiento supremo, sin ornatos, sin parafernalias, sin obligaciones. Sentimiento que hace que vea al otro como si fuera yo mismo y hace que atienda a la regla de oro de la moralidad.

Tal vez la idea de Dios como un anciano de barbas blancas y aspecto solemne que está en algún lugar de allá arriba no sea muy acertada, especialmente cuando del evangelista se traduce que Dios es espíritu. Puede que sea un ente espiritual con razón o simplemente sea un abstracto que para poderle entender le hemos antropomorfizado. Puede Dios ser el principio de todo, pero tal vez jamás entendamos a plenitud su naturaleza pero si logremos entender que en esta realidad ese ser supremo se evidencia y se conoce a sí mismo a través de nuestra razón y experiencia.

Todo lo anterior a la final cobra importancia según la perspectiva del observador “relatividad”, lo que importa realmente es el resultado final, el Amor, Amor que tiene y debe tener lugar en medio de la libertad que como seres divinos tenemos. No puede ser forzado, no puede estar condicionado.

Todos, todos debemos saber y tener claro nuestros fundamentos, fundamentos que rigen nuestra filosofía, nuestro credo. Lo que pasa es que la gran mayoría evita pensar en Dios haciendo uso tal vez del don más preciado que tiene la humanidad y es la razón, ¿por qué de Dios tendríamos razón si debemos limitarla al momento de pensar en precisamente en Dios? Muchos evitan el pensar en Dios para no hacerse responsables de una interpretación y se quedan por el contrario con la interpretación de otro o de otros, en todo caso y la mayoría de las veces, una interpretación llena de subjetividades y supuestos, sin un fundamento más allá de un “Yo Creo”.

El dejar que solo otros enseñen como es Dios es irresponsable, por eso es que siempre les pido y les pediré que todo, TODO lo cuestionen, lo indaguen y lo verifiquen.

El dejar que solo otros enseñen cómo es Dios es irresponsable, máxime cuando de estos otros (de muchos de estos) se escucha a granel mensajes contradictorios, subjetivos al máximo grado, no bien fundamentados en las leyes de la lógica matemática y la hermenéutica etc.. Y si esto es así, entonces la no presencia de un ser inteligente al control de lo que se habla acerca de él-ella en esta realidad se hace evidente o simplemente no hay otra conclusión sino que Dios en esta realidad es el resultado de los procesos racionales y emocionales de cada quien sin que esto elimine la idea de su existencia como ser.

Por eso, casi que te suplico deja de gastar tantas energías pensando o temiendo en lo que pueda haber en un más allá, la vida es ahora, tu compartes con seres humanos no con ángeles. Por eso más bien todos los días levántate de tu cama creyendo que será un día magnífico en el cual podrás demostrar a otros ese Amor, no hablo de simpatía lo que realmente hablo es de Amor. Ayuda, escucha, aconseja, abrasa, sonríe, perdona. RCT

...

Descargar como  txt (4.6 Kb)  
Leer 3 páginas más »
txt