ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Creencia en Dios


Enviado por   •  3 de Febrero de 2019  •  Ensayos  •  1.544 Palabras (7 Páginas)  •  19 Visitas

Página 1 de 7

Se dice que una persona es muy religiosa o poco religiosa, que no cree en la religión o bien que pertenece a una religión en específico. En general se habla de la religión como si se hiciera referencia a algo que las personas tienen, que también podrían entonces dejar de tener o cambiar sin más en algún momento de la vida. Desde esta perspectiva tener una religión no parece diferenciarse en grandes rasgos de tener alguna filiación política, pertenecer a algún partido o ser socio de algún club. Parece así entonces que la religión es algo externo al hombre, algo que en un momento se añade a su vida, algo que se le agrega: ya sea porque ha sido educado así, por el afán de colaborar en una obra de bien o por hacer cosas y pertenecer a grupos que lo hagan sentir que es buena persona.

La situación descrita anteriormente lleva a algunas personas a creer que la religión es una cuestión casi cosmética, como una pose de bondad o un grupo de auto-ayuda. Podría dar la impresión de que se puede seguir viviendo normalmente todos los días si la religión desapareciera o nunca hubiera existido. Sin embargo, la religión ha cumplido un papel importante y fundamental en la vida de los seres humanos. Han sido incontables los intentos de la erradicación de toda ideología religiosa, pero nunca se ha logrado lo que parece que es una de las principales características del ser humano: su sentir religioso. Esto tiene que ver con expresar admiración, invocación, sobrecogimiento, dependencia, fascinación ante la realidad. Pertenece al ámbito de lo significativo más que a lo científico.

Vinculado al concepto, la relación entre la religión y el mundo forma parte de la cultura humana desde sus orígenes. Se encuentra ésta ya en fase embrionaria durante la gestación del pensamiento simbólico en el hombre primitivo, ya en revisión crítica durante la era científicotécnica contemporánea, el binomio religión-mundo delata una historia plena de interferencias entre ambos. Y en modo alguno el problema se circunscribe a un segmento geográfico del planeta ni a una cultura particular, dado que nada más universal que la religiosidad presente en pueblos, lugares y épocas.

En este sentido se comprende que los seres humanos tienen la necesidad de creer desde el momento en que tienen conciencia. Esta es una de las razones por la que han surgido diversas religiones a lo largo del tiempo. Desde la antigüedad se ha prestado atención que las personas, en sus distintos modos de vivir, han manifestado diversas creencias, en la que expresan que debe existir un ser o cosa superior al hombre. En tal sentido, la fe es la cualidad común por la que viven o se basan varias teorías, religiones, civilizaciones, sectas, entre otras.

Según la Universidad de Oxford, los científicos llegaron a la conclusión que los seres humanos están predispuestos a creer en dioses y en la vida después de la muerte, y que tanto la teología como el ateísmo son respuestas razonadas a un impulso que es básico en la mente humana. El sujeto está llamado a darle un sentido a su existencia y no hay nadie que escape a esta necesidad intrínseca a lo humano. Todas las sociedades humanas presentan creencias religiosas, a pesar de que la religiosidad no supone un estímulo obvio para la reproducción o la supervivencia.

Cabe destacar que los seres humanos tienen la necesidad de darle una explicación a aquello que no pueden entender, cuando no encuentran una explicación real o lógica buscan en lo sobrenatural. Todas de las personas creen en algo. Es una forma de no sentirse desamparados y darle un sentido a sus vidas, creer en algo es un recurso que permite sobrellevar los vacíos existenciales. De este modo fue que se implementó la mitología hace milenios. Por mucho que avance la ciencia, la tecnología y el conocimiento humano, no se ha podido librar de las supersticiones que acompañan al hombre desde los tiempos pasados. Es difícil hacer cambiar a las personas de ese pensamiento o creencia, no se puede convencer a un creyente de lo contrario debido a que sus creencias no están basadas en evidencia, sino que están basadas en una enraizada necesidad de creer.

Se observan tres argumentos principales que incitan al ser humano a creer en entes divinos, entre ellas se encuentran que el hombre necesita saber de dónde proviene y el origen de todo aquello que le rodea, esto conlleva como respuesta al Dios creador, al Dios del Génesis en definitiva. Se halla estrechamente vinculado a debates como el del creacionismo, la evolución, las teorías acerca del origen del universo, la primera pareja que,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.1 Kb)   pdf (39.5 Kb)   docx (10.5 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com