ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Mi mamam mem mia


Enviado por   •  30 de Septiembre de 2018  •  Ensayos  •  2.567 Palabras (11 Páginas)  •  22 Visitas

Página 1 de 11

Venga tu reino

 

Mateo 3.1-2

En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

 

 

¿Qué es el reino de Dios?

¿Qué significa que “el reino de los cielos esté cerca”?

¿Qué es el arrepentimiento? y ¿Por qué debemos arrepentirnos?

 

 

En un contexto judío esta predicación era fácilmente entendible. Había un llamado: Arrepentirse. Había un argumento: El Reino de los cielos se ha acercado.

Nadie cuestionó de qué se trataba este “Reino de Dios”.

(Quiero dejar en claro que, tanto la palabra “Reino de Dios” como “Reino de los Cielos”, se usan indistintamente en los evangelios para referirse a una misma cosa, por lo tanto, son términos iguales)

 

El Reino de los cielos no es una doctrina nueva en el nuevo testamento ni una profecía desconocida anteriormente. Más bien es un mensaje que se desarrolla progresivamente en el A.T. y que, por lo tanto, todo judío comprendía perfectamente.

Vamos a preguntarle, entonces, a un judío contemporáneo a Juan el Bautista, qué es el reino de los cielos:

“Oh, pero por supuesto, Nuestro Dios, Jehová, es el único y verdadero Dios sobre la tierra. No existe otro Dios además de él. Él es REY soberano sobre su creación (¡cielo y estrellas y todo lo que existe!) y ha escogido nuestro pueblo, Israel, como un pueblo suyo.

No hay otra nación que haya recibido promesas como las que nosotros hemos recibido. Jehová prometió a David, que de su linaje vendría un Rey que gobernaría para siempre, que su reino sería de justicia y de paz, y que bajo su gobierno habría GRAN prosperidad.

Estamos esperando al REY, sabemos que no ha llegado porque aún no recibimos las promesas de paz y prosperidad. Además, cada rey del linaje de David ha muerto sin dar cumplimiento a la promesa.

Estamos esperando al mesías amigo mío. El enviado de Dios que libere a su pueblo de todos sus enemigos, en especial, de estos Romanos que hoy nos tienen gobernados.

Ayyy! Que las promesas de Dios se cumplieran hoy….”

¿Qué es entonces el Reino de Dios?

¡Correcto! Es la promesa incondicional de Dios con su pueblo, prometida a David, de establecer un día su reino sobre la tierra, Un reino que no tendrá FIN.

(2 Samuel 7, 1 Crónicas 17:11-14)

 

Pero el tema de “EL REINO DE DIOS” no debe entenderse como una promesa que solo compete a Israel.. después de todo, si Dios ha decidido establecer su reino total y definitivo sobre la tierra, esto involucrará, de cualquier manera, a cada pueblo y nación que pertenezca a la esfera terrestre. Esto significa que nos involucra también a nosotros.

El reino de Dios ha de entenderse como el plan final de Dios sobre TOOODA su creación. Vamos a explicar esto:

El reino de Dios comenzó a gestarse en Génesis 3.15, luego de la caída del hombre. Adán y Eva fueron expulsados del huerto junto a su hijo Caín, pero en su Gran misericordia Dios no les abandonó, más bien les prometió un salvador que vendría de la simiente de la mujer, el cual aplastaría la cabeza de la serpiente.

y les nació un tercer hijo, Set. (¡Aquí estaba el cumplimento de la promesa!) Pero Set creció y no pasó nada, pasaron los años y Set tuvo hijos, y nada…

Dios siguió guiando a su pueblo…


Pasaron cientos de años y aparece Abraham.. Y Dios le promete a Abraham una Gran Nación (ooh.. que extraño… una nación??)

Génesis 12.1-3

“Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. 2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. 3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.”

Dios determinó convocar a un pueblo especial para sí mismo, y a través de ese pueblo especial Dios bendeciría a todas las naciones. El pacto abrahámico es fundamental para una buena comprensión del concepto del reino.

Pasaron los años, nació Isaac, pero nada, nació Jacob, nada aún… aún no llegaba el que aplastaría la cabeza de la serpiente…

Pasaron los años e Israel comenzó a ser verdaderamente una gran nación…
Pasamos los jueces… los reyes…

Llegó David!.. y Dios habló con David y le prometió un REY de su propia descendencia, que establecería su reino para siempre, éste sería el que aplastaría la cabeza de la serpiente!...

Nació el hijo de David!... Salomón… pero Salomón murió.. y así siguieron pasando los años.. Israel se fue cautivo a Babilonia.. y la promesa parecía alejarse cada vez más.. Los profetas siguieron hablando de la venida del Rey.. pero nada.. pasaron 400 años de silencio.. Ningún profeta volvió a levantarse…

 

Pasado este tiempo aparece uno.. se llamaba JUAN el Bautista… y empieza nuevamente a hablar del Rey prometido… Pero esta vez proclamando que este Reino está cerca...

 

El Reino de Dios es enseñanza que trasciende las escrituras.. Porque sabemos que el salvador prometido en Génesis es el mismo prometido a David…

La Historia de la Humanidad completa es, en verdad, la historia de CRISTO siendo revelado.

 

Hermanos… Aquí entendemos una enseñanza FUNDAMENTAL..

No somos el centro del Universo..


Cada episodio en la historia de la humanidad, incluída tu historia y la mía, no encuentran su significado en sí mismas, sino en una historia mejor y mayor que se está gestando… “LA HISTORIA DE DIOS”.

Todo el Antiguo Testamento, desde la creación del universo, apunta hacia el GRAN REY que vemos en el N.T, Jesús.

Y vemos el final de la historia en apocalipsis, cuando finalmente se establece el reinado del Señor para siempre.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.7 Kb)   pdf (98.5 Kb)   docx (19.3 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com