ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Animas De Dia Claro


Enviado por   •  6 de Julio de 2011  •  8.925 Palabras (36 Páginas)  •  703 Visitas

Página 1 de 36

ANIMAS DE DIA CLARO

(Alejandro Sieveking)

Adapt.: Marcelo Bailey

Comedia en dos actos. Personajes:

BERTINA LUZMIRA INDALICIO

FLORIDEMA ZELMIRA NANO

ORFILIA EULOGIO OÑA VICENTA

El decorado representa el jardín de una casa campo abandonada, cercana a Talagante.

A la izquierda está el sendero que conduce al camino y una verja que separa el jardín de la quinta. A la derecha, la casa, de la cual se ve el típico corredor frontal. En el techo, coronantes de maíz, oscurecidas por el tiempo. Al fondo se ven los árboles secos de la quinta, entremezclados, blancos, que dan un ambiente irreal. La escena permanece vacía por un rato y sólo se oye, de vez en cuando, la canción de un grillo perdido en el jardín. Por la izquierda entran Indalecio y Nano, cautelosamente; son dos jóvenes de poco más de veinte años. Al abrir la puerta de la verja se quedan con ella en la mano y la dejan a un lado.

Miran hacia la casa con recelo.

NANO (Mirando hacia atrás). Y el Eulogio no se divisa toavía

INDALICIO Ese es re demoroso pa too

NANO ¿No se irá a perder?

INDALICIO No. Yo le ‘ije qu’ era frente a los sauces.

NANO ¡Aaaah!...(Temeroso). Esta es la casa, pus.

INDALICIO ¡Echémosle un vistazo, como mientras!

NANO No seai animal, oh, no te vayai a meter ei, ¡no vis que penan?

INDALICIO ¡Qué van a penar!

NANO ¿No te digo? Si ei penan.

INDALICIO Pero de día no, pus. De noche será. Pá que te voy a ‘ecir, yo de noche no vengo ni

amarrao, pero ahora…

NANO No, oh, si aquí penan hasta de día.

INDALICIO Y, ¿Cómo sabís tanto, tú?

NANO ¡Bah! Pero si Oña Vicenta, la tía ‘e la Luchita, es re’nterá en estas custiones de

aparecíos…(Una de las viejas jaulas que cuelgan en el corredor, cae sorpresivamente

al suelo. Indalecio y Nano, aterrados, corren a esconderse detrás de un árbol. Después de un momento, ríen nerviosamente y reanudan la conversación).

A veces cuando tú andabai en santiago, yo m’iba pa la casa ‘e la Luchita, a ver si… a ver si me resultaba, pues…No me resulto ná, pero ¡no sabís too lo quí’aprendi d’estás custiones de ánimas! Mira, la tía’e la Luchita dice qu’estas custiones son re’mbromás, ¡re serias! No son inventos. Dice que las ánimas son…difuntos que no se van ni al cielo ni al infierno porque’stán “retenios”, eso dijo.

INDALICIO No entendí esa custión.

NANO Es que…Yo te voy a’ecir. Parece que a la gente que se muere sin hacer lo que más quería, el alma se les queda pegá en la tierra, esperando. Y parece, tamién, que no pueen descansar hasta que se cumple lo qu’estaban esperando.

INDALICIO ¡Ah!... Y en esta casa, ¿Por qué penarán? ¿Sabís tú?

NANO Dicen que aquí vivían unas hermanas, eran seis, y se murieron toas solteronas.

INDALICIO Ah…

NANO Y están las seis ahí, esperando…Oye, y tu primo, el Eulogio, ¿pá qué se quiere

Comprar el terreno éste?, ¿por qué no elige otro?

INDALICIO Pero si entuavía no lo ha visto. Si ese no sabe ná. Algún vivo, por ahí, se lo recomendó

….pero el guerto es gueno, guena tierra.

NANO Los árboles ‘tan secos.

INDALICIO ¿Cuántos años qu’está abandonao esto?

NANO Unos quince serán. O más…

INDALICIO ¿Y hai visto la casa por dentro…?

NANO ¿Tai chiflao? Pero si está lleno de ánimas, esto.

INDALICIO Pero de día, digo yo

NANO ¡Puchas no querís entender! ¿no te digo que aquí hay ánimas hasta de día claro…?

INDALICIO De toos moos yo voy a entrar cuando llegue el Eulogio…Oye, ya m’está preocupando

éste; ya debía estar aquí.

NANO Seguro que pajareando por aquí y por allá debe estar. Y ese animal que le pasaste no corre ni a empujones.

INDALICIO ¿El Ñato? Si ese es re corredor, oh…

NANO Se nota… como no se ha demorao ná

INDALICIO Es que el Eulogio, es re calmao!. Además que no le pega mucho al galope, parece.

NANO ¿No se habrá caído?

INDALICIO Capacito.

NANO Vamo’ a ver, será mejor.

INDALICIO Parece que lo que tú querís es irte ¿ah? Si no se va a aparecer nadie, oh… Y si aparece

¿Qué? Tú le tenís muchazo mieo ¿ah? A mí me tinca que son puros cuentos. ¿Tú creís

de verás en estas cuestiones…?

NANO Más o menos

INDALICIO No seai, oh. Acerquémonos un poco a la ventana y le pegamos una loreaíta pa’entro

NANO ¿Tú te atrevís?

INDALICIO Claro, pus. Vamos

(Se abren lentamente las ventanas y la puerta. Los dos amigos se quedan estupefactos. Aparecen unas viejitas de unos 80 años, muy simpáticas. Los amigos, con grandes gritos de susto salen corriendo, atropelladamente, hacía el camino)

BERTINA ¡Oigan! ¡Oigan! Espérense… ¡Ay! ¡Que gente más lesa! Too porque’una es ánima,

se arrancan.

ZELMIRA ¿Qué

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (62.6 Kb)   pdf (279.9 Kb)   docx (53.2 Kb)  
Leer 35 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com