ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Mito De La Manzana De La Discordia


Enviado por   •  23 de Febrero de 2012  •  1.146 Palabras (5 Páginas)  •  1.888 Visitas

Página 1 de 5

MITO DE LA MANZANA DE LA DISCORDIA

Cierto día Zeus, sumamente feliz y contento por haber logrado el reino del Olimpo, convoco a una Reunión para festejar su éxito como rey de los Dioses. Todos los dioses estaban invitados, incluso el más feo de los Dioses Hefaistos, hijo de Zeus, deforme cojo y bastante feo al que nadie hacía caso en el Olimpo; pero una Diosa esta excluida de la Fiesta, la Diosa de la Discordia, Eris, conocida por que en las fiestas ya bastante tomada sembraba la discordia entre los asistentes, con comentarios de borracha, que si bien molestan, son verídicos, el clásico: "tu esposa el otro día salía de la casa del vecino medio desvestida" o este otro: "Tu marido gana buena plata, porque no te compra mejores cosas", comentarios como estos indignaban a los que los oían, y provocaban peleas en las fiestas; pero ahora no, Zeus había previsto que la presencia de Eris acabaría con la fiesta, y no estaba dispuesto a permitirlo, por lo que se prefirió prescindir de su presencia para el evento. Pero antes de la fiesta, al mensajero de los Dioses se le ocurrió comentar de la fiesta a Eris, sin saber que no estaba invitada. Eris al saber de la fiesta y no estar invitada se puso realmente muy enojada, al grado que se fue sin siquiera despedirse del mensajero de los Dioses. LLegó el día de la fiesta y todos ya sabían que Eris no estaba requerida para el evento, cual fue su sorpresa al ver llegar a Eris, Zeus escupió los camarones que en ese momento se comía; Hera soltó un pujido intenso de molestia, a ella le enojaba casi todo por todo, por ser vieja amargada; Ares, lleno de felicidad vislumbró un épico conflicto bélico; Apolo tiró su arpa y se desmayó; Artemisa ya le apuntaba con una flecha dispuesta a matarla; Hermes sabedor de que por su culpa estaba este lió gordo, fue haciendo gala de su agilidad; Atenea ya hacía planos para solucionar el problema. Eris llegó muy educada y bien portada, saludo a todos, como si nada estuviera pasando, y justo cuando fue el momento de saludar al rey de los dioses, le dijo que su presencia en el festejo estaba limitada a la entrega de un presente a los Dioses, una Manzana Dorada, en concreto a la Diosa más bella de todas... se hizo el silencio en todo el Olimpo, ¿quién era la Diosa más bella? Instintivamente se pusieron de pie para recibir el obsequio Hera, Palas y Afrodita, era claro que entre las tres estaba la Diosa más bella del Olimpo, pero...¿quien era? Inmediatamente Eris dándose cuenta de la situación, se apresto a decir que la Diosa más bella sería designada por Zeus, quien intuyendo las consecuencias de tal acto, se apresto a decir que el sería un mal juez en esta situación, y que era mejor un juez imparcial, inmediatamente propuso que el Mortal más bello de la tierra fuera el encargado de designar a la Diosa más bella del Olimpo, Eris con una mueca de falla no tuvo más remedio que aceptar la propuesta de Zeus. Para fortuna de los Dioses, el mortal más bello del mundo no era pero ni por poco el hombre más inteligente. Este hombre se llamaba Paris, que era un mortal que vagaba sin mucha importancia en el mundo. Zeus se le presentó al mortal y le propuso que fuera el juez de la contienda, sin

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (6.4 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com