ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Valor De Educar


Enviado por   •  7 de Septiembre de 2012  •  2.672 Palabras (11 Páginas)  •  220 Visitas

Página 1 de 11

PRESENTACIÓN

El valor de educar es sin duda una magnífica obra en la cual se expresa de manera muy sensible la labor de los maestros y maestras, además de todo lo que encierra la educación.

Así mismo hace énfasis a los personajes que desde infancia han sido nuestros maestros y la huella que ellos dejan en nosotros.

Creo que como maestra fue una gran experiencia el leer la obra y mas aun lo será si lo que en mi dejo lo aplico en mi trabajo diario.

Considero que en algunas ocasiones, por el tiempo, exigencias, y diversas circunstancias he olvidado disfrutar más mi trabajo.

Por lo que este libro me hizo recordar él porque soy maestra y el sentirme orgullosa de que así sea.

La labor de un maestro es muy grande y depende de nuestro trabajo la proyección que demos a nuestros alumnos. Y la huella que en ellos dejemos. Ya que puede ser algo positivo o bien negativo y creo que esa huella no se borra fácilmente con el paso del tiempo, sino que perdura y afecta en la vida futura. Y esto en verdad lo digo por experiencia como alumna y recuerdos de la infancia.

El libro está compuesto de seis capítulos los cuales tratare de abordar con una opinión personal y relacionándolos con mi experiencia personal.

CAPITULO I

EL APRENDIZAJE HUMANO

En este capítulo nos habla de que el ser humano no es nadamas “humano” por el hecho de que nacimos así como humanos, como especie, sino que va mas allá, que significa tener otro nacimiento a la verdadera humanidad que implica poner en práctica relaciones interpersonales con otros, esfuerzo propio por perseverar y trascender.

Me llama la atención cuando menciona que los ser humano nacemos inmaduros aun, para enfrentarnos a esta vida y ser “humanos”, pues creo que es cierto y es la labor de las familias apoyar en este desarrollo a los niños.

También me agrada cuando argumenta que el ser humano consiste en vocación de compartir lo que ya sabemos entre todos. Y considero que esto es algo muy valioso y que realmente nos hace crecer como personas y como docentes, sin embargo también se que es difícil e implique esfuerzos.

Hace énfasis en que como maestros tenemos que estar constantemente conflictuando al alumno, para que tenga deseos de aprender, es así como entiendo que se debe de despertar la curiosidad en los pequeños y reconocer la ignorancia para partir hacia los aprendizajes.

El aprendizaje es fundamental y no puede ser sustituido por amor, pero si puede ser más fácil cuando hay de por medio amor, y yo lo aplico el amor a los alumno, al trabajo, a la profesión, a los iguales, a la vida, además el amor propio, pues si existe tal amor tendremos la necesidad de aprender para supernos como seres humanos.

Otro punto que me gusto es cuando menciona la importancia de enseñar a nuestros semejantes, pero también aprender de ellos, como una forma de establecer nuestra humanidad.

El significado que le damos a los sucesos y situaciones dependerá de las relaciones que establezcamos con los demás, pues no somos seres aislados que construyen sus propios significados, debemos tener en cuenta la experiencia de los otros con quienes interactuamos, además de la realidad en la que se encuentran incluso para comprender y valorar la nuestra.

CAPITULO II

LOS CONTENIDOS DE LA ENSEÑANZA

Hace nuevamente énfasis en que hay que aprender, y menciona que para ser hombre no basto solo con nacer sino que se tiene que APRENDER, que se va creando experiencia conforme lo que vivimos.

Estoy muy de acuerdo lo que menciona en cuanto a que los niños son los mejores maestros de otros niños, pues lo he visto con mis alumnos como el aprendizaje entre iguales tiene excelente resultados.

Al hablar de la enseñanza argumenta que no cualquiera puede enseñar de cualquier cosa, sino que se tiene que estar preparado. Y menciona la enseñanza institucional diciendo que alguien del grupo es el que tendrá que tener todos los conocimientos de todo para poder enseñarlos, sin embrago en esta parte difiero un poco, pues creo que nadie lo sabe todo y que el aprendizaje no tiene fin.

En nuestras aulas también debemos de dar oportunidad a que los alumnos sepan más que nosotros de algún tema y lo compartan con los demás, y de hecho eso sucede con frecuencia en la realidad.

“Una reflexión sobre los fines de la educación es también una reflexión sobre el destino del hombre…” (Juan Delval). Esta idea me parece muy interesante y muy cierta pues si nos ponemos a analizar la finalidad de la educación entendemos pues que es el mejorar la calidad de vida del hombre en lo personal y en la sociedad, brindándole elementos que le permitan constituirse como un ser capaz de relacionarse y vivir plenamente.

La labor del docente nos es solo brindar conocimientos científicos, sino también tenemos que trabajar con valores, con autoestima en nuestros alumnos, es decir debemos brindar herramientas que realmente ayuden a conformar seres humanos capaces de enfrentarse a una vida en sociedad en donde tendrán en un futuro que formar familias, integrarse a la sociedad productiva y sobre todos ser HUMANOS.

Menciona que aprender es una habilidad, y por lo tanto debemos de desarrollarla personalmente y además coadyuvar a que los alumnos la desarrollen y no se conformen con lo que se les da solamente. Pues aprender implica interrogar, investigar, argumentar, discutir, analizar, etc.

Es necesario que hagamos de nuestros alumnos personas capaces de relacionarse con los demás, de respetar, de pensar, de buscar información relevante y de expresar sus opiniones con argumentos.

La responsabilidad docente va mas allá de los conocimientos que se dan en el aula, debemos trabajar a diario con nuestros alumnos valores como la solidaridad, el respeto, la amistad, la empatía, la honestidad, la justicia, la tolerancia y el amor así mismos y hacia sus semejantes. Pues dentro de las aulas los niños, y jóvenes pasan gran parte de su vida y no podemos dejar a tras todo lo mencionado pues eso implica el educar para la vida.

Es por esto que nuestra labor no finaliza con la jornada escolar pues aun fuera de la escuela seguimos siendo un ejemplo.

Este capítulo me pareció muy importante pues desafortunadamente muchos docentes se basan solo a los contenidos conceptuales que se dan

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.4 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com