ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

"Fundación E Inicios De Roma Como Base De Características Transversales Para La Ciudad Romana En El Tiempo".


Enviado por   •  9 de Octubre de 2012  •  3.321 Palabras (14 Páginas)  •  679 Visitas

Página 1 de 14

Es evidente que cada civilización tiene bases que estructuran, de cierta manera, toda la vida que transcurre en esa cultura. Los inicios tienen ciertas características afianzadas que siempre han sido considerados como temas interesantes que los historiadores acogen para comprender toda la organización de los pueblos anteriores.

Llama nuestra atención descubrir todo tipo de aspecto que nos ayude a unir los cabos, para afirmar la realidad en la cual el Mundo Antiguo se desarrolló y se afianzó durante tantos siglos. Creo que no está demás el decir que aquello es lo relevante al estudiar historia; comprender el pasado, para mejorar nuestro presente. Sacar lo más provechoso del ingenio político, social y económico que presentaron estas civilizaciones, para proyectarlo en nuestro presente en pos de una mejora en la organización de toda índole.

Las civilizaciones occidentales presentan desde siempre una preocupación constante en la organización general de su pueblo. Este concepto de “organización” es el que probablemente permitió que se mantuvieran en el tiempo y lograran establecerse con tal magnificencia. Es interesante analizar como cada sociedad se responsabiliza en mejorar cada aspecto de esta organización, algunos más enfocados en la política por ejemplo, como otros en la literatura y la filosofía. Pero a pesar de estas especificaciones, todas se apoyan de un mismo pilar; la religión, la guerra, la política y la economía, entre otras. Éstas parecen ser los factores de una ecuación para la supervivencia. Y no se encuentra lejano a nuestra propia realidad, pues es así como la preocupación de nuestros gobernantes debiera estar establecida en estos conceptos, para una mejor “organización”.

Es a partir de esta idea, que quisiéramos enfocarnos en los inicios de la gran Roma, destacar cada aspecto que influyó, a lo largo del tiempo, a que llegara a ser lo grandioso que fue. Para esto, quisiéramos orientar nuestro análisis en dos aspectos que se establecen en la fundación de Roma y que provocarán consecuencias en todo el progreso de Roma: nos referimos a la intención política y religiosa de la cual se arraigan estos individuos para conformar lo que conocemos como Roma. Son estos dos conceptos que aparecen continuamente en el comenzar de Roma y que fomentan todo el actuar posterior. De esta forma, quisiéramos comprender en qué aspectos los conceptos mito y política, que aparecen en la formación, fundación y primeros años, se presentan transversalmente durante todo el vivir de Roma.

Al referirnos a religión, hacemos alusión a la utilización mitológica que se tiene en Roma. Pues, su creencia religiosa está fundada en un mito.

La intención es entender estos principios fundamentales que aparecen con la fundación y primeros años de Roma, para constatar lo relevantes que fueron para el transcurso de esta civilización. Y comprobar, realmente, si fueron tan influyentes como para mantenerse en el tiempo y concretar, finalmente, lo que conocemos como la poderosa Roma.

Quizás sea precisamente en los inicios de Roma donde se instalan todas estas instituciones y estructuras que prevalecen en el romano durante tantos siglos. Aquella tradición se expresa constantemente en el obrar del pueblo, provocando características propias de este ciudadano romano. A continuación analizaremos estos dos conceptos nombrados anteriormente para afirmar en una conclusión nuestra idea principal.

Primeramente, expondremos el aspecto mitológico y religioso que toma primordial relevancia en todo el quehacer de Roma. Es más, sabemos que Roma tiene una génesis mitológica que prevalece constante en las decisiones de los gobernantes y en consciente de todos los habitantes. La divinidad siempre está presente en los hechos, afirmando así que la creación y conservación de Roma tiene una apreciación de los dioses ante los demás pueblos, por esta razón la superioridad está prácticamente predestinada. Se tomarán consideraciones expuestas en “La Eneida” y en los textos de Tito Livio, de manera de que el análisis se complemente de estas evidencias y se presente una tendencia plenamente mitológica y otra visión más histórica.

Luego, tomaremos algunos ejemplos que establezcan este principio fundamental de lo político en los comienzos romanos. Entender cómo este aspecto se arraiga cada vez más en la sociedad romana y se hace fuerte en su continuar. Entendiendo que una de las características más trascendentes de Roma es su concepto político, el cual aún se manifiesta en nuestros tiempos.

No podemos finalizar esta introducción sin mencionar que lo político y lo religioso tienen una plena y directa relación con el carácter social. Pues bien, el ciudadano romano no se forma sólo, sino que necesita estructurarse dependiendo de las leyes (tanto divinas como gubernamentales) que le exigen cumplir responsabilidades. De esta forma, el romano tiene singularidades que lo destacan de las otras tribus, pues se modifica a partir de una idea política y religiosa referente en todo su pensar y actuar.

Se puede constatar, a través de diferentes lecturas, que el aspecto político y religioso se manifiesta imponente en muchas ocasiones y que éstas estén completamente unidas al consciente colectivo romano, vale decir, del carácter social. No es menor ver cómo existe una aceptación y seguridad del romano al creer que su superioridad se fundamenta en la prioridad divina hacia éstos. Y que aquello, sorprendentemente, los ayude a tener la confianza suficiente para gobernar toda la península itálica, o por lo menos la mayor parte de ella.

De esta forma es como intentaremos comprobar si son los hechos de la fundación de Roma una base fundamental para el crecimiento de la Roma posterior. Por ello, cabe preguntarse ¿podría ser la religión y la política los términos que afianzan el predominio romano? ¿Es la fundación y los primeros momentos de Roma los que lo diferenciaron de las otras tribus para tener próximamente el poderío itálico? ¿Podrían haberlo conseguido sin un principio religioso que los avalara? Y ¿Hubiesen conseguido esta potente estructura política si no hubiese sido una preocupación de los fundadores y primeros gobernantes?, así entre muchas otras.

Esperamos encontrar los ejemplos y la realidad más próxima a nuestra intención, para que finalmente podamos afirmar nuestra tesis y establecer a la fundación de Roma como principio religioso y político que prevalecerá en la organización romana.

Cuando hacemos referencia a lo religioso propiamente, no podemos evadir la realidad de este concepto para la época a la cual nos dirigimos, pues tiene un fundamento completamente mítico.

La religión romana se asienta con características míticas, donde las divinidades y seres supra humanos conforman

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (20.6 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com