ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Identidad, exclusión y racismo: Reflexiones teóricas y sobre México


Enviado por   •  19 de Octubre de 2015  •  Resúmenes  •  1.455 Palabras (6 Páginas)  •  831 Visitas

Página 1 de 6

Identidad, exclusión y racismo: reflexiones teóricas y sobre México

LAS PARADOJAS DE LA IGUALDAD

Todos los habitantes de nuestro planeta tenemos un valor (no una esencia o una identidad) igual como seres humanos. Este reconocimiento engendra susceptibilidades y paradojas de primera magnitud. Susceptibilidades porque toca aspectos puntillosos de la sensibilidad de individuos, grupos, colectividades, sociedades o naciones (o ambas). Paradojas porque al hablar de derechos iguales nos enfrascamos en una contradicción central.

IDENTIDAD Y OTREDAD

Identidad y otredad son dos caras de la misma moneda. Ningún grupo humano se autopercibe y se autodefine más que por oposición a la manera cómo percibe y define a otro grupo humano, al que considera diferente de sí. La identidad no es un absoluto previamente determinado por el origen y la pertenencia puramente étnica, situado más allá de la conciencia y de la voluntad de los hombres. Más bien es una realidad social marcada por profundos imperativos: el territorial, el económico, el de clase, el político, el institucional, el de la re-creación y re-elaboración constantes de la memoria e historia grupales, así como el de la asunción de la propia cultura.

LOS UNIVERSALES Y LOS MECANISMOS RECURRENTES DE LA

EXCLUSIÓN Y LA INTOLERANCIA, CUNA DEL RACISMO

Parecen ser universales: la aparente incapacidad de constituirse uno mismo sin excluir al otro, y la aparente incapacidad de excluir al otro, sin desvalorizarlo y, finalmente, sin odiarlo. No obstante, esa manera de representarse al otro tiene su historia. En el tiempo humano de cuyo andar no hay historia registrada, existe sólo un .nosotros. y nuestro proceso de autoafirmación. Posteriormente, las comunidades humanas encuentran a los otros y, a partir de ahí, hacen frente a tres posibilidades: considerar a las instituciones de esos otros como superiores; considerarlas como iguales o equivalentes; o considerarlas como inferiores.

EL RACISMO

La raza

Desde el punto de vista biológico, las razas no existen. No hay duda de que hay variaciones genéticas; pero es muy difícil partir de un gen o de un grupo de genes y trazar una línea alrededor de su distribución en el espacio de tal modo que podamos definir los límites de una “raza”. Las agrupaciones humanas en términos de “blancos” o “negros”. No pueden por ello ser marcadas o establecidas en términos genéticos de ninguna manera que sea mínimamente clara o precisa. Al igual que la identidad, la raza es entonces una idea. Como muchas otras ideas, resulta que la idea de “raza” tiene un enorme peso en la realidad porque las personas que creen en ella se comportan como si las razas realmente existieran; por ello, las transforman en categorías sociales dotadas de un gran poder: en realidades sociales sumamente significativas.

La etnicidad

La etnicidad es también una construcción social. Se refiere a diferencias “culturales”.

La raza  y la etnicidad son conceptos distintos, aunque con frecuencia estrechamente relacionados, en especial dentro de las sociedades coloniales o en las sociedades con un pasado colonial. Las dos son construcciones sociales, pero construcciones sociales distintas.

La clase en relación con la raza y la etnicidad

Los orígenes del racismo pueden encontrarse en las relaciones sociales de clase inherentes al colonialismo. Las categorías raciales fueron creadas por la burguesía con el propósito de dominar mejor a una parte específica de la fuerza de trabajo, calificada así como “inferior” y sólo apta para el trabajo manual. Hoy sabemos que aun si esta visión no es totalmente incorrecta, simplifica en exceso la realidad histórica del mundo colonizado.

LOS RACISMOS ORDINARIOS EN TIEMPOS DE LA MODERNIDAD

En tiempos de la modernidad se puede dividir al conjunto de manifestaciones racistas de nuestro planeta en dos grandes grupos: a) las que responden a “la lógica de la desigualdad” y b) las que responden a “la lógica de la diferencia”.

A. El racismo de la desigualdad

En dicho grupo se encuentran los fenómenos que tienen su origen en la tradición comunitaria, afirman la diferencia, exaltan la pureza de las razas y separan a los grupos. Las mayorías o el grupo en el poder, considera que el otro tiene su lugar en la sociedad, en la nación o en el imperio, con la condición de que sea aminorado, confinado en lo más bajo de las relaciones de producción: explotado o sobreexplotado.

B. El racismo de la diferencia

Dentro de este segundo grupo se encuentran los fenómenos de discriminación o exclusión o ambos.

El resultado de esto es, empero, la marginación, la exclusión y en muchas ocasiones una violencia de tipo fundamentalista.

MÉXICO, ¿UN PAÍS RACISTA?

En México, el racismo “asimilacionista” en su versión moderna nació como ideología en las primeras décadas del siglo XIX. En 1830 José María Luis Mora escribió que los indios eran “cortos y envilecidos restos de la antigua población mexicana”, lo cual para él llevaba a la conclusión lógica de que era indispensable poner en marcha un proyecto que debía conducir a la fusión completa de los blancos y de los indios así como a la extinción de la “raza” india.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.4 Kb)   pdf (47.6 Kb)   docx (14.1 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com