ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Informe Contrato Social


Enviado por   •  27 de Abril de 2013  •  1.744 Palabras (7 Páginas)  •  719 Visitas

Página 1 de 7

Jean-Jacques Rousseau nació en Ginebra-Suiza, el 28 de junio de 1712 y muere en Francia el 2 de julio de 1778 . Con un carácter inestable y difícil, Rousseau sufría una manía persecutoria. Es por eso que a los 16 años abandona su ciudad natal, justificando este hecho en sus posteriores memorias con supuestas injusticias y dificultades de las que era objeto. No obstante esto le ayudó para ser reconocido a nivel mundial como un gran escritor, filósofo y músico, definido como un ilustrado, siendo parte de sus teorías una reforma a la Ilustración y prefigurando al posterior Romanticismo. Por otra parte las ideas políticas de Rousseau influyeron en gran medida en la Revolución Francesa, el desarrollo de las teorías republicanas y el crecimiento del nacionalismo. Su herencia de pensador radical y revolucionario está probablemente mejor expresada en sus dos más célebres frases, una contenida en El contrato social: «El hombre nace libre, pero en todos lados está encadenado»; la otra, contenida en su Emilio o de la Educación: «El hombre es bueno por naturaleza», de ahí su idea de la posibilidad de una educación.

Por otra parte cabe señalar que sus escritos no eran de agrado para todo el mundo muestra de ello es que Rousseau es desterrado de Francia debido a que el gobierno no estaba de acuerdo con sus ideales, debido a esto se regresó a Suiza. Uno de los escritos que causó más revuelo fue su famosísimo contrato social, el cual como teoría política, explica, entre otras cosas, el origen y propósito del Estado y de los Derechos Humanos. La esencia de su teoría es la siguiente: “para vivir en sociedad, los seres humanos acuerdan un contrato social implícito, que les otorga ciertos derechos a cambio de abandonar la libertad de la que dispondrían en estado de naturaleza”. Siendo así, los derechos y deberes de los individuos los que constituyen las cláusulas del contrato social, en tanto que el Estado es la entidad creada para hacer cumplir con el contrato. Del mismo modo, los hombres pueden cambiar los términos del contrato si así lo desean; los derechos y deberes no son inmutables o naturales. Por otro lado, un mayor número de derechos implica mayores deberes; y menos derechos, menos deberes. Es por eso que decidió materializar sus ideales en este contrato debido a que él fue sometido a muchas injusticias y veía como todo un pueblo era sometido a ordenes de una sola persona sin derecho a reclamar nada ; toda su vida fue empleada a defender sus derechos y los de todo un pueblo.

No obstante, cabe señalar que, mediante El Contrato Social, Rousseau le abre paso a la democracia. En la misma, todos los miembros reconocen la autoridad de la razón para unirse por una ley común en un mismo cuerpo político, ya que la ley que obedecen nace de ellos mismos. Esta sociedad recibe el nombre de república y cada ciudadano vive de acuerdo con todos. En este estado social son necesarias las reglas de la conducta creadas mediante la razón y reflexión de la voluntad general que se encarga de desarrollar las leyes que regirán a los hombres en la vida civil. Según Rousseau, es el pueblo, mediante la ratificación de la voluntad general, el único calificado para establecer las leyes que condicionan la asociación civil. De acuerdo a la obra de Rousseau, todo gobierno legítimo es republicano, es decir, una república emplea un gobierno designado a tener como finalidad el interés público guiado por la voluntad general. Es por esta razón, que Rousseau no descarta la posibilidad de la monarquía como un gobierno democrático, ya que si los asociados a la voluntad general pueden convenir, bajo ciertas circunstancias, la implementación de un gobierno monárquico o aristocrático, entonces tal gobierno será legítimo, con la condición que sea ratificado por la voluntad general y vele por el bien común.

En su modelo político, Rousseau le atribuye la función de soberano al pueblo. A este término no le atribuye características que designan a una sola clase o nación, sino la representación de una comunidad de los que desean formar un Estado y vivir bajo las mismas leyes que son la expresión de la voluntad general. El pueblo, como soberano, debe llevar a cabo una deliberación pública, que ponga a todos los ciudadanos asociados en un plano de igualdad, en la cual el cuerpo no puede decidir nada que atente contra los intereses legítimos de cada uno. Entonces, es la función del soberano responder a todos, ya que sin esto no existiría Estado ni soberanía, pero no puede llevar a cabo o implementar más de lo que es necesario y estipulado por el bien común.

Las leyes en la república de Rousseau están desarrolladas conforme al orden social, establecido por la naturaleza del pacto social y no por las convenciones humanas de un sólo individuo. Las leyes deben fundamentarse en las convenciones que traducen en reglas las exigencias de la racionalidad y moralidad humana, a la misma vez, que no atentan contra el ideal de la justicia que impone que todos los asociados se respeten los unos a los otros. Rousseau establece que las reglas de la asociación deben ser el resultado de la deliberación pública, ya que en ella se encuentra el origen

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (10 Kb)
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com