ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

LAS IDEAS DE LOS NIÑOS Y EL APRENDIZAJE DE LAS CIENCIAS"


Enviado por   •  8 de Noviembre de 2014  •  3.800 Palabras (16 Páginas)  •  195 Visitas

Página 1 de 16

“LAS IDEAS DE LOS NIÑOS Y EL APRENDIZAJE DE LAS CIENCIAS”IDEAS DE LOS NIÑOS Y EL APRENDIZAJE DE LAS CIENCIAS”

R. Driver, E. Guesne y A. Tiberghien

Dentro de la enseñanza-aprendizaje de las Ciencias Naturales se ha propuesto realizar los procesos educativos a partir de los alumnos y sus características, esto es todavía una ocupación compleja, aún cuando se ha destacado la importancia de retomar estos elementos para lograr aprendizajes comprensivos, lo que implica dirigir más la atención hacia las ideas de los estudiantes.

La formación que los alumnos reciben pretende contribuir a mejorar sus condiciones de vida, a prepararlos para entender la causa de algunos de los problemas de su medio natural y social y así poder contribuir a su superación.

Ese conocimiento no empieza en la escuela, ya que desde pequeños el niño tiene relación con la naturaleza. La familia y el medio cultural en que viven influyen en la construcción de las nociones del entorno.

En relación con el entorno natural van formando su propia representación del mundo físico y elaborando hipótesis y teorías sobre los fenómenos que observan. En estas presentaciones o concepciones estructuran de manera especial lo que ellos pueden percibir con lo que se les dice. Estas ideas y explicaciones generalmente son distintas a las de los adultos y a las de la ciencia, pero tienen una lógica que tiene relación con las experiencias y el desarrollo intelectual del niño.

Las ideas de los niños se modifican al confrontarlas con nuevas experiencias, y al razonar sobre las opiniones que les dan otras personas. El niño aprende cuando modifica sus ideas y añade a ellas nuevos elementos para explicarse mejor lo que ocurre a su alrededor.

Los cambios que tienen estas ideas siguen un proceso que no puede dar brincos muy grandes. Para que un niño comprenda un nuevo concepto lo tiene que relacionar con algunas de sus experiencias o con las ideas que él ya ha construido.

Los alumnos no pueden entender algunas de las explicaciones que dan las ciencias, por mucho que las presenten con actividades y de manera interesante, porque son muy distintas de lo que ellos piensan. Por la misma razón, los niños se entienden mejor y aceptan más ácilmente las nuevas explicaciones que da otro niño o una gente que piensa de manera parecida a ellos.

Para que las ideas de los niños se vayan acercando a las ciencias, se deberá reconocer las concepciones de los niños que pueden parecer errores pero que en realidad son pasos indispensables en el camino que los acerca a las concepciones científicas. Muchos de

estos aparentes errores en las ideas de los niños también han sido concepciones que en otros tiempos ha mantenido la ciencia.

La ciencia también sigue un proceso en su construcción y lo que hoy parece correcto mañana se encuentra que es insuficiente o parcial y debe ser cambiado por una explicación mejor para algún fenómeno natural.

En ese proceso es necesario que los niños se den cuenta de cuáles son sus ideas y las comenten con otras personas. Por eso la enseñanza de las ciencias pretende que los alumnos piensen sobre lo que saben acerca de su realidad, que lo sepan exponer y confronten sus explicaciones con las de sus compañeros, con la información que les da el maestro u otros adultos y con lo que leen en los libros o reciben a través de otros medios de comunicación como la televisión. De esta manera los niños pueden modificar las ideas que les resulten inadecuadas.

En esta interacción con el medio social y natural adquiere la actitud y hábito de reflexión sobre la realidad y con ello los alumnos construyen poco a poco su conocimiento sobre ella.

Con actividades sobre temas científicos y tecnológicos los alumnos elaboran nuevos conocimientos sobre su medio natural, pero sobre todo pueden desarrollar las actitudes de:

1. Expresar sus ideas para que otros las entiendan.

2. Predecir lo que puede ocurrir en ciertas situaciones.

3. Aprender a comprobar sus ideas.

4. Argumentar lo que piensan para tratar de convencer a los demás.

5. Buscar explicaciones a nuevos problemas para tratar de entender por qué ocurren.

6. Comparar situaciones para encontrar diferencias y semejanzas.

7. Escuchar y analizar opiniones distintas a las suyas.

8. Buscar coherencia entre lo que piensan y lo que hacen, entre lo que se aprenden en la escuela y fuera de ella.

9. Poner en duda la información que reciben si no la entienden.

10. Colaborar con sus compañeros para resolver juntos los problemas planteados. Interesarse por entender por qué ocurren las cosas de una cierta manera y analizar si no pueden ocurrir de otra. El desarrollo de estas actitudes es el aprendizaje más importante para acercarse al conocimiento científico y al de la vida diaria, que el memorizar cierta información que la ciencia y la tecnología han elaborado.

Las ideas previas responden a una lógica de pensamiento, influenciada por las experiencias realizadas en la vida cotidiana, generalmente son distintas a los conocimientos científicos y escolares; los sujetos van conformando explicaciones sobre la realidad de manera coherente lo que hace que las ideas previas puedan persistir aún después de la enseñanza.

Las características del pensamiento influyen de manera determinante en ellas, de manera que parecen evolucionar a medida que los niños se van adaptando a experiencias más amplias se van desarrollando hacia un pensamiento más formal, las ideas previas se van modificando, aunque en casos como los conceptos de Ciencias Naturales que presentan cierta complejidad, las ideas previas prevalecen aún en la edad adulta.

1. ¿De qué forma adquieren los niños ideas e interpretaciones acerca de los fenómenos y procesos naturales?

2. ¿Qué implicaciones tiene para el aprendizaje la estabilidad de algunas interpretaciones infantiles sobre los fenómenos naturales?

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (23.2 Kb)  
Leer 15 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com