ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Los Rios Contaminados En Rep. Dom.


Enviado por   •  29 de Agosto de 2011  •  1.106 Palabras (5 Páginas)  •  1.237 Visitas

Página 1 de 5

Los ríos, lagos y las lagunas del país agonizan y mueren

Los lagos, lagunas y arroyos siguen la misma suerte de los ríos. Las lagunas del Este están seriamente amenazadas. Los ríos del Cibao, donde abundaban los peces, se han reducido notablemente

El río Ozama, a pesar de su importancia, ha ido disminuyendo su caudal debido a múltiples factores.

Santiago Estrella Veloz

SANTO DOMINGO.- Los principales ríos del país están agonizantes. La deforestación, la extracción indiscriminada de materiales para la construcción -legal o ilegal- junto a la contaminación, ha causado la desaparición de muchos de ellos, lo que constituye una real amenaza para la agricultura, el consumo humano y la generación de energía eléctrica.

Los lagos, lagunas, arroyos y escorrentías siguen la misma suerte de los ríos. Las lagunas del Este, por ejemplo, están seriamente amenazadas por las actividades del hombre. Los ríos del Cibao, donde antes había abundante pesca, se han reducido tan notablemente que en algunos casos son apenas senderos de piedras.

En la capital de la República, los ríos Haina, Ozama e Isabela, testigos mudos de grandes acontecimientos históricos y fuentes de inspiración de escritores y poetas, están prácticamente muertos. La pesca desapareció hace varios años, lo que eliminó una fuente de ingresos para cientos de pescadores.

La civilización los mantiene en permanente agonía, sin que alguien se apiade de ellos.

Los tres están convertidos en verdaderas cloacas, pues en ellos descargan los desperdicios más de 300,000 personas que viven en sus riberas, además de os desechos químicos de seis industrias en el Haina y 24 en el Ozama e Isabela, este último su tributario.

La gravedad de la contaminación de esos tres ríos, que bordean la ciudad de Santo Domingo por el Oeste, el Norte y el Este, ha generado serios problemas de salud entre quienes viven en sus riberas, entre el lodo y los mosquitos, frecuentemente amenazados por torrenciales aguaceros o por los huracanes.

Curiosamente, el huracán Georges del 22 de septiembre de 1998, provocó tal desborde de los ríos Haina, Ozama e Isabela que les sirvió de bien, pues muchos de los desperdicios arrastrados fueron a parar al mar, en el litoral Sur. Pero al volver a la normalidad, también volvió la contaminación.

Solamente el Ozama, para dar un ejemplo, recibe diariamente la descarga de unas 480 toneladas de basura doméstica, equivalente a 175,200 toneladas por año, sin incluir en ella los residuos de plaguicidas, hidrocarburos, grasas, sulfatos, cromo, manganeso, níquel, cobre, zinc, plomo y cadmio, para citar algunos de los muchos contaminantes que ocasionan graves daños a la salud.

Hay que añadir el daño causado por la extracción indiscriminada de materiales de construcción, principalmente del río Haina, a pesar de que existe un decreto que lo prohibe.

Sin embargo, traficantes de arena, grava y gravilla se burlan impunemente de la Ley, alegando que “la industria de la construcción no puede ser paralizada”, a pesar de que se sabe que hay otras alternativas para conseguir esos materiales sin afectar las cuencas de los ríos.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales tiene identificadas 502 canteras secas en todo el país para la extracción de materiales de construcción, de las cuales 256 están en operación. Estas se encuentran ubicadas en las provincias Peravia, San Cristóbal, Santiago, La Altagracia, Monseñor Nouel, La Vega

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com