ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Mercado de comida rápida


Enviado por   •  24 de Febrero de 2012  •  Ensayos  •  931 Palabras (4 Páginas)  •  629 Visitas

Página 1 de 4

Tal vez algunos, sobre todos los jóvenes, se complacen al consumir alimentos que solamente llenan pero no nutren. El sabor es el único beneficio que les satisface y ese sabor casi siempre está ligado con el exceso de alguna sustancia que a la larga es dañina para el cuerpo y que acarreará enfermedades.

Si sólo nos alimentamos de hamburguesas, pizzas, hot dog o papas fritas nuestra salud será deficiente. De vez en cuando no hace daño; pero el núcleo de nuestra alimentación debe de ser balanceada.

Una de las funciones de un buen gobierno que tenga intenciones de educar a su pueblo para una vida mejor sería la de enseñarles a comer. La buena alimentación no es cara; vale más un litro de refresco que un litro de leche. Las frutas y las verduras nos nutren y cuestan más baratas que los fritos embolsados.

Ahora bien, cuando hablamos de nutrición no solamente nos referimos a la física. Bien dice el dicho que mente sana en cuerpo sano. Si pretendemos la salud para alargar nuestra vida y disfrutarla, tenemos que pensar que existen otras áreas en donde debemos de pretender la misma salud. Por ejemplo, en el campo espiritual y cultural.

Lo mismo que pasa con la comida, en el campo de la cultura y del espíritu abundan productos en el mercado que al parecer son muy apetecibles pero cuando se les analiza no contienen los nutrimentos que el espíritu necesita. En la sociedad de mercado, los productos que principalmente se elaboran son los de úsense y deséchense; o sea, que son tan malos, que ni siquiera vale la pena guardarlos; la idea es que compres otros y cuanto más antes mejor.

En el mercado abundan los productos que tratan de satisfacer a nuestro espíritu, a nuestro intelecto, a nuestra sensibilidad. Por ejemplo, tenemos abundancia de religiones; aunque ahora la mayoría dicen ser monoteístas, del mismo dios hay muchas versiones o muchos asegunes según la interpretación de la Biblia o las conveniencias humanas que es el tamiz que debe de pasar el escrito religioso. Y por si esto no fuera suficiente, hay mucha basura escrita sobre temas afines que explotan el morbo a partir de supuestos que no están comprobados, pero que la gente tiende a creer como verdaderos y no como lo que en realidad son, como una ficción para conseguir consumidores. Caso concreto, el código Da Vinci y el Caballo de Troya.

Y si lo religioso que es lo más sagrado, tiene todas estas interpretaciones o todas estas adaptaciones según intereses, que diremos de todos los demás productos culturales que también pasan con idénticos procesos con el único fin de poder vender. Música, literatura, danza, pintura, escultura, y demás artes para consumo popular. Sobre todo, hablando de la música, en lugar de mejorar o buscar nuevas opciones de expresión, que cuando hablamos de arte de eso se trata, minimizamos las estructuras y los contenidos de tal manera que

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5.5 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com